ESPECIAL

Emprendedores destacan entre los 40 menores de 40

La mitad de los seleccionados recibe el reconocimiento por sus iniciativas de negocio independientes, con las que están moviendo la economía y creando un ambiente positivo para que otros emprendan

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Materiales e implementos para hacer cerveza en casa, recorridos culturales por San José, una serie interactiva en Internet, líneas de productos bordados a mano, infusiones de café para preparar en la taza y 15 ideas más suman las 20 iniciativas de negocio generadas y ejecutadas por la mitad de las personas menores de 40 años que hoy reconoce EF.

Los emprendedores tomaron la lista de “Los 40 menores de 40”, pues por primera vez la mitad de los seleccionados se salieron de la caja para trabajar a su manera.

¿Por qué es importante destacar estos casos individuales de éxito? Además de los méritos empresariales de cada uno, según los expertos consultados por EF, dar a conocer la prosperidad de un emprendedor es caldo de cultivo para que surjan más.

Luis Alonso Jiménez, director de la Agencia Universitaria para la Gestión de Emprendimientos de la Universidad de Costa Rica (AUGE), ese es uno de los principales aportes de los emprendedores al desarrollo de la economía, pues “demuestran a todos que es posible tener esperanza, que podemos hacer el cambio”.

Esa es la opinión también de Ligia Olvera, economista y executive coach con experiencia en procesos de innovación y liderazgo. “Inspiran a otros. Poner el foco en estas historias, más que tener efecto en ellos, es beneficioso para otras personas que al ver estas historias se sientan inspirados para materializar su propia historia. Al final, de lo que se trata es de lograr trascender a través de lo que se hace, poniendo al servicio de los otros nuestros mejores talentos”, dice Olvera.

Sin embargo, el peso de estas experiencias positivas también trasciende las subjetividades individuales.

Según el estudio Global Enterpreneurship Monitor (GEM), la cantidad de empresarios y empresarias exitosas que las personas ven en su entorno o mediante los medios de comunicación genera que mejoren o reafirmen las percepciones acerca de sus propias capacidades para emprender.

Peso económico

Aunque el factor inspirador sea relevante y deseable, los aportes de los emprendedores son tangibles en áreas más concretas. Por ejemplo, Rytha Picado, coordinadora de programa de emprendedores del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), asegura que en la actualidad los emprendedores sustentan la economía nacional, ya que “nuestro parque empresarial está compuesto por pymes en un 90%”.

Marcelo Lebendiker, presidente de la incubadora de empresas ParqueTec, agrega que muchos de los emprendimientos surgen de la necesidad económica y desaparecen rápidamente. “El desafío está en cómo apoyar a los que surgen cuando se visualiza una oportunidad de negocios innovadora. Estos son los que promueven una mayor productividad y un impacto en el PIB”, subraya.

A pesar de su relevancia y del aumento en el número de iniciativas que detectan los expertos, estos casos todavía son poco comunes y, según una encuesta de Unimer para La Nación, hecha en junio de este año, solo 2 de cada 10 costarricenses consideran que serán empresarios en los próximos 2 años, motivados por la posibilidad de incrementar sus ingresos y la superación personal.

Ese estudio también señala que 7 de cada 10 costarricenses dice no haber recibido en la escuela o colegio estímulos para emprendedores. Esta es parte de la tarea pendiente para la sociedad nacional, pero también es mérito adicional para los 20 emprendedores destacados en esta edición de “Los 40 menores de 40” del 2013.

En otros campos

Además de esos 20 emprendedores, las otras dos decenas de seleccionados se destacan en el ejercicio profesional dentro de empresas o en centros de investigación y de enseñanza, con resultados que sobrepasan las expectativas.

De acuerdo con Jorge Rivera, CEO de Clandestina Hub Creativo, estos 20 tienen valores comunes con los primeros 20, que son los elementos de la creatividad.

“Entre ellos están los mentales (imaginación, síntesis, percepción, combinación), no mentales ( mind mapping , hacerse preguntas y aplicar analogías) y actitudinales (audacia, inconformidad, excelencia, liderazgo)”, enlistó Rivera, para quien el primer reto es diferenciarse, y cada uno de los 40 ya lo ha logrado.

“Es fundamental la desmitificación de la creatividad, dejar de asociarla con un don especial o únicamente con temas del arte, y llevar a cabo las ideas, generamos muchas ideas, lo importante es cultivarlas”, dice Rivera.

Cuatro de estos 40 menores de 40 son científicos y dos han hecho avances significativos en la mejora o descubrimiento de procesos en sus diferentes campos.

Otros cuatro son administradores que trabajan generando bienestar desde empresas públicas, en la docencia o fortaleciendo un negocio familiar para que mantenga su esencia pero se proyecte al futuro.

Hay ocho ingenieros con diferentes énfasis, que lideran iniciativas tan variadas como responsabilidad social en fincas cafetaleras y la migración de la Universidad de Costa Rica hacia el software libre.

Hay tres economistas, dos del sector privado y uno del Ministerio de Hacienda, que aportan su visión a las instituciones para las que trabajan, y con ellas al país. La lista la cierra una abogada que lleva conocimiento latinoamericano a Washington.

Muchos de estos 20 están en puestos que la tradición reserva para personas con el doble de su edad. Otros han mejorado la vida de personas que no conocen y todos están logrando cambios en la sociedad, aplicando el pensamiento creativo.

Sostenbilidad y financiamiento