Soy un estudiante de 20 años de edad y me siento inspirado por usted.En sus primeros días, cuando estaba trabajando para lograr sus objetivos, ¿había gente que trataba de hundirlo? De ser así, ¿cuál era su mentalidad entonces? ¿Cómo manejó esos problemas? Joshua Chua, Malasia

 14 mayo
 Richard Branson: Cómo manejar a los negativistas
Richard Branson: Cómo manejar a los negativistas

Gracias por tus amables palabras. Disfruto escuchar de emprendedores en las diversas etapas de sus carreras. La retroalimentación como la tuya me inspira a seguir esforzándome, teniendo éxito y compartiendo mi historia.

Tristemente, en la vida como los negocios, siempre habrá personas que traten de hundirte. Es importante que seas fiel a ti mismo, y mantengas tus objetivos firmemente en la mira. Nunca he permitido que otros me definan o determinen mi futuro; esta ha sido la clave de mi éxito.

Como implica el nombre Virgin, nuestro equipo era un grupo de vírgenes en los negocios cuando lanzamos nuestras primeras empresas. En ese entonces, éramos un grupo de chicos que aprendíamos sobre la marcha. No estábamos conscientes de que había una forma “correcta” de hacer ciertas cosas, así que no seguimos el camino trillado.

En vez de ello, abrimos nuestro propio camino. Ciertamente hubo momentos en que nos sentimos tan perdidos como Alicia tratando de abrirse paso en el País de las Maravillas. Y, a lo largo del camino, hubo gente que se rio. Los empresarios establecidos nos llamaban novatos y trataban de menospreciarnos. Algunos creían que estábamos destinados al fracaso. Sin embargo, alentados por el ciego entusiasmo, mantuvimos el paso firme.

Esa actitud redituó para nuestro equipo porque nos dimos cuenta de que desarrollar nuestras habilidades empresariales era como aprender a caminar: no aprendes siguiendo instrucciones o reglas que alguien te haya dado, sino haciéndolo; y cayéndote de vez en cuando. Cualquiera que haya logrado el éxito en los negocios sabe que el fracaso no siempre es negativo. El fracaso te permite aprender, crecer y perfeccionar tus métodos.

Recuerdo que, cuando era adolescente, fui a una editorial importante a proponer la idea de hacer crecer la revista Student , mi primera gran empresa. Ya estaba pensando mucho más allá de simples revistas, y quería ampliarla. Estaba proponiendo ideas para otros medios: Student Books, Student TV, incluso Student Travel. ¡Se rieron de mí en cuanto salí por la puerta!

Sin embargo, conforme nos hemos ampliado a estas áreas en las décadas subsecuentes, hemos demostrado que había cierta lógica en mi forma de pensar.

Estoy orgulloso de decir ahora que Virgin ha sido una empresa por más de 40 años, aunque ciertamente no ha sido un camino fácil. Nos arriesgamos, tomamos rumbos accidentados para entender cada nueva industria en la que entrábamos, e hicimos avances clave aprendiendo de nuestros errores. Lo más importante es que nunca permitimos que otros nos definieran nuestro modelo de negocios.

No lo sabía cuando empezamos, pero la razón por la que he podido alcanzar el éxito es porque tengo una “mentalidad de crecimiento”. Me topé con la frase hace poco, cuando mis hijos establecieron Big Change, una fundación sin fines de lucro que alienta a los jóvenes a concentrarse en crecer y mejorar en la vida real, no solo en el salón de clases.

Para transmitir su mensaje, Holly y Sam, junto con su primo Noah, fundaron el Desafío del Esfuerzo de Virgin. Este año me les uní en un viaje, que echó mano del poder humano, desde la base del Matterhorn hasta la cumbre del Monte Etna en Italia. El viaje fue mucho más que un desafío físico; éramos un grupo de personas, unidas por nuestra creencia en la mentalidad del crecimiento, que estábamos completando una travesía enorme juntos. Expresado sencillamente: el crecimiento sucede cuando sales de tu zona de confort para lograr ambiciones audaces; la magia sucede cuando lo haces con otros.

Todos somos capaces de lograr grandes cosas, pero demasiadas personas talentosas simplemente tienen miedo de fracasar. Tienden a seguir reglas obsoletas y rígidas y pronto terminan como figuras multiformes que se preocupan por tratar de encajar en huecos cuadrados. Cuando eso sucede a los emprendedores en ciernes, las ideas se estancan, las empresas dejan de crecer y la gente deja de aprender.

En un mundo donde las corporaciones y las empresas insisten en hacer las cosas de la manera correcta, en Virgin no nos obsesionamos con lo que se espera. Más bien, hacemos las cosas al estilo Virgin. Sabemos que hacer negocios de la manera en que siempre se hacen no garantizará el éxito. No hay una receta infalible para el éxito.

Así que mi consejo para ti, Joshua, es que nunca permitas que otros te definan o determinen tu futuro. Adopta una mentalidad de crecimiento, aprende de la experiencia de primera mano y traza tu propio camino. Serás el que ríe de último.

© 2017 New York Times News Service

Quién es Branson

Richard Branson es fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgin Active. Tiene un blog en www.virgin.com/richard-branson/blog. Se le puede seguir en Twitter en twitter.com/richardbranson. Para conocer más de Virgin Group, visite www.virgin.com