ESTUDIO DE MANPOWER

El talento sobrepasa al capital como un diferenciador clave en los negocios

El principal reto para las empresas en esta coyuntura está en que las habilidades de la fuerza laboral se mueven en un paso desigual al de las necesidades de negocio. 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los trabajadores que ya tienen las habilidades demandadas por las nuevas industrias y pueden volverse más productivos utilizando nuevas herramientas –en áreas como TI o ingenierías– continuarán viendo sus salarios incrementar.

Los que no tienen esas habilidades y más bien cuentan con conocimientos obsoletos o de bajo nivel, verán sus salarios permanecer sin cambio o disminuyendo y sus trabajos se verán cada vez más simplificados o automatizados, es decir, reemplazados por un robot.

Ese es el panorama que plantea el reporte "Human Age 2.0: Fuerzas Futuras en el Trabajo", de la firma consultora Manpower y divulgado este 30 de mayo en un comunicado de prensa.

El talento individual se convierte así en el valor clave para las empresas y a la vez representa su principal reto: "Esta nueva era de trabajo requerirá de un nuevo esquema de juego y los empleadores necesitarán la agilidad y el talento para triunfar en el mercado laboral reconfigurado", comentó Ana Gabriela Chaverri, gerenta de País ManpowerGroup sobre el estudio.

Lea: Aprenda a crear una cultura organizacional enfocada en la gente

En esta nueva "era" que propone y describe el estudio de Manpower, desaparecen por completo la cultura del paternalismo y la lealtad en las relaciones laborales, para dar paso a un auto-interés mutuo, duradero mientras la relación sea beneficiosa para ambas partes.

Para el sector productivo, algunos de los retos claves que plantea el estudio son:

-Las personas necesitarán desarrollar y demostrar la capacidad de aprender para aumentar sus habilidades, reemplazar el objetivo de "un trabajo para toda la vida" y mantenerse vigentes.

-Los educadores y formuladores de políticas también deberán mantenerse al tanto de las demandas cambiantes.

-Los empleadores tendrán que dejar de lado las conversaciones improductivas acerca de la diversidad y actuar para aprovechar reservas de talento subutilizadas.

-Para que las empresas puedan competir, Recursos Humanos seguirá siendo más personalizado y dirigido a poblaciones específicas.

-A medida que los individuos asumen más responsabilidad sobre su carrera, los empleadores se verán obligados a involucrarse en ella, a motivarlos y retenerlos.

Sostenbilidad y financiamiento