Miguel Gómez Orozco


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Sí, aquel verano italiano nos inspiró a todos: el taquito de Jara, el gol de Cayasso, el cabezaso de Flores, el pase de Guima, el derechazo de Medford, la narración de Pilo... Y a otros los sigue inspirando, como le pasó a Miguel Gómez, quien decidió llevar la historia previa de Italia 90 al cine y lo logró con éxito.

Sin embargo, antes de Italia 90 hubo otras historias. La de Miguel empieza a principios de los 90, cuando empezó a notar que le gustaban las películas de Steven Spielberg, pero que también que le llamaba la atención el trabajo detrás de cámaras.

Dice que empezó a estudiar publicidad porque era lo que más le acercaba a ese sueño, pero pronto estaba sentado en las aulas de Los Angeles Film School y de UCLA, donde empezaron los proyectos. Regresó al país y en cartelera aparecieron El Cielo Rojo (2008), El Sanatorio (2010), El Fin (2011) y, por supuesto, Italia 90 (2014), que se convirtió en una de las películas costarricenses más taquilleras.

El último reporte indica que la cinta fue vista por casi 100.000 personas y generó $463.000 en taquilla. Miguel reconoce que este fue el proyecto más retador, sobre todo porque algunas empresas patrocinadoras no quisieron apoyarlo, pues decían que sería difícil que actores que pudieran interpretar fielmente, y sin ridículo, al Chunche Montero o al mismo Róger Flores. La historia demostró lo contrario.

Pero la inspiración no queda ahí: en diciembre estrenará Maikol Yordan Soto de viaje perdido , su película en conjunto con La Media Docena.

Miguel tiene 32 años, dos hermanos y un hijo de 5 años. Precisamente, dice que en su tiempo libre le gusta pasar tiempo con él y leer sobre cine. Y si le preguntan, cuál es su película preferida, responde: The Life Aquatic with Steve Zissou (2004).

Conozca a otros 40 menores de 40

Sostenbilidad y financiamiento