Finanzas



Esto es lo que debe revisar cuando necesite cerrar una tarjeta de crédito

24/04/2017 08:00 am

Si quiere eliminar una tarjeta de crédito por alguna disconformidad con el servicio o porque otra entidad bancaria se lo pidió como requisito para adquirir un préstamo, es importante que tome a consideración algunos detalles.

Este es un trámite simple. La mayoría de entidades financieras le ofrecen la opción de hacerlo con tan solo llamar al servicio de atención al cliente o al visitar una sucursal, pero este es solo el primer paso.

Existen una serie de factores que debe verificar para hacer una buena gestión y evitar un dolor de cabeza posterior.

A continuación, algunos recomendaciones de cómo realizar un trámite de este tipo, según las mismsas entidad financieras.

LEA: Aprenda cómo elegir la mejor tarjeta de crédito

Saldo en cero

¿Sabía que aun luego de cerrar un plástico, le puede generar intereses?

Eliminar el producto no lo exime de la responsabilidad de los saldos que adeuda por las compras adquiridas o por los intereses devengados por esos pagos.

Las tasas de interés varían, en colones, entre 24% y 50,4%, mientras en dólares van de 14% a 38%, según el último estudio de tarjetas del Ministerio de Economía Industria y Comercio. ( JOSE CORDERO/ARCHIVO )

Cuando un cliente cancela una tarjeta de crédito, lo principal es asegurarse de que su saldo en la tarjeta es cero. Al momento de cerrar un plástico, el cliente cancela el monto adeudado para evitar que se generen saldos moratorios luego del cierre del plástico.

 En ocasiones, los clientes realizan compras y van inmediatamente después a cancelar la tarjeta. En ese caso, el cliente paga el saldo registrado en ese momento pero existen compras flotantes (pendientes de cobro) que aun no se reflejan

LEA: ¿Quién le cobra la tasa de interés más baja en una tarjeta de crédito?

Este es un aspecto principal que debe tener en cuenta a la hora del trámite: asegurarse de que cancele a la institución bancaria el total de las compras que se ha financiado con la tarjeta de crédito, explicó Omar Jiménez, gerente de comercios afiliados de BAC Credomatic.

De hecho, una de las denuncias más comunes en la Oficina del Consumidor Financiero (OCF) es que el consumidor cancela la tarjeta, pero tiempo después recibe una llamada para indicarle que tiene una deuda que ha acumulado intereses y comisiones. 

LEA: Consumidores adeudan ¢1 billón en tarjetas de crédito, 20% más que hace un año

Cancelar servicios accesorios

Al momento de solicitar el cierre del plástico, también debe pedir que se eliminen los cargos automáticos que tenga afiliados a la tarjeta, sean de servicios públicos o comerciales, colegiaturas, mensualidades, entre otros.

Los intereses también podrían generarse por esos cargos o, inclusive, por algún seguro de protección que se había adquirido.

Asimismo, podría haberse generado un cálculo erróneo de la entidad financiera, al indicarle el monto a pagar. En este caso, el cliente hace el reclamo y si el caso procede, la entidad puede cobrar o reversar el monto, indicó Silvia Goyez, jefa del Centro Nacional de Tarjetas del Banco Popular.

Programas de lealtad

Otro aspecto por revisar son los puntos o millas disponibles en el programa de lealtad de la tarjeta que desea cancelar. Deben ser utilizados antes de gestionar el cierre, indicó Rodolfo Zavaleta, director de tarjetas de crédito de Scotiabank.

LEA: Banca apuesta a tarjetas de marcas compartidas para dinamizar el negocio

Tiempo del trámite

Es importante que solicite el plazo que tardara el proceso de cierre y el número de la gestión, para darle seguimiento. El trámite para cerrar una tarjeta debería ser expédito.

La gestión se aplica de forma inmediata en algunos emisores, pero en otros tarda hasta una semana en resolverse. Aun en este último caso, el plástico queda bloqueado desde la solicitud, de modo que el cliente ya no puede utilizarlo.

Una de las principales denuncias que recibe la OCF, por parte de clientes que han hecho la gestión para cerrar una tarjeta, es que el emisor del plástico le indica al cliente que debe esperar un plazo determinado antes de cerrar la tarjeta, pero el consumidor no está conforme con el periodo indicado.

En entidades como BAC Credomatic y Banco Popular, el trámite se gestiona de inmediato pero queda en firme en cinco días hábiles. En casos como Scotiabank, si el cliente cancela el saldo adeudado, la tarjeta queda cerrada hasta en un día.

Documentos de respaldo

Al término del proceso, el cliente puede solicitar una carta de confirmación de cancelación en una sucursal.

Ese documento le servirá como comprobante del cierre de la cuenta de crédito y para demostrar que al momento del cierre de la cuenta, no tenía saldos pendientes ni en trámite.

Es fundamental conservar los recibos de pago por un lapso de al menos 4 años, esto a efectos de defenderse en caso de una futura gestión cobratoria, explicó Willy Carvajal, director de la OCF.

Apoyarse en la regulación



BLOGS