21 noviembre
 ¿Es usted un colaborador al que metieron en el congelador?
¿Es usted un colaborador al que metieron en el congelador?

El término “meter al enfriador a un colaborador” es comúnmente utilizado en muchas empresas, ya sea por discrepancias laborales o personales.

Muchas compañías introducen al congelador a uno o varios de sus colaboradores, como resultado de diferencias de opinión o encuentros personales entre el jefe y el empleado.

Meter al enfriador a un colaborador, en pocas palabras, significa eliminar su crecimiento profesional y volverlo un cero a la izquierda, lo que genera en el empleado un grado de desmotivación tal que termina entrando en una zona de confort en la cual se desenvuelve con la mínima exigencia y motivación; probablemente termine renunciando a su puesto, si es de los que busca un mayor crecimiento laboral y personal.

Muchos jefes creen que al introducir al colaborador en una zona oscura, le hacen un bien a la empresa, sin embargo, en la mayoría de las veces se crea un clima laboral inapropiado, dado que los colaboradores desarrollan sus actividades con el temor de ser enviados al enfriador y dejar de ser considerados como parte importante de la empresa.

Y esto se ve reflejado de manera impositiva en los resultados, ya que los colaboradores se alejan de la felicidad laboral, desconectando su ser con el hacer.

¿Cómo afrontarlo? Si es usted un colaborador que ha sido introducido a la zona oscura, o enfriador, deberá empezar a tomar algunas decisiones, las cuales probablemente sean difíciles para algunos y para otros no tanto.

Al final de cuentas, la decisión de qué camino tomar quedará en sus manos; deberá decidir entre afrontar la situación de manera inteligente esperando que logre sacarlo de esta condición o tomar ese congelador como su área de confort, donde probablemente no le molesten pero tampoco le dejen crecer personal y profesionalmente.

En el momento que usted se sienta en esta zona de no crecimiento, debe iniciar la búsqueda de opciones para salir o identificar empresas que le permitan su crecimiento.

Sin embargo, está demostrado que un colaborador sin aspiraciones de crecimiento tomará este lugar como su sitio de paz y tranquilidad, el cual, a pesar de no crecer, se sentirá bien de no ser molestado y de recibir mensualmente su salario.

Mientras tanto, al otro lado, otros con aspiraciones de un mayor crecimiento laboral y profesional, tomarán la decisión de salir de esa zona oscura donde no se puede crecer.

¿Busca crecimiento?

Al momento de identificar que usted se encuentra en una zona de cero crecimiento dentro de su empresa, se recomienda tomar las siguientes decisiones:

• No se dejeenvolver por las facilidades de entrar en esta zona.

• Hable consu jefe sobre cómo se siente; siempre es bueno externar su pensamiento.

• Busque alternativas de mayor crecimiento.

• Analice opciones de capacitaciones que puedas autofinanciarse.

• Analice posibilidades de nuevos retos y fronteras.

• No se quedeesperando a que lo saquen de la zona, salga por usted mismo.

• Identifiquenuevos empleos que permitan su crecimiento.

Lo anterior con el fin de poder lograr alcanzar la autorrealización personal y volverse un profesional de tan alta calidad que sean las mismas empresas que se peleen por tenerlo no que usted sea el que las tenga que buscar.

“Si te encuentras imposibilitado para determinar qué aspecto de tu trabajo te disgusta, o si te estas transformado en la persona que dijiste que nunca serías, considera cuáles son los motivos que están incidiendo en esa situación”, afirmó el consultor gerencia, Hildemaro Infante.

El deseo de crecimiento es el motor que hace que los grandes emprendedores llegaran hasta donde están.

No se quede en esa zona que muchos consideran de confort, y que no le permite ver las alternativas que tiene para salir adelante.

Haga la diferencia y busque la luz que le haga crecer.