Herramientas de coaching para ejecutivas

Asumir un enfoque "masculino" en rol de jefatura puede provocar vacíos en las mujeres líderes


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desde la segunda guerra mundial, momento en que las mujeres debieron asumir el liderazgo de sus casas y enfrentar el rol de proveedoras en ausencia de los hombres, se han convertido en eje fundamental de la sociedad.

Hasta ahora, la mujer ha ascendido rápidamente en un mundo preconcebido como masculino y es notorio su ascenso organizacional y su acceso al desarrollo de iniciativas empresariales.

El liderazgo femenino es actualmente valorado y cada vez es más frecuente encontrar a mujeres en altas posiciones y con grandes responsabilidades en un mundo empresarial globalizado y fuertemente competitivo.

La competencia relacional propia de nosotras las mujeres, hace que desarrollen un estilo de liderazgo más participativo, transformacional y cooperativo en las organizaciones donde ejercen roles gerenciales y ejecutivos.

El liderazgo, disciplina, orden, método y compromiso con ellas, con sus familias y con el desarrollo de personas hacen que la mujer sea de impacto e influencia en su contexto.

Para lograrlo, es necesario conectarse con la intuición y permitirse fluir hacia aquellos "puntos" que marcarán la diferencia y abrirán nuevas oportunidades.

Pregúntese: ¿Hacia dónde quiero dirigirme? ¿Qué es lo que el mercado necesita? ¿Cuál es el diferenciador que puedo imprimirle a mi iniciativa?

El amor por lo que hace es la fuerza creadora que la  conecta con el propósito y le otorga sostenibilidad en el tiempo, no obstante son la disciplina, la constancia y la determinación las que aseguren los objetivos empresariales.

Pregúntese: ¿Haría este trabajo así no recibiera una compensación? ¿Poseo la disciplina suficiente para llevar a cabo mi proyecto?

Toda iniciativa empresarial debe contribuir con un "propósito" de bien mayor direccionado al mercado. El objetivo es entender y apropiarse de este "propósito".

Pregúntese:  ¿Cómo mi negocio puede contribuir al bienestar de otros? ¿Cómo genuinamente puede contribuir la empresa al desarrollo de quienes la conforman y con quienes se relaciona, por ejemplo inversionistas, accionistas, clientes, proveedores?

Un error común

Se ha observado varias mujeres que como método de adaptación "masculinizan su liderazgo" proceso que describo como los ajustes que hace una mujer para ser más dominante, más agresiva, más territorial, menos sensible.

Con este enfoque algunas mujeres alcanzan ciertos indicadores de éxito, como posición, poder, posesiones, prestigio, sin embargo, experimentan sentimientos de carencia y ausencia de su verdadera realización, felicidad, plenitud o disfrute.

Es decir, consciente o inconscientemente se negaron algunas facetas y con el tiempo se convirtieron en vacíos en sus vidas. ¿Es algo irónico verdad? Cambiar su esencia y en cierto sentido perderse a sí mismas.

Por eso se recomienda:

  • Soltar el temor a liderar, centrarse en las oportunidades y fluir con el éxito.
  • Reconocer el valor del liderazgo femenino.
  • Apalancarse en la capacidad relacional y generar verdaderos vínculos productivos.
  • Fortalecer la capacidad comunicativa y unirse a un fin común.
  • Vigorizar la capacidad de inspirar y facultar a las personas para que contribuyan en el cumplimiento de metas.
  • Fortalecer la capacidad de desarrollar a otros líderes.
  • Planificar un desarrollo de carrera de manera consciente sintiéndose satisfecha en las diferentes áreas de la vida.

* Bibiana Cortázar es coach de vida, ejecutivo y empresarial, y es cocreadora del Coaching Espiritual Transpersonal.

    Sostenbilidad y financiamiento