Organización global sirve también a clientes como guía para seleccionar proveedores idóneos según sus necesidades específicas

Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 8 septiembre
En la página web de la ICF se puede encontrar el contacto del capítulo costarricense de la organización.
En la página web de la ICF se puede encontrar el contacto del capítulo costarricense de la organización.

El establecimiento del capítulo ICF en Costa Rica trae nuevas opciones para el desarrollo de la industria del coaching en el país.

El acompañamiento que recibirá este capítulo por parte de su casa matriz, la International Coaching Federation (ICF), trae consigo beneficios para quienes buscan el servicio, sean empresas, personas, o bien para los coaches, así como al proceso de coaching como motor de cambio.

Algunas de las repercusiones positivas serán:

- Una profesionalización del proceso de coaching, mediante el establecimiento de una marca de referencia, definida por la ICF, con la aplicación de estándares internacionales que provienen de países y escuelas con muchos años de experiencia en este modelo de negocio.

- Un código ético que regula la prestación de este servicio, del que no deben apartarse sus miembros y sin perjuicios de las habilidades y niveles de cada coach. Existe normas básicas que ordenan y guían la prestación de los servicios con miras a garantizarle al cliente el mejor desempeño del proceso.

- Una definición clara de 11 competencias que debe dominar un coach miembro acreditado por la ICF, de manera que el proceso con todos los márgenes, estrategias y herramientas siempre se encuentre apegado a los intereses de los clientes, mediante un modelo y una estructura de trabajo que busca mover sus potencialidades.

- Educación continua para los miembros, asociada con la experiencia internacional, de manera que los avances sean difundidos al resto del mundo mediante el acceso a seminarios web, teleconferencias, visitas e intercambios, en beneficio de sus miembros asociados y del servicio que estos puedan prestar.

- Una red de contactos mundial que facilita nuevas experiencias, conocimientos y herramientas, con intercambios entre capítulos, entre coaches acreditados en sus distintos niveles de carrera, siguiendo un orden de menor a mayor, ACC, PCC y MCC siendo este último el mayor grado. Es una red que funciona como una ventana al mundo, para facilidad y acompañamiento de quienes lo ejercen en nuestro país.

El acompañamiento de la estructura de ICF global, mediante la Dirección de Desarrollo Regional para América Latina, aporta una visión experta que permite a ICF–CR, medir los avances y constatar que la estrategia de desarrollo iniciada, camina en la ruta correcta, según ha ratificado con su experiencia Stephanie Norris, directora actual, en su visita el pasado mes de mayo.

Dicho acompañamiento llega hasta los coaches que, en su búsqueda continua por mejorar el servicio, encuentran un marco de referencia y de apoyo.

En resumen, el establecimiento del Capítulo ICF - CR es un facilitador y una alternativa al desarrollo a este modelo de negocio, en la medida que el acceso a nuevos estándares impulsará la profesionalización, en beneficio de sus clientes, las empresas y la sociedad en general, esto último cuando puedan hacer uso las personas como una medio de desarrollo de sus potencialidades.

*Coach ejecutiva