Dolor de cabeza y fatiga son algunas de las consecuencias, que pueden tener impacto directo en la calidad del trabajo

Por: Jéssica I. Montero Soto 29 abril, 2015
Algunas tareas requieren iluminación artificial adicional específica, por ejemplo, colocar lámparas pequeñas sobre los escritorios.
Algunas tareas requieren iluminación artificial adicional específica, por ejemplo, colocar lámparas pequeñas sobre los escritorios.

La iluminación es clave para la productividad, pero también para mantener la buena salud de los colaboradores.

Según estudios como una investigación de la Universidad de Cornell y otro de la Sociedad Norteamericana de Diseñadores de Interiores, dificultades como fatiga visual, agotamiento, estrés y jaquecas son los principales malestares relacionados con la iluminación en las empresas, aunque también la falta de atención y desánimo son otros factores que pueden causar accidentes, ausentismo laboral y bajo rendimiento.

"La función más relevante de la iluminación en espacios de trabajo es apoyar la tarea del colaborador, por lo que este criterio debe prevalecer a la hora de elegir las soluciones. Un ejemplo muy simple del efecto perjudicial de la iluminación inadecuada es cuando las personas deben forzar la vista constantemente para ver pantallas o documentos. Esta situación afecta la salud y la productividad del trabajador, además de incidir en su estado de ánimo", aseguró Sergio Campos, project manager de Sylvania , empresa fabricante de productos de iluminación.

Algunos efectos de la iluminación inadecuada en la salud son:

-Trastornos oculares: dolor e inflamación en los párpados, fatiga visual, pesadez, lagrimeo, enrojecimiento, irritación, visión alterada.

- Cefalalgias: Dolores de cabeza. Ocasionalmente, el médico debe revisarlos para detectar si es la iluminación la que los causa.

- Fatiga: Falta de energía y agotamiento. Cuando es causada por la iluminación, una persona que se levanta con energías, las pierde fácilmente. Si la persona está agotada por estrés o falta de sueño, la fatiga se extiende por todo el día. El médico debe revisar otros factores adicionales a la luz.

- Efectos anímicos: Falta de concentración y de productividad, baja atención y desánimo.

Algunas tareas requieren iluminación artificial adicional específica, por ejemplo, colocar lámparas pequeñas sobre los escritorios.
Algunas tareas requieren iluminación artificial adicional específica, por ejemplo, colocar lámparas pequeñas sobre los escritorios.

De acuerdo con los expertos, estas son algunas soluciones generales que se pueden aplicar para mejorar la calidad de la iluminación en espacios de trabajo y estudio.

- Aprovechar al máximo niveles bajos de la luz natural, para que no incida directamente sobre las personas.

- Considerar la luz artificial como un complemento a la natural en el día y como la fuente principal en la noche: no debe usarse la misma iluminación durante las 24 horas.

- Utilizar una mezcla de iluminación general uniforme, localizada e iluminación focalizada. Todas deben tener controles individuales para variarse durante el día.

- Controlar las fuentes de deslumbramiento y resplandor. Si el ambiente emplea computadoras, debe considerar la temperatura, luz y efecto de reflejo en las pantallas.

Estas consideraciones se traducirán en mejores condiciones laborales y disminuirán los riesgos de errores, enfermedades y ausentismo, relacionados con la visión de sus colaboradores.