Antiguo cine josefino será food court

Plaza tendrá ocho locales


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Cuando en octubre de 1999 proyectaba su última película, los clientes del antiguo cine Bellavista no se imaginaron que pronto se convertiría en casa de zancudos y basura, al punto que el Ministerio de Salud debió intervenir.

Ese desolado panorama podría quedar atrás cuando el viejo y destartalado cine sea sustituido por una moderna plaza de comidas que sus dueños llamarán Food Court Cuesta de Moras.

El proyecto es liderado por la sociedad anónima Arena Latino Costa Rica, cuyo apoderado generalísimo es el español Javier Sepúlveda.

La firma Proyectos de Ingeniería y Arquitectura (Piasa) estará a cargo de su desarrollo y según su representante, Jorge Arce, es un proyecto que viene gestándose desde hace varios años y está vinculado a la iniciativa de repoblar y embellecer la capital de la Municipalidad de San José.

Será un proceso de remodelación completo para lograr un edificio de dos pisos: en la planta baja habrá siete locales de comida rápida, espacio para mesas y baños.

En la segunda planta, cuyo acceso será por dos escaleras, habrá un mezannine , un bar-restaurante que será el local ancla, y un balcón.

El terreno, a un costado de la Asamblea Legislativa (antiguo colegio de Sión), tiene un área de 449 metros cuadrados. La construcción añadirá 742 metros cuadrados.

El negocio aprovechará el intenso flujo peatonal e importantes áreas de influencia laboral como el Congreso, la Corte Suprema de Justicia y el Poder Judicial entre otros.

EF supo que el proyecto ya obtuvo la licencia ambiental, lo cual le permitirá iniciar trámites municipales.

Los voceros calculan que entre la compra del terreno y la construcción, la inversión alcanzará $700.000.

Formato: multimarcas

Si de plazas de comidas hablamos, la provincia de San José ha recibido varias opciones de esta naturaleza. Una de las más reconocidas es Plaza Antares, centro gastronómico ubicado en Barrio Dent, a un costado de la Rotonda a la Bandera.

Allí funcionan las marcas Chancay, Spoon, Quizno’s, Tacontento, Chichi’s y Más Tekila, entre otros.

Fue inaugurado a finales del 2009 por Grupo Dent, liderado por el empresario y exministro de Hacienda, Alberto Dent.

Otro proyecto que viene en camino es la plaza de comidas que planea conformar el empresario Luis Alberto Jaikel Gazel en La Aurora de Heredia.

Jaikel es dueño de una propiedad situada en la entrada del Real Cariari, donde antes operaba el bar Tragaldabas. Este negocio fue cerrado, desmantelado y, en su lugar, se construyó un edificio de dos plantas.

El empresario contó que ya firmó contrato para la primera planta con la cadena Applebee’s cuya apertura está prevista para la segunda semana de noviembre. Le acompañarán otros locales y restaurantes de comida “casual”.

En el segmento de comida rápida, el grupo Quick Service Restaurants International (QSR) –dueña de las marcas Quizno’s, KFC, Teriyaki, Cinnabon y la de más reciente ingreso en el mercado tico, Smashburger– tiene en agenda para el 2014 abrir un espacio para reunir a todas sus cadenas en un solo lugar.

Sería la segunda iniciativa en ese sentido, pues el primer proyecto multimarca opera en Lindora.

Tatiana Rodríguez, gerenta de Desarrollo de QSR, explicó que recién se acaba de adquirir la propiedad en Guachipelín de Escazú. Allí el grupo planea invertir unos $3 millones.

La mayoría de centros comercial y malls del país han creado áreas exclusivas para comer.

Están los llamados food court generalmente pensados para cadenas de comida rápidas y para restaurantes más casuales.

Al menos así lo tienen Real Cariari, Paseo de las Flores, Terramall, Multiplaza, Avenida Escazú y Plaza Rubí, entre otros.

El lugar donde Arena Latino Costa Rica construirá su complejo de comidas había estado en la mira del Gobierno –junto con otros edificios aledaños– para levantar la nueva sede gubernamental.

Se trataba de una iniciativa que tomó impulso durante el gobierno de Óscar Arias Sánchez y que sería financiada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Para el proceso de compra-venta de propiedades se había contratado a la firma Colliers Internacional.

Sin embargo, la propuesta se encuentra hoy en una situación de impasse .

Arce manifestó que la remodelacion tardará unos tres meses, es decir podría estar lista a finales de este año o inicios del próximo.

Rescatar la ciudad

Clásica: La sala de cine Bellavista se catalogó como una sala clásica surgida en la década de los 70. El dueño original, José Raventós, era propietario de Discine S.A. Raventós decidió en octubre de 1999, cuando cerró la sala, dedicarse a la distribución de películas.

Novios: Tras el cierre, la propiedad tuvo varios novios; uno de ellos fue el empresario Nicolás Baker, dueño de la Sala Garbo. Para el 2010 y cuando el tema de la nueva sede de Gobierno comenzó a sonar, ya se tenía como propietario a Jorge Arce. Arce dijo en su momento que la firma Collers International lo había contactado meses atrás para una eventual negociación.

Food court: Ahora el terreno dejará de ser un basurero y sitio para indigentes y tendrá pronto nueva cara.

Fuente Archivo EF.

Sostenbilidad y financiamiento