40 MENORES DE 40

Sylvia Alfaro Hernández

El secreto es acompañar las ideas con datos e información, así ha conseguido liderar los esfuerzos ambientales de Bridgestone en el continente


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Comenzó donde su grado de ingeniera química la llevaba naturalmente: en el laboratorio. Pero la pasión por trascender y la convicción de luchar por la protección del ambiente llevaron a Sylvia Alfaro Hernández en una carrera vertiginosa de ascenso, hasta convertirla en la gerente regional de ambiente de Bridgestone para Latinoamérica.

Sylvia lidera las acciones de la empresa para alcanzar dos metas: disminuir sus emisiones de carbono en 25% para el 2015 y aportar a la meta de C-Neutralidad de Costa Rica.

Este año sus principales logros han sido la reducción del consumo eléctrico de la compañía en un 1%. Además, con la colocación de una caldera de biomasa, que fue aprobada este año y está en proceso, van a disminuir en 2014 el consumo de búnker en un 50%. Esto reducirá a la mitad las emisiones de CO2 de Bridgestone Costa Rica, que pasaría de 21.000 toneladas a poco menos de 11.000.

La gerente asegura que ahora los aportes de nuevas ideas y proyectos específicos, como el cambio de caldera, llegan de todos los departamentos de la empresa y las estrategias se desarrollan en conjunto, pero no fue siempre así.

Durante años debió insistir hasta parecer necia, con el fin de sensibilizar al equipo sobre los pequeños cambios que podían significar grandes ahorros.

“Creo que la clave ha estado en la parte de educación ambiental y en ser persistente. Seguir y seguir con la idea hasta que esa idea alguien la note y diga ‘Sí, a eso vamos’. ¿Que este año no se puede? Lo volvemos a proponer el otro año. Claro que todas las empresas se rigen por la parte económica: cuánto nos va a costar y cuánto nos va a generar; sin embargo, la convicción que tiene Bridgestone en lo ambiental y lo social, y estar oyendo insistentemente sobre cómo podemos ser mejores en la región y a nivel mundial, es lo que ha logrado que el equipo se mueva hoy hacia el mismo lugar, en la misma dirección”, relata.

Su empoderamiento como estratega y ficha clave de la empresa le ha permitido expandir los objetivos de su gestión a otro campo: el aumento de posibilidades de trabajo para mujeres, todo un reto en el sector de llantas. En el apartado ambiental ella es la única mujer gerente de Bridgestone en Latinoamérica.

“Además de lo que me apasiona de mi puesto y mi trabajo, otra cosa que me mueve es dejar bien parada a la mujer y demostrar que una mujer puede estar en un puesto o en una empresa que se piensa que está hecha solo para hombres. La idea es que vengan más mujeres y surjan”, asegura.

Para lograrlo, ha tenido que estudiar tanto como en la universidad, pues además de entender el producto desde su manufactura, debe conocer los principios del mercado , las particularidades de los clientes, los costos de comercialización ¡porque un descuido en cualquier área se puede traer abajo el trabajo de todo el equipo ambiental!

En detalle

Formación: Licenciada en Química Industrial y máster en Calidad, ambiente y prevención de riesgos.

Fecha de nacimiento: 1° de enero de 1979.

Trayectoria profesional: Gerente regional de ambiente en Bridgestone para Latinoamérica.

Sostenbilidad y financiamiento