Burger King se despide de Costa Rica y deja una gran “herencia” a sus competidores

Con el cese de operaciones quedan personal capacitado y locales en excelentes zonas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El lunes cinco de octubre, Burger King abandonó el mercado nacional con la promesa de volver. La despedida no sorprendió.

Sus competidores, en el mercado de comida rápida, solo esperaban la fecha en la que se concretara un rumor que tomó fuerza desde hace algunos meses.

Al final, ellos serán los grandes ganadores del adiós de una marca que operaba en el país desde 1990 y que tenía 29 restaurantes en diferentes zonas del país.

Esto no solo porque ahora hay un nicho del mercado que buscará un producto similar al que consumían en BK, si no porque dejan personal capacitado y locales con muy buenas ubicaciones.

Así la salida de la marca, que se dio como resultado de una pugna entre Burger King Corporation y el franquiciado local, deja un sabor agridulce en el mercado de comidas rápidas costarricense.

Antonio Jiménez, especialista en mercadeo, explicó que las empresas que desean ganar el público que abandonó BK deben analizar inicialmente cuáles eran los productos que más gustaban.

“Había personas que se lamentaron porque no iban a poder comerse de nuevo un Whopper. Si desaparece van a querer ver dónde pueden conseguir algo parecido”, destacó Jiménez.

Ahí es donde tendrán la oportunidad de competir firmas como Carl’s Jr, SmashBurger, Johnny Rockets y McDonald’s, debido a que se especializan en la preparación de hamburguesas.

No obstante, estas compañías tendrían un inconveniente en el proceso por conquistar a los consumidores de BK: el precio.

El especialista en mercadeo indicó que esa empresa se había dedicado durante los últimos años a brindarles, en su mayoría a los jóvenes, opciones económicas con las que pudieran alimentarse.

“Les daban una hamburguesa junto a un refresco por ¢1.000. Ahí es cuando una marca como Carl’s Jr. puede competir por producto más no por precio”, agregó.

Esto a pesar de que los precios que ofrecen algunos de los que era los principales competidores de Burger King, en ocasiones pueden parecer no excesivos.

Andrés Fachler, director general de Carl’s Jr, manifestó que su menú les permite ofrecer productos para quienes desean comerse una hamburguesa de media libra, con un costo de ¢4.900, hasta para los que quieren una más pequeña, por ¢750.

Mientras en el caso de Johnny Rockets, con un concepto más “ casual”, posee alimentos con precios que van desde ¢3.000 a ¢7.000.

Por el mismo aspecto del precio, también se pueden beneficiar sodas o puestos de comidas de las comunidades, ya que el valor de una hamburguesa –con algunas excepciones– es menor.

Otra realidad es que no solo quienes se dediquen de forma exclusiva a la preparación de hamburguesas pueden recibir beneficios con el cese de operaciones de Burger King en el país.

Marcas reconocidas como Pizza Hut, Taco Bell o KFC, pueden ir tras un pedazo del “ share de estómago” del cliente. Esto sobre todo al darle opciones económicas.

La gerente de Mercadeo de Taco Bell, Mónica Quesada, explicó que ellos tienen precios accesibles para los diferentes gustos y preferencias de los consumidores costarricenses.

Además, señaló que el mercado es muy exigente, lo que los obliga a revisar constantemente todas sus estrategias y buscar adaptarse a las necesidades de los clientes.

El personal

Con la salida de Burger King, 434 personas quedaron sin empleo, sin embargo, desde el primer día que se anunció el cese de operaciones y durante el resto de la semana, múltiples empresas del sector iniciaron el reclutamiento de personal.

Según datos manejados entre los diferentes actores de la industria de la comida rápida, el promedio de rotación de personal es superior al 50%.

A esto se suma que pronto muchas de las empresas abrirán nuevos restaurantes, por lo que poder contar con personal capacitado y acostumbrado al ritmo de trabajo, es una oportunidad que no dejan pasar en estos tiempos.

Entre quienes buscan personal está Johnny Rockets, que planea brindar empleo al menos a 30 personas a más tardar a finales de octubre e inicios de noviembre, y Carl’s Jr, que el próximo mes abrirá su undécimo local.

“Nuestro plan es seguir creciendo y siempre seguir innovando con nuestras hamburguesas. Poder estar cada vez más cerca de todas las personas que saben que en Carl’s se come en serio”, señaló el director general de la marca.

Por su parte, Vera Mora, gerente de marca de Johnny Rockets, comentó que esperan seguir creciendo y consolidarse entre los favoritos del segmento de comida casual.

La representante de la marca agregó que a futuro requerirán incrementar su cantidad de colaboradores debido a las aperturas en los proyectos Terrazas de Lindora y Escazú Village.

También, entre los que buscan nuevos colaboradores, está Costa Beer Factory que prevé que antes de que finalice este año abrirá las puertas de su segundo local, en Avenida Escazú. Para esto contratará al menos 15 personas.

Los locales

Burger King, durante los 25 años que operó en el país, logró establecer sus restaurantes en ubicaciones donde el tráfico de personas era el suficiente para ser un aliado del negocio y así intentar conseguir números mucho más que rentables.

Entre esos destacan, los que poseían en la avenida segunda (Palace Food Court) y frente a la Plaza de la Cultura (ambos en la capital) y el de Los Yoses.

Ante esto es esperable que algunos negocios de comidas rápidas busquen potenciar su crecimiento y que pronto aprovechen las condiciones que tienen los establecimientos usados por BK.

Según Inmoinfo, los promedios del mercado para un local comercial ubicado en San José centro es de $15,96 el metro cuadrado y en el oeste de San José de $27,64.

No obstante, al ser de comidas rápidas, el valor puede subir hasta los $40 por metro cuadrado.

Camino al cierre

Burger King abandonó el país después de meses de rumorarse su cierre.

1990

Iniciaron las operaciones de Burger King en Costa Rica a cargo de Corporación de Alimentos del Rey (Carsa).

2011

Carsa vendió las operaciones de la marca a un grupo venezolano liderado por los inversionistas Carlos Borregales, Rafael y Leo Belloso.

2012

Nace BK Centro América SRL, un joint venture conformado por la compañía de los Belloso y Borregales y por Burger King Worlwide.

2015

Cierra Burger King en Costa Rica tras un conflicto entre el representante de la marca en el país y la compañía en Estados Unidos.

Fuente Archivo GN.

Sostenbilidad y financiamiento