40 MENORES DE 40

Luis Alonso Castro Mattei

Liderar la migración a software libre en la Universidad de Costa Rica y promover su uso en Latinoamérica son parte de los logros de este amante de la música, la aventura y los deportes extremos.



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Como quien entrena cada semana para escalar una montaña, Alonso Castro se preparó desde el 2006 para liderar el proyecto de migración a software libre en la Universidad de Costa Rica (UCR).

A la cima llegó cuando unos 8.000 funcionarios y 40.000 alumnos de esa institución empezaron a utilizar todos los paquetes de libre acceso.

La implementación representó un ahorro de unos ¢1.200 millones para la casa de enseñanza.

Su liderazgo en la investigación y en la comunidad que promueve el software libre lo han llevado a coleccionar varias publicaciones y a exponer sobre el tema en Centroamérica y varios países de Latinoamérica.

Castro también ha organizado diversos encuentros de software libre y ahora su interés se dirige a emprender proyectos de investigación en robótica con este tipo de herramientas.

Ha colaborado en la instalación de software libre en instituciones públicas como el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Acueductos y Alcantarillados (AyA), Asamblea Legislativa, Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y Correos de Costa Rica.

Su pasión e interés por aprovechar mejor los recursos disponibles en su lugar de trabajo lo comparte con la docencia.

Como estudiante, se involucró con tareas en la universidad y se convirtió en asistente desde 1998. Estudió también geografía y en la época universitaria regresó a su faceta de músico.

Estaba en sus raíces: en su infancia estudió durante 6 años piano y luego 4 años percusión cuando fue estudiante de la UCR.

En aquellos años universitarios formó parte de un grupo de reggae roots y calypso.

Sin embargo, la música fue solo un “desliz”, pues fue la computación el área que lo conquistó, y desde chiquito le dedicaba horas a jugar, programar y navegar en Internet.

Pero estos no son los únicos retos en escalada que este ingeniero suma en su hoja de vida.

Su vitalidad y entusiasmo han subido 11 veces la cima más alta de Costa Rica: el cerro Chirripó. En otras dos ocasiones lo ascendió corriendo.

Castro también es un apasionado por los deportes y compitió en un equipo de aventura. Practicó rafting , kayac, mountain bike , escalada, descenso con cuedas, cavernas, etc. Le hubiera gustado ser un deportista de alto nivel y competir en alto rendimiento.

Y como si los retos y logros no tuvieran un punto final, tiene pendiente obtener un doctorado en un tema relacionado con software libre y tecnología.

En detalle

Formación: Ingeniero en Computación e Informática. Maestría en Administración de Empresas. Geógrafo. UCR.

Fecha de nacimiento: 8 de noviembre de 1979.

Trayectoria profesional: Director del Centro de Informática de la UCR.

Sostenbilidad y financiamiento