Cada que les presento a mis socios ideas sobre cómo nuestra idea de negocio puede vencer a la competencia, uno siempre se apresura a señalar que los fundadores de esas compañías tienen títulos en negocios y que “probablemente nos aplastarán”. ¿Alguna vez lo han intimidado las acreditaciones de alguien? Nirav Patal

 14 octubre

Primero que nada, creo que es genial que estés buscando incursionar en el mundo empresarial junto con tus amigos. Mucha gente piensa que eso es mala idea, pero yo discrepo. Tengo una larga trayectoria trabajando con amigos y familia, y las cosas han salido bien.

Pasamos tanto tiempo de nuestra vida en vigilia en el trabajo, que más nos vale que sea con personas que amamos. Hace que todo sea más divertido, y la diversión es un ingrediente esencial para cualquier emprendimiento exitoso.

Dicho esto, es una lástima que tu socio esté desechando tus ideas al sugerir que serán aplastados por personas que supuestamente tienen una mejor preparación que ustedes. En realidad se trata de miedo al fracaso. En mi opinión, el empuje empresarial siempre le gana a cualquier título elegante.

Yo no asistí a ninguna universidad prestigiada; de hecho, ni siquiera terminé el bachillerato. Tengo dislexia y no podía con el ritmo de mis estudios cuando era adolescente. No embonaba ahí para nada. Tristemente, mis maestros y las asignaturas me hacían sentir tonto y perezoso. Así que enfoqué mi atención en algo que me apasionaba, que era producir la revista Student , con el propósito de dar voz a jóvenes como yo.

Entonces, ocurrió algo maravilloso: seguir mi pasión me impulsó y me dio un propósito. Mi mente se abrió y, por lo tanto, también mi mundo. El director me puso un ultimátum, con lo que me obligó a escoger entre seguir en la escuela o continuar con la revista. Decidí abandonar la escuela, y nunca me he arrepentido.

No soy el único. Algunas de las personas más importantes que han cambiado el rumbo del mundo de los negocios no asistieron a la universidad, mucho menos a alguna de élite en Estados Unidos o el Reino Unido, como es el caso del fundador de Tumblr, David Karp; del de Arcadia Group, Philip Green; y del magnate británico de los negocios Alan Sugar, por mencionar solo unos cuantos.

También están los que abandonaron los estudios: Daniel Ek se salió de una universidad en Suecia y cofundó Spotify; Steve Jobs abandonó el Reed College en Oregon; Bill Gates y Mark Zuckerberg pasaron por la puerta de ingreso de Harvard, pero ambos dejaron la prestigiosa universidad estadounidense sin terminar sus estudios. Probablemente sintieron que aprender del mundo real sería más útil para convertir sus sueños en realidad.

El punto es que la universidad no es lo mejor ni lo más importante, y ciertamente no es un prerrequisito para el éxito empresarial. No estoy diciendo que la gente no debería ir a la universidad si así lo quiere, solo estoy llamando la atención hacia los beneficios de aprender en la escuela de la vida. Yo recibí mi propia educación a través del trabajo. Desde mi perspectiva, el aprendizaje de la vida real es la mejor forma de adquirir habilidades. De hecho, he estado haciendo campaña para que se replantee la educación.

No creo que mantener a la mayoría de las personas en la escuela durante tantos años sea bueno para ellas, y quienes esperan incursionar en profesiones que forzosamente requieren de educación universitaria, como las ciencias o la medicina, deberían tomar cursos más cortos y más intensivos. Se debería alentar a los estudiantes a ser más emprendedores y avanzar con más rapidez.

Así que para contestar tu pregunta: no, nunca me han intimidado las certificaciones de nadie. Si hubiera sido así, nunca habría tratado de lograr nada. Cierto, mis calificaciones en ocasiones me hicieron sentir mal pero, tan pronto descubrí mi pasión, todas mis preconcepciones sobre lo que se necesita para tener éxito salieron volando por la ventana.

Nunca juzgo a la gente por su educación o calificaciones. Lo primero en lo que nos fijamos en Virgin cuando contratamos nuevos empleados es en la personalidad, que siempre le gana a la formación académica o a las habilidades específicas para un empleo: estas últimas pueden aprenderse. También le damos mucho peso a la experiencia. Muchas veces he visto a gente con una larga trayectoria profesional y un conjunto de habilidades que no son la opción obvia para un cargo particular brindar una nueva perspectiva al puesto y lograr un éxito increíble.

Nirav, ya investigaste y tienes una gran idea, así que ahora es tiempo de hacer que las cosas sucedan. Nunca sabrás si tu idea es tan buena como piensas si no la pones a prueba. Si tu socio sigue respondiendo negativamente a tu entusiasmo, quizá es tiempo de encontrar un nuevo socio, alguien con una manera de pensar similar a la tuya: una persona que no tenga miedo a los desafíos reales.

© 2017 New York Times News Service

Quién es Branson

 Richard Branson: Manten tu plan de negocios simple y no te detengas
Richard Branson: Manten tu plan de negocios simple y no te detengas

Richard Branson es fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgin Active. Tiene un blog en www.virgin.com/richard-branson/blog. Se le puede seguir en Twitter en twitter.com/richardbranson. Para conocer más de Virgin Group, visite: www.virgin.com