Julio Peraza Quirós


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Su historia es la de caer y volver a levantarse. Pero Julio Peraza afirma que cuando uno trae en la sangre una aptitud, debe morir desarrollándola. En su caso, es el ser emprendedor.

Cuenta que luego de salir del colegio, en Esparza, inició un proyecto de venta de productos por catálogo. Sin embargo, su empresa quebró y consigo se llevó su casa, su carro y, hasta cierto punto, sus sueños. Se vino a San José y empezó a trabajar cocinando hamburguesas en un restaurante de comida rápida.

Mientras cocinada, se dio cuenta de que el aceite siempre caía al piso y era difícil de limpiar. Harto de la situación, se fue a una ferretería y compró un aislante para techos; lo corto de tal forma que rodeara la freidora y, de esa forma, al final el día, solo tenía que recogerlo y limpiarlo, para volver a utilizarlo el día siguiente. Ahí nació Frappy.

Julio describe a Frappy como una empresa que busca soluciones prácticas a problemas cotidiana. Su primer proyecto es CoverMaxx, cobertor de aluminio para las cocinas, que recoge el aceite. Con esta idea, concursó en la incubadora de negocios ParqueTec y luego firmó una alianza con la compañía Alunasa, que le suministra la materia prima y cuyo departamento de innovación le ha ayudado a perfeccionar el proyecto y a desarrollar la maquinaria.

Recientemente, participó en la Misión de Compradores (BTM) organizada por Procomer y logró arrancar negociaciones con empresas de cinco países para exportar el producto. Afirma que uno de los países más interesados es Perú.. A nivel local, tiene negociaciones avanzados con una cadena de supermercados.

Conozca a otros 40 menores de 40

Sostenbilidad y financiamiento