Cautela ronda sector de bienes raíces en Costa Rica

Sector pospondrá inversiones a la espera del resultado de las elecciones de febrero próximo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Fiel creyente de la capacidad empresarial que existe en el país, Luis Manuel Chacón Jiménez asegura que el sector de bienes raíces se encuentra en uno de sus mejores momentos.

Tras la crisis de 2008, la estabilidad empezó a calentar el terreno y hoy, los niveles de desocupación son considerados normales.

Aunque se logró ese paso, sí existe en este momento un periodo de cautela, en el que los inversionistas posponen cualquier decisión, a la espera de las elecciones de febrero próximo.

Chacón asegura que existe gran preocupación por las propuestas de los candidatos y que se vive una época en la que lo mejor es “quedarse quedito hasta que se aclaren los nublados del día”.

Después de 55 años de mantenerse vinculado a la empresa Edica, en el currículo de Chacón se destaca su paso por la política como diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y como ministro de Turismo.

Su sonrisa y don de palabra reflejan sin discreción las décadas de experiencia recorridas entre negocios, política y vida académica, y también sus facetas como empresario, diputado, ministro, asesor, escritor, esposo, padre y abuelo.

Chacón actualmente es asesor externo del Grupo Financiero Acobo, y subgerente general de la constructora Edica.

Desde su presidencia en la empresa Nexo Desarrollos, inauguró Plaza Murano, una de los oficentros más recientes en la zona oeste de la capital.

Plaza Murano fue uno de los 14 oficentros que se pensaban inaugurar en el 2013. ¿Cómo evalúan el resultado?

Fue una experiencia completamente satisfactoria. Tenemos un 70% vendido. Fue concebido como una propuesta con ventajas para pequeños empresarios.

¿Cuáles fueron las principales trabas a las que se enfrentaron?

La tardanza en la entrega de permisos es terrible. Aunque se hable formalmente y se saquen citas, los funcionarios cancelan, se van a almorzar, no responden... las juntas no se reúnen.

“Con ese ritmo, se puede estar más de un año detrás de un permiso”.

¿Cómo evalúa el sector de bienes raíces durante el 2013?

Fue un año muy satisfactorio, un año abierto a la inversión y con un buen clima de negocios. A través de fondos de bienes raíces, el país se ha abierto a atracción extranjera.

“La ventaja de las inversiones en bienes raíces es que no se trata de capitales golondrina, sino de proyectos que aportan estabilidad y oportunidades de trabajo”.

¿Ofrece Costa Rica un clima ideal para ello?

El Gobierno ha sido muy descuidado en propiciar un clima para nuevas inversiones. No ha sido lo productivo y lo proactivo que puede ser. Se requieren cambios, no es posible que se deba invertir de seis a ocho meses para obtener un permiso y ofrecer más facilidades para hacer negocios.

Entonces, ¿cuál debería ser la prioridad del próximo gobierno?

Mejorar la tramitomanía. Hay cosas que se pueden solucionar desde el primer día y asegurar la utilización plena de las facultades de un gobierno para el tema de licitaciones, diseños de construcción, utilización de los fondos de pensiones para proyectos de infraestructura, etc. Sería ideal que las entidades bancarias se conviertan en un cuerpo que se encargue de dirigir las licitaciones y garanticen el manejo de los fondos.

¿Cuáles son las expectativas para el 2014?

Una vez que se resuelva el clima de expectativa e incertidumbre, producto de las elecciones de febrero próximo, percibo un prometedor 2014. Es hora de que el sector se incline hacia nuevos nichos de oportunidad, entre ellos proyectos del sector industrial.

¿Cuáles son las debilidades del sector de bienes raíces en Costa Rica?

Definitivamente la tramitonomía y los problemas relacionados con el acceso al financiamiento. En Costa Rica es difícil obtenerlo, y los bancos han tenido malas experiencias con los proyectos de playa. El país tiene la capacidad empresarial, pero es necesario mejorar el acceso a crédito.

¿Cuáles son las decisiones urgentes para el 2014?

El Gobierno ahora tiene la pelota en su cancha. Sobre la mesa está el tema de tramitomanía y financiamiento, pero también tiene el reto de mejorar toda la parte de infraestructura.

Las estimaciones del Banco Central indicaban que al final del 2013 la Inversión Extranjera Directa (IED) alcanzaría los $2.250 millones...

Con un clima propicio para la inversión, en el 2014 esas cifras se podrían superar, sin duda.

Este año se abrieron al menos 14 nuevos oficentros, 3 parques industriales, 6 plazas comerciales y 5 hoteles. ¿En qué momento se encuentra el sector?

Uno en el que el mercado ha podido absorber lo que se ha construido y en el que se presentan porcentajes de desocupación normales.

Algunos expertos aseguran que se trata de un sector que ha llegado al tope...

No, no. Se trata de un sector con un futuro promisorio.

¿Oportunidades de negocio?

En todas partes. Creo que vienen proyectos interesantes como como el Mall de Alajuela que se estima duplicará el tamaño de Plaza Lincoln. Ese proyecto es una ejemplo de que existe confianza en el país.

¿Descarta del todo la saturación del sector, especialmente en el tema de oficentros?

Creo que aún hay muchas oportunidades. Si algún proyecto presenta problemas, debe ser porque no reúne las condiciones adecuadas, o porque los precios son muy altos.

¿Cómo está entonces el tema de oferta y demanda?

Creo que está muy estable. No se han presentado grandes incrementos de precios.

¿Cuáles son las zonas ideales para invertir en bienes raíces?

Yo no me apartaría de la GAM, excepto si se trata de un proyecto puntual, pequeño y que ya esté vendido en un alto porcentaje.

¿Es San José entonces la mejor opción para proyectos?

Yo digo que se pueden hacer cosas en las demás provincias. Alajuela y Cartago representan buenas oportunidades para centros de llamadas, por ejemplo, pues tienen una audiencia cautiva que quizás no le interese trasladarse hasta San José.

En detalle

Nombre: Luis Manuel Chacón Jiménez.

Formación: Ingeniero civil, Universidad de Cornell.

Edad: 78 años.

Estado civil: Casado.

Trayectoria profesional: Empresario, exministro de Turismo, exdiputado.

Sostenbilidad y financiamiento