40 MENORES DE 40

Marcela Esquivel Jiménez

Fue escogida junto a cuatro latinoamericanos para el programa Puentes, una cooperación  europea para apoyar proyectos audiovisuales; en su caso, como productora de la película Agosto


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

No es una, ni dos. Son cuatro películas en las que al mismo tiempo está trabajando como productora Marcela Esquivel Jiménez.

Dos de ellas son dirigidas por costarricenses y las otras dos por un peruano y un cubano.

Pero esta no es la única experiencia de esta costarricense.

Ella es la productora de la película que está en estos momentos en la cartelera: Princesas rojas . Además, está dirigiendo el largometraje documental Deja que yo cuente la historia y tiene en proceso de posproducción del documental Podemos volar .

Ella forma parte del colectivo Bizonte Producciones y, desde el 2010, tiene su propia productora, Feria Producciones.

Esta es la carta de presentación que la hizo ser escogida dentro de un grupo de cinco latinoamericanos (ella es la única de Centroamérica), en el programa Puentes 2013, organizado por la European Audiovisual Entrepreneurs (EAVE).

Se trata de un programa de capacitación que pretende reforzar la cooperación artística y económica entre ambos continentes con el impulso de la coproducción y el acceso a los mercados, animando la distribución y circulación de películas a ambos lados del Atlántico.

“Es una experiencia muy importante porque vamos a dos encuentros donde hay expertos en cine que nos aportan ideas para desarrollar un proyecto”, dice.

Uno de los encuentros ya se produjo en Locarno, Suiza y en noviembre será en Montevideo, Uruguay.

Ella lleva su película Agosto , donde figura como la productora. El director es el cubano Armando Capó y cuenta la historia de una adolescente que debe enfrentarse al miedo de perder a su padre en un momento difícil de Cuba.

Una nueva generación

Esquivel pertenece a una nueva generación de creadores de cine que, como dice ella, se lanzaron al agua y perdieron el miedo.

Están produciendo y haciendo madurar un mercado audiovisual que estuvo en pañales.

“Quizá ahora estamos en un momento tecnológico en el que el acceso es más fácil a la producción para hacer películas con presupuestos muy diversos y estrategias muy distintas”, dice.

En su criterio, los jóvenes productores y cineastas han cambiado de actitud y valoran más el trabajo en equipo.

“Generaciones menores a la mía están evaluando los procesos de una forma más colaboradora, menos recelosa”.

Incluso con su empresa de producción, lo que busca es no solo transformar ideas en proyectos de alto contenido artístico y técnico y con una capacidad de coproducción internacional, sino que sea un espacio colectivo para muchos grupos.

Su trabajo ya se puede apreciar. Nada más hay que preparar una salida al cine y disfrutar en la pantalla gigante de la calidad de sus esfuerzos.

En detalle

Formación: Productora audiovisual en Universidad de Costa Rica y en Escuela Internacional de cine y televisión Cuba.

Fecha de nacimiento: 18 mayo de 1982.

Trayectoria profesional: Trabaja en su empresa La Feria Producciones, desde el 2010.

Sostenbilidad y financiamiento