La mujer destina cerca del 90% de su renta en la familia o en la comunidad, pero los hombres solo el 40%

Por:  24 septiembre, 2015
Sea de su agrado o no, la materia impositiva es uno de esos campos en los que no puede desentenderse o alegar que no sabía que tenía que cumplir con cierta obligación.
Sea de su agrado o no, la materia impositiva es uno de esos campos en los que no puede desentenderse o alegar que no sabía que tenía que cumplir con cierta obligación.

Sao Paulo. La inserción económica de la mujer en el mercado de trabajo necesita tener el reconocimiento de su derecho a la maternidad, que es permanente y no se limita a una licencia, afirmó la especialista española Arancha González, durante su participación en un foro internacional de emprendedoras.

González, directora ejecutiva del International Trade Center (ITC), órgano vinculado a la Organización Mundial del Comercio (OMC), señaló que el fortalecimiento económico de la mujer y la igualdad de género en el mercado laboral frente a los hombres pasa por adopción de políticas públicas que reconozcan siempre su condición de madres.

"No todas las mujeres empresarias son madres, ni todas son casadas, pero hay una gran parte que puede conciliar eso y por eso, evidentemente, las políticas públicas son esenciales"   , declaró González después de la apertura del Women Vendors Exhibition & Forum.

González, quien aprovecha su visita a Brasil para acompañar proyectos apoyados por el ITC con mujeres emprendedoras, como caficulturas y recogedoras de basura, comentó que la situación de la mujer en el mercado labor va más allá de asuntos "ideológicos" y debe ser mirado como un tema de discusión económica.

Según datos internacionales del ITC presentados por González, la mujer destina cerca del 90% de su renta en la familia o en la comunidad, mientras que en los hombres ese porcentaje cae a un 40%, con un desvío de sus gastos para uso personal o entretenimiento.

"Lo que el FMI (Fondo Monetario Internacional) nos dice es que los países que incluyeron las mujeres en la economía tienen una capacidad de generación de riquezas mayor", destacó González.

Entre los objetivos del ITC, que busca convertir a pymes de economías en países emergentes en empresas más competitivas, está la inclusión de un millón de empresarias en el mercado internacional, a partir de un banco de datos abierto.

"Una justificativa muy común que escuché de grandes empresarios es que ellos no saben en dónde están las mujeres emprendedoras y lo que queremos es darle una respuesta a eso", subrayó la especialista.

De los $15 billones en el mundo que maneja el sector público, sólo un 12% son relacionados a transacciones o contratos con mujeres.

En Brasil, la primera acción para consolidar el banco de datos fue el desafío tecnológico exclusivo para mujeres y propuesto por el ITC para desarrollar una aplicación que albergue la plataforma.

"La percepción es que las mujeres sólo están en sectores como el textil, de calzado o en la agricultura, pero hay muchas mujeres en áreas tecnológicas, de ingeniería o en la minería", resaltó González.

En ese sentido, añadió la especialista, algunos movimientos y organizaciones "presionan" a los Gobiernos para que le permitan a la mujer ejercer "su derecho económico".

En el mismo foro, la ministra de Políticas Públicas para Mujeres de Brasil, Eleonora Menicucci, citó que el 47% de las pequeñas empresas del país son lideradas por mujeres y 52% de los nuevos negocios también son comandados por ellas, pero el rendimiento de los proyectos liderados por hombres es ampliamente superior.

"El Estado y la sociedad necesitan combinar esfuerzos para combatir la desigualdad y aumentar el número de mujeres emprendedoras", apuntó la ministra.