Empresas costarricenses no se atreven a acelerar motores y se quedan en neutro

Firmas no ven cambios respecto a la economía del país, el clima de inversiones y negocios, ni los estiman a futuro

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Como un vehículo en neutro, está encendido pero no avanza ni retrocede.

Así perciben la situación económica, el clima de inversión y el de negocios la mayoría de empresarios consultados en la décima edición del Barómetro de Empresas de la firma Deloitte.

En la encuesta –aplicada a 103 altos ejecutivos entre abril y mayo de este 2015– la sensación de que las condiciones están iguales con respecto a un año atrás y que tampoco tendrán cambios sustanciales dentro de 12 meses resulta el común denominador de las opiniones brindadas.

En relación con la situación económica del país, un 60,8% de los consultados la observa igual que hace un año, es decir, 8 puntos porcentuales más de los que opinaron así en el noveno barómetro de noviembre de 2014.

Por su parte, bajó en 4 puntos la opinión de que dicho factor está mejor, pero también descendió en una cantidad similar las respuestas de que está peor.

La visión a futuro en este ámbito también muestra un tibio comportamiento.

No obstante, desde el 2012 vienen en picada las opiniones positivas respecto a la economía costarricense. En ese momento, un 38,4% de las firmas tenía optimismo hacia el futuro, hoy tan solo un 15% cree en una mejoría.

infografia

Punto muerto

Esta situación pone al empresario en un estado de impasse en el que algunos optan por fortalecer sus negocios, pero con la urgencia de señales más claras del rumbo que tomará el país.

“El carro del Estado costarricense está en neutro y teniendo que subir una cuesta empinada que es la difícil situación económica y el déficit fiscal”, comentó Rodrigo Salas, director general de Grupo Farmanova Intermed.

Para Salas, el sostén de las corporaciones es por esfuerzo propio, no solo de recursos, sino, de automotivación por establecer equipos talentosos, unidos y con objetivos claros, algo que no observa que esté sucediendo en la principal empresa: el Estado.

El empresario resaltó que mientras en los años 2011 y 2012 el mercado farmacéutico crecía a dos dígitos, entre 12% y 14%, para este 2015 se espera un aumento de 1% o 2%, aspecto que no incentiva la inversión sino la competencia principalmente por precio y pone en riesgo el negocio.

Justamente, ascendió en 5 puntos porcentuales las respuestas que indicaron que la producción de las empresas dentro de un año estará igual comparado con las opiniones arrojadas en noviembre de 2014, y bajó de 40,7% a 36,7% quienes consideran que será más alta dentro de un año.

Kristian Federspiel, director comercial de Subaru, considera que se atraviesa un impasse que no aterroriza, empero, a los costarricenses y empresarios les gustaría ver la luz después del túnel.

“El sector empresarial está comprometido, pero tenemos un gran socio que es el Gobierno y tiene importantes retos en temas como el déficit fiscal, competitividad, infraestructura y tramitomanía”, mencionó.

Precisamente, en esta medición, un 64,6% de los altos ejecutivos desaprobó la gestión del gobierno de Luis Guillermo Solís.

LEA TAMBIÉN: Baja calificación para la gestión del Gobierno

En materia de crecimiento, el Ministerio de Comunicación aclaró que organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), advierten que ya pasó la era de altos crecimientos económicos.

No obstante, resaltó que en el 2014, Costa Rica creció un 3,5%, tres veces más que el promedio latinoamericano, y las previsiones para 2015 y 2016, desde Cepal al Fondo Monetario Internacional, proyectan que el país crecerá entre el 3% y 4%, por lo que el desafío es lograr la constancia.

El Ministerio añadió que el Gobierno está combatiendo el déficit fiscal que heredó en uno de sus niveles más altos, y que en el 2014 lograron que cerrara en 5,7% del PIB, en lugar de 6,3% proyectado.

“En este punto, enfrentamos el desafío de un crecimiento del gasto por inercia, ya que alrededor del 90% del presupuesto del Gobierno Central es inflexible”, añadió la cartera.

infografia

Inversión y negocios

La encuesta muestra que los altos ejecutivos sienten una leve mejoría en el clima de inversión respecto a un año atrás en comparación con los resultados del Barómetro anterior.

Empero, se mantiene el enfoque de un stand by con miras a futuro, ya que la mayoría de encuestados (un 46%) considera que todo estará igual dentro de un año.

Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio, externó que el reflejo del Barómetro es preocupante porque, tanto el clima de inversión, como el de negocios y la economía deberían dar señales de mejora, y no posicionarse en una situación de estancamiento.

Además, las opiniones positivas sobre el clima de inversiones con miras al futuro, vienen en decadencia desde la encuesta aplicada en abril de 2012.

infografia

Ciertamente, el Índice de Confianza del Sector Comercial de la Cámara de Comercio, del primer trimestre de este 2015 , dio a conocer en abril anterior que las empresas de ese sector económico prevén menores niveles de inversión durante los próximos seis meses.

Este índice se ubicó en 86 puntos durante el primer trimestre del 2015, y fue la primera vez desde el 2010 que la medición cierra por debajo de los 100 puntos durante los primeros tres meses del año.

La causa de esa eventual disminución es la baja confianza de los comerciantes.

El décimo Barómetro también arrojó que más de la mitad de los consultados (56,6%) evaluaron como “regular” el clima de negocios costarricense, indicador que se elevó en relación con los resultados de la novena edición.

La evaluación de este factor marca desde inicios del 2012 una tendencia de desmejora. De abril de ese año y hasta mayo de este 2015, la calificación de muy bueno y bueno cayó 41,1 puntos porcentuales.

En ese mismo periodo, se ha presentado un constante crecimiento de la percepción mala y muy mala sobre el ambiente para hacer negocios en el país.

Más positivos

Jorge Calderón, director para Centroamérica de Asuntos Corporativos de Cargill, considera el tema de inversión en el país se debe clasificar en tres aspectos principales que presentan circunstancias diferentes.

En su criterio, se ha hecho un buen trabajo por parte del Ministerio de Comercio Exterior en el tema de atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) y se mantendrá en esa línea si se trabaja en la competitividad.

El mercado nacional lo observa un poco estacando y se debe poner atención para reforzar el tema de consumo.

Y en relación con las exportaciones, considera que hace falta una política más definida por parte del Gobierno porque no están tan claros con respecto a las directrices que se están ejecutando en este ámbito.

Sin embargo, el vocero de Cargill dijo que, como ejecutivo, observa un ambiente ligeramente más optimista que el resultado de la encuesta en general, ya que vamos para el segundo y tercer año del Gobierno, los cuales tienden a ser mejores después de un período de acomodo.

“Creo que se puede hacer un buen trabajo en conjunto con el Gobierno y sinergias importantes respecto a los principales retos”, comentó.

Para Alan Saborío, socio director de Deloitte, en este momento no todos los indicadores reflejan que la situación va a desmejorar, por lo que el sector empresarial ronda entre un impasse y un optimismo con cautela.

Yolanda Fernández, gerente de Asuntos Corporativos de Walmart, reconoció que la situación del país se ha mantenido en una especie de stand by pero eso no ha impedido que la compañía crezca dentro de las oportunidades que el país le sigue dando.

“Hemos invertido muchísimo y además creemos de que mientras nosotros sigamos creciendo, también se favorece la reactivación de la economía del país”, comentó.

Sin embargo, reconoció que se han presentado algunas situaciones que han complicado el escenario comercial

Por ejemplo, el cierre de importaciones de algunos productos y atrasos en aduanas, por lo que en eso también tratan de hacer una lectura de cómo prepararse para tomar las previsiones y al mismo tiempo colaborar para mejorar dichas situaciones.

Sostenbilidad y financiamiento