¿Quiere ser un gerente global? Esto es lo que tiene que hacer

Adaptación, humildad, buena actitud y hacer contactos son parte del plan

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Cuando su perfil profesional está completo, los conocedores del mercado global recomiendan potenciar habilidades personales: esa sería la clave a la hora de presentarse como candidato a una gerencia con alcance internacional.

Milena Castro, consultora asociada de PwC Costa Rica, asegura que un gerente puede ser exitoso en otro país si desarrolla los siguientes aspectos:

-Capacidad de adaptación (no comparar el nuevo destino con el país de origen u otros sitios).

-Humildad (apertura para aprender del estilo de trabajo local).

-Actitud positiva (buscar lo mejor del nuevo país, sin importar las circunstancias).

-Facilidad para el establecer redes de contactos (para ubicarse en el contexto del país).

-Multiculturalidad (capacidad para trabajar con culturas diferentes).

Este paquete de particularidades puede venir con la personalidad, pero también es posible desarrollarlo.

Amber Wigmore, director ejecutivo de Career Services en IE Business School, recomienda utilizar herramientas de diagnóstico como Career Leader y el Método Birkman, disponibles en las escuelas de negocios.

“Career Leader evalúa los principales intereses personales, las fortalezas y debilidades para poder recomendar a los candidatos unas carreras profesionales que incrementen sus posibilidades de tener una carrera profesional exitosa. El Método Birkman se centra en analizar la raíz de ese comportamiento con el fin de obtener el mejor encaje laboral posible.

Castro también recomienda dos tareas básicas que permitan la aplicación de las habilidades en la práctica: buscar asignaciones temporales en otros países y tomar proyectos que impliquen relación y comunicación regional o global.

María Carazo, directora de Selección en la empresa VIF International Education, coincide con esta recomendación. “Las competencias globales son críticas para la innovación en el siglo XXI”, asegura.

Para Carazo, las mejores herramientas de un profesional internacional son las que están por encima de las diferencias culturales o de cualquier otro tipo, por ejemplo: orientarse a la resolución de problemas con los recursos disponibles, enfocarse en la medición (de procesos y resultados), habilidad para aplicar la experiencia global a la realidad local y tener la puerta siempre abierta a la creatividad.

Multiculturalidad

¿Cuánta sensibilidad cultural tiene usted? Recuerde que se trata de “sensibilidad” y no únicamente “respeto” (aunque este también sea indispensable).

Por ejemplo ¿sabría cuáles fechas son sagradas para un musulmán, con el fin de contemplarlas en la asignación de tareas?

Para Wigmore, algunas carencias del gerente sólo se identifican cuando se encuentra ante las diferencias, y una buena forma de encontrarlas es enfrentándose a estos ambientes antes de asumir un puesto internacional.

“Las escuelas de negocios actuales, como ejemplos de ecosistemas multiculturales donde conviven alumnos de los cinco continentes, representan un entorno ideal para formar a los gerentes que liderarán el futuro empresarial venidero”, afirma.

Estas experiencias académicas se puede acompañar con prácticas personales para aumentar el nivel de conocimiento cultural. Castro sugiere una formación puntual sobre cada destino de interés, aplicando cuatro técnicas básicas:

-Leer sobre el país, comprender su historia y su idiosincrasia.

-Buscar encuestas de comparación de indicadores culturales.

-Realizar ejercicios especiales con el equipo de trabajo, que permitan la integración de cada uno de los miembros, y la asimilación de sus conocimientos y personalidad por parte del líder.

-Al llegar al país, establecer contactos locales estratégicos y evitar aislarse en una comunidad de ciudadanos del país de origen.

Si en medio del proceso se encuentra una práctica suya que genere incomodidad o que pueda ser interpretada como poco sensible, asúmala como una oportunidad de mejora y sea transparente sobre el tema con sus colaboradores y sus superiores inmediatos.

Estas consideraciones complementarán sus habilidades profesionales formales y le harán destacar en la lista de elegibles para puestos más estratégicos, con retos globales.

Sostenbilidad y financiamiento