RECURSOS HUMANOS

Las mujeres se quedan atrás temprano en la vida corporativa

75% de los CEO o presidentes de empresas incluyen la igualdad de género entre las diez primeras prioridades pero los resultados no cambian


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El trabajo profesional de la mujer a través de la historia ha ido evolucionando lentamente y abrirse camino en el mundo empresarial no ha sido tarea fácil, en especial si hablamos del logro en cargos de dirección.

El estudio reciente "Mujeres en el lugar de trabajo", presentado por McKinsey, en setiembre del 2016, hace una afirmación preocupante: el 75% de los CEO, o presidentes de empresas, incluyen la igualdad de género entre las diez primeras prioridades en sus negocios, sin embargo, los resultados en relación con este tema en las grandes compañías no están cambiando.

LEA: Las mujeres son menos escuchadas que los hombres

El informe inicia con una frase muy preocupante: "en América corporativa, las mujeres se quedan atrás temprano y continúan perdiendo terreno en cada paso". Señala que las mujeres tienen menos probabilidades de ser promovidas a cargos de gerencia, e igualmente de ser contratadas o empleadas para posiciones superiores.

Como consecuencia, cuanto más alto se mira en la estructura de las compañías, menos mujeres se ven.

Según los principales hallazgos basados en datos de más de 34.000 hombres y mujeres, pertenecientes a cientos de compañías, las razones predominantes para esta situación están relacionadas con una menor representación de la mujer en las líneas de sucesión; con que los hombres son promovidos a una tasa 30% superior a las mujeres en los primeros pasos de sus carreras y las mujeres tienden a permanecer cinco o más años en el mismo rol, mayor tiempo, en comparación con los hombres.

Otro hallazgo relevante está relacionado con el hecho de que las mujeres reciben menos retroalimentación informal que los hombres, pese a que la solicitan, y tienen menos acceso a patrocinadores de nivel superior. Por ello, las mujeres piensan más frecuentemente que su género les hará más difícil obtener una promoción, un ascenso o la oportunidad de avanzar.

LEA: Licencia de paternidad y cuotas temporales de participación reducirían barreras de entrada a mujeres en empresas

De acuerdo con el estudio, las mujeres tienen menos participación en las diferentes escalas de las organizaciones: al primer nivel, la brecha es de 19%; en vicepresidencia senior, 24%, y de vicepresidencia, 29%; al nivel de directores, 33%, y en las posiciones de gerencia, 39%.

El reporte sugiere que no hay un compromiso de la alta dirección para hacer un ambiente de trabajo más inclusivo, a pesar de que se predique sobre el tema; los mismos empleados sienten que no hay progresos hacia una equidad de género, y aunque más del 70% de las empresas dicen estar comprometidas con la diversidad, los trabajadores no ven a los líderes actuar responsablemente para lograr resultados.

La tarea por desarrollar es pues larga y difícil, y empieza por un cambio en la mentalidad empresarial y especialmente en las personas a cargo de la definición de políticas y de dirección.

No se trata simplemente de concebir estrategias para facilitar las condiciones de trabajo de las mujeres frente a su rol de madres, sino de una comprensión amplia de igualdad.

El trato en el lugar de trabajo debe dar las mismas oportunidades a hombres y mujeres e, incluso, ir más allá, entender que las condiciones de trabajo permitan a unos y otros el manejo de su tiempo, de sus esquemas de trabajo, de sus responsabilidades indistintamente de su género, todo esto requiere reorientar las políticas de las compañías.

LEA: 'En el Siglo 20 la mujer salió de la casa, pero en el 21 el hombre tiene que entrar'

*Exministra de Trabajo de Colombia

Sostenbilidad y financiamiento