40 MENORES DE 40

Marianela Urgellés Batalla

Su disciplina y liderazgo le permiten ser un ejemplo para muchas mujeres que requieren  mayor flexibilidad de tiempo para cumplir con su vida familiar ocupando altos cargos empresariales



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Su primer experiencia maternal la hizo pensar en dejar una gerencia hace nueve años, pero su liderazgo y agallas, ganaron.

Ya casi nace Antonio, su tercer hijo, y ella es la primera mujer y costarricense que ocupa el puesto de contralora de finanzas en Intel.

La encrucijada que tuvo al verse con un puesto de grandes responsabilidades y su primer bebé (Alberto), hizo que tomara la decisión de mantener su vocación laboral, aprovechando la flexibilidad del tiempo que da la corporación para cumplir con sus tareas.

La ingeniera industrial coordinó en aquel momento con sus jefes y demostró que podía dar la talla que su cargo le exigía, presentándose solo dos días y medio por semana a la oficina después de tener a su niño y de haber disfrutado de la licencia de maternidad. En ese momento, realizó teletrabajo por seis meses los días que no iba a la empresa.

El desafío se repitió al tener a su segundo niño, (Esteban, de 7 años), por lo que retomó el beneficio, pero lo redujo gradualmente.

“Ahora tengo más práctica y es posible que con Antonio no tome más flexibilidad de la que me da la licencia de maternidad”, comentó.

Ella es un ejemplo de que es posible lograr equilibrios entre la vida familiar, con su esposo, y lo profesional, con la dosis de sacrificio y organización adecuadas.

Su ejemplo se ha multiplicado; varias compañeras también han seguido sus pasos e incluso algunas le han consultado sobre su experiencia.

Además, sus habilidades le han permitido pasar por varias jefaturas y transmitir a otros la utilidad de la práctica, para brindar un equilibrio entre la calidad de vida de las madres y su potencial intelectual y profesional.

Resaltó que es importante aprender a aprovechar las oportunidades que la organización laboral brinde: “En Intel hay diversidad con la flexibilidad del tiempo, lo que permite que los colaboradores tengan el beneficio de negociar con sus superiores si necesitan realizar, por ejemplo, teletrabajo, ya que se aprecia mucho el cumplimiento específico de objetivos”.

Sin duda, la inteligencia, el carisma y energía han beneficiado a Marianela para combinar la faceta de madre con las responsabilidades de puestos de dirección en una empresa transnacional.

Ella reconoce que se debe tener mucha disciplina, orden y planificación. “Me gusta la excelencia, soy una persona entregada, esforzada, perseverante, y aunque tenga pendientes, manejo bien el estrés, porque tengo la filosofía de vivir el día a día”.

“Usted tiene el secreto de los días de 48 horas”, le dijo una vez un compañero.

Pero no se trata de un secreto. Ella es líder y polifacética, que ha logrado sus metas de manera eficiente y efectiva, en medio de una sociedad donde este modelo de mujer se abre cada vez más campo en altas jerarquías.

En detalle

Formación: Ingeniera industrial de la Universidad de Costa Rica, con una maestría en Administración.

Fecha de nacimiento: 31 de mayo de 1975.

Trayectoria profesional: Ha laborado por 16 años en Intel ocupando varias jefaturas.

Sostenbilidad y financiamiento