Café Miel, Los Paleteros, Mandarina y Cosechas tienen el reto de evitar que su éxito sea efímero

Empresarios son conscientes que su fórmula de negocio actual no les garantiza un futuro

 Los Paleteros  comercializan la churchilleta, chocomenta,  cookies and cream ,  banano relleno de avellanas, coco y chocolate relleno de dulce de leche.

Los Paleteros comercializan la churchilleta, chocomenta, cookies and cream , banano relleno de avellanas, coco y chocolate relleno de dulce de leche. / ARCHIVO GN/ADRIÁN SOTO PARA EF

Ya sea con una paleta de helado o con un café, tanto Los Paleteros como Café Miel, conquistaron el paladar de los costarricenses con poco tiempo en el mercado.

Por ejemplo, Los Paleteros –con su producto estrella La Churchileta– saborean el éxito tan solo ocho meses después de haber iniciado operaciones.

LEA: Encadenamientos fortalecen los negocios artesanales en Costa Rica

Evidencia del éxito de estas firmas es su movimiento en redes sociales en las que día tras días cosechan más seguidores. Solo tomando en cuenta Facebook, Café Miel tiene más de 100.000 me gusta y Los Paleteros cerca de 79.000.

Quienes están al frente de estas firmas se deleitan con los buenos resultados pero son conscientes de que la fórmula actual no es suficiente para garantizarse el futuro en el mercado nacional.

“Nos vamos a considerar exitosos hasta comprobar que el negocio va a perdurar en el tiempo”, resaltó Enrique Artiñano, uno de los tres socios de Los Paleteros.

Siendo así, seguirían los pasos de otras marcas que también gozaron de gran aceptación en sus comienzos y que aún están disponibles en la oferta como Cosechas y MandarinaTropical Juice Bar.

Antonio Jiménez, especialista en mercadeo, explicó que ante un éxito repentino, se deben considerar varios aspectos, entre ellos la seguridad de lo que se hace.

“Hay gente que dice que lo de las ventas no es para ellos pero como el producto es tan bueno lo va a hacer. Ese es un gran error, deben ver el negocio con seriedad y profesionalismo”, agregó.

Asimismo, es de gran relevancia que con las primeras caídas en las ventas no se tome la decisión de cerrar. “Hay que ser constante porque si lo abre y lo cierra será algo sin pena ni gloria”, puntualizó el especialista.

Casos recientes

Desde noviembre del 2015, Los Paleteros producen y comercializan paletas de helado en seis sabores: chocolate relleno de dulce de leche, churchilleta, chocomenta, cookies and cream , banano relleno de avellanas y coco.

Para Artiñano, los productos tienen gran aceptación gracias a que utilizan materias primas de buena calidad y, además, que es un producto diferente de lo que se podía esperar en el mercado.

Los Paleteros comercializan la churchilleta, chocomenta, cookies and cream , banano relleno de avellanas, coco y chocolate relleno de dulce de leche. [side_to_side]

Las buenas cifras de ventas han hecho que la empresa busque colocar productos no solo en negocios de terceros (tiene presencia en cinco) sino con su propia marca mediante franquicias.

“Acabamos de abrir la primera franquicia en Barrio Escalante y pensamos abrir muy pronto nuevas tiendas en franquicia”, mencionó el socio de la firma.

¿Qué hacen para que el éxito sea sostenido? El socio de la compañía manifestó que se asesoran constantemente con personas de experiencia para tomar las decisiones correctas y de largo plazo.

Asimismo, la marca no planea quedarse solo con los productos que comercializa actualmente, sino que próximamente venderá paletas con otros sabores.

La empresa tiene actualmente siete colaboradores en su fábrica en Santo Domingo de Heredia.

En el caso de Café Miel, reconocen que su producto ya dejó de ser nuevo pero creen que se mantendrán por la experiencia de consumo que le brindan a los clientes.

Café Miel tiene tres cafeterías en funcionamiento ubicadas en las cercanías de la Casa Amarilla y del Instituto Nacional de Seguros, en San José centro, y otra cerca de Jiménez y Tanzi en San Pedro de Montes de Oca. [side_to_side]

“La única forma es innovar y no hablamos solo de productos sino de crear lugares diferentes, experiencias nuevas. Ya nuestro producto no es nuevo, muchas cafeterías lo tienen, queremos hacer cosas distintas”, afirmó Diego Juárez, uno de los propietarios.

Actualmente, tienen tres establecimientos (una inversión cercana a $100.000) y planeaban abrir un local más en Barrio Escalante, sin embargo, tuvieron que cancelarlo por temas ajenos a ellos.

El propietario agregó que uno de los locales ubicados en San José será trasladado a otro lugar de la capital donde habrá más espacio, un menú más elaborado y diferente del que existe ahora.

Para Café Miel laboran 17 personas, incluidos sus propietarios.

Con amplia trayectoria

Cosechas abrió su primera tienda en diciembre del 2008 y a la fecha tiene 90 establecimientos operando bajo el modelo de franquicia.

“La marca sigue siendo reciente y evoluciona de manera constante conforme se expande dentro y fuera del país. En Costa Rica, las ventas se han mantenido a lo largo de los años”, explicó su fundador, Carlos Hernández.

Reconoce que en los últimos dos años cerraron varias tiendas pero debido a la limitada capacidad de inversión del franquiciado, el incremento en costos de alquiler versus tráfico en algunos centros comerciales y el creciente costo del recurso humano.

La firma sigue tomando medidas para mantenerse atractiva a los consumidores. Por ejemplo, en los próximos días incorporará el uso de botellas de vidrio retornable para atraer a los interesados en reducir el uso de plástico.

Asimismo, la marca ha sido sujeto de cambio a nivel de imagen en función de un lenguaje gráfico más universal. También se desarrollaron nuevos manuales operativos y libros de marca que retroalimentan los locales.

Por su parte, Mandarina sigue aspirando a crecer dentro y fuera del país. Esto impulsado por un aumento en las ventas, las cuales han subido un 5% este año en comparación con el 2015.

“Se mantiene posicionado en el mercado debido a que seguimos siendo fieles a la filosofía de ofrecer a nuestros clientes productos 100% frescos y naturales”, indicó Neisen Jaim, fundador.

LEA: Dulcis reinventa dos productos y los lleva a la exportación

La firma ha invertido más de $1 millón desde que abrió en 2004. Tiene 10 locales y cerró cinco, pero planea entrar a otros países de Latinoamérica y el Caribe.