Gerencia

Es común encontrar altos gerentes, CEO, VP y directores de empresas multinacionales considerando cambios de carrera y búsqueda de mejores horizontes profesionales.
Es común encontrar altos gerentes, CEO, VP y directores de empresas multinacionales considerando cambios de carrera y búsqueda de mejores horizontes profesionales. (iStock para EF)


¿Cuánto valen mi posición, conocimiento y experiencia ejecutiva en el mercado laboral?

06/06/2017 01:21 pm

En las últimas semanas, he podido conversar con varios líderes de empresa sobre los retos que conllevan sus cambios profesionales. 

A pesar de que cada conversación tiene su contexto definido por las expectativas personales, familiares y ambiciones profesionales, recurrentemente surge esta pregunta:

"Estoy considerando un cambio laboral: ¿cuánto vale mi posición y conocimiento en el mercado?".

Este tipo de preguntas no tienen una respuesta definitiva, y todo se deriva de la realidad actual del profesional. Sin embargo, es una chispa que sirve de detonante para iniciar un buen café.

LEA: Aprenda a elegir entre puestos cuando le llegue una oferta laboral

Respondo con varias preguntas:

1) ¿Cuánto cree usted que su experiencia vale en este mercado?

2) ¿Cuánta confianza tiene en que sus esfuerzos de cambio le traerán los resultados esperados?

3) ¿Qué le indica su conciencia laboral en relación a lo que actualmente está percibiendo por sus servicios?

4) Desde su óptica, ¿cuánto debería estar usted percibiendo por las labores que hoy realiza?

5) ¿Cómo y contra qué compara su salario y beneficios?

Confieso que son pocas las veces que encuentro una respuesta contundente a cada una de estas preguntas, las cuales se convierten en el hilo conductor para un entretenido intercambio de ideas.

Existe hoy en día, y quizá siempre ha sido así, una inquietud galopante in crescendo en el área del cambio de carrera, mejora y búsqueda de mejores horizontes profesionales por parte de altos gerentes, CEO, VP y directores de empresas multinacionales. Quizá el advenimiento al trabajo por parte de la "Generación del Milenio" sea en parte el activador a estas preocupaciones, pero ese tema lo trataré en otra conversación.

Provocar mayor concientización en estos profesionales, muchos líderes de empresas reconocidas en varios mercados y con estudios de maestría en prestigiosas universidades extranjeras, se ha convertido para mí en una tarea casi diaria. Lograr un razonamiento más asertivo y de mayor intencionalidad es hoy necesario para poder contrarrestar desde mejor posición los agravios por periodos sostenidos de desempleo o de cambios laborales con resultados no deseados.

En algún momento, por alguna circunstancia, fuera o no de su control, estará cuestionándose las mismas preguntas. Saber reconocer algunas respuestas, desde su óptica y objetivos personales, responderse a sí mismo con calidad y no con cantidad puede llevarle a iniciar el esperado cambio, de manera más efectiva.

Consejos estratégicos

Hoy más que nunca, los mercados no coinciden con nuestras metas profesionales. Muchas veces estudiamos para nunca aplicar lo aprendido e igualmente nos preparamos varios años para nunca ejercer nuestra profesión. El empleo de por vida no existe hoy. Las empresas cambian a cada momento, se venden, se transforman, desaparecen o cambian su modelo de negocios.

Es imperativo ser más conscientes que el trabajo que hoy desarrollamos, en calidad de dependiente y como parte de planilla de empresa, no durará toda la vida, con excepción notoria en sectores de la rama gubernamental o del círculo de las empresas familiares, si lo hacen de manera estructurada.

Si algunos consejos me permiten dar, basado en mi experiencia, tanto propia como de las versiones de las que puedo ser testigo, debemos poner atención a lo siguiente:

1) Pensar estratégicamente sobre nuestra actual posición en la empresa. Observar con mayor detenimiento los cambios, no solo de nuestro actual empleador, sino también en el entorno del sector, competencia, tendencias.

2) La capacitación continua siempre nos lanza un salvavidas, no solamente en conocimiento nuevo adquirido, sino también en nuevas redes de contacto.

3) Ir sembrando para luego cultivar una buena red de contactos. Muchos profesionales se olvidan que la vida profesional también existe fuera de las cuatro paredes de su oficina.

4) El profesional deber ser cómplice de su propio éxito en las empresas. Muchas de estas han dejado de preocuparse por la carrera de sus colaboradores.

5) Debemos tener una mentalidad "emprendedora" sobre nuestro desarrollo de carrera. Somos nuestra propia corporación y el mejor producto y servicio por vender.

Espero estos breves comentarios despierten en usted la malicia profesional necesaria que le evite sorpresas, reconozca donde están sus áreas de mejora profesional y este mejor preparado para su próximo cambio laboral, mismo que puede llegar sin aviso previo, en cualquier momento, sin importar el momento por el que usted este atravesando en lo personal y familiar.

La longevidad en el lugar de trabajo ya es cosa del pasado.

*Managing partner de la agencia Recluta Talenthunter



BLOGS