Carreras impulsan lucrativo negocio

Solamente por inscripciones, atletismo genera más de $2 millones anuales y más encadenamientos

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Durante el 2012, la empresa Evolution Marketing organizó 40 eventos deportivos en el país, en su mayoría carreras atléticas. Esa cifra representa un crecimiento del 20% respecto del 2011.

El movimiento de otro negocio del sector, One Sports and Marketing, también ha sido dinámico, pues el año pasado realizó su primer carrera y en el 2012 hizo cuatro eventos.

Por su parte, Grupo Publicitario cerrará el periodo con 20 carreras coordinadas y 10 cronometradas.

Los buenos números que reporta este nicho responden al creciente interés del tico por el deporte no tradicional.

Según datos aportados por la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa), para este año se programaron 115 carreras de atletismo –30 más que en el 2011– y para el 2013 se esperan al menos unas 10 adicionales.

Sol y Arena, Corre por mí, Ana Ross, Runners San Silvestre y Tamarindo Beach Marathon destacan entre las competencias más concurridas.

Fecoa estima que en el país corren al menos 105.000 personas anualmente, es decir, casi 1.000 por carrera. Esto sin incluir los eventos informales que la Federación no registra.

Si se toma en cuenta que la inscripción promedio que se paga por persona en estas actividades es de $20, solo por ese concepto el negocio estaría generando, al menos, $2,1 millones por año.

Empero, los organizadores aseguran que el costo de coordinar el evento nunca es cubierto por lo recolectado en inscripciones.

De acuerdo con Natalia Alvarado, gerenta de operaciones de Evolution Marketing, los recursos destinados a la organización pueden ir desde los $30.000 hasta los $70.000 y dependen de variables como la cantidad de participantes.

Dentro de esa inversión, el rubro de mercadeo y el kit de participación para los corredores acapara el 65% del gasto.

Para generar más ingresos, estas empresas recurren a patrocinios de diferentes marcas: desde bancos y restaurantes, hasta tiendas deportivas y bebidas energéticas.

De hecho, Alvarado afirma que un 55% de la inversión se recupera a través de patrocinios.

Banco Lafise es una de las compañías que apuesta por patrocinar eventos atléticos como parte de su estrategia de mercadeo. Mónica Lachner, gerenta de mercadeo, añadió que este año Lafise utilizó la táctica en la Maratón de Tamarindo y Lindora Run, e invirtió $50.000.

Según los organizadores, por evento, pueden vincularse entre 6 y 20 marcas auspiciadoras.

Florida Bebidas también vincula sus marcas agua Cristal y Gatorade en las carreras.

Gisela Sánchez, directora de relaciones corporativas de la empresa, asegura que, en el caso de la bebida energética, más de la mitad de su presupuesto de mercadeo se destina a estos patrocinios.

Más negocios se ejercitan

One Sports, Evolution Marketing y Grupo Publicitario son pymes que emplean entre cinco y diez personas de forma permanente, pero que encadenan a otras empresas para sus trabajos de logística.

Global Sport, Asociación Deportiva Los Ángeles y Más Deporte también se dedican al negocio.

Los eventos pueden ser producidos por una marca que contrata a dichas organizaciones o, bien, por iniciativa propia de estas.

Según Luis Montero, gerente de One Sports, lo usual es que se subcontrate la elaboración de las medallas, camisas, bolsos, línea gráfica, jueces, personal para el cuidado de los corredores durante la ruta y cronometraje.

De igual forma, los organizadores deben asegurarse de estimar la cantidad de cupos de corredores disponibles, tramitar permisos legales, pólizas de seguros y puestos de hidratación, entre otros rubros.

En el caso de Grupo Publicitario, la empresa también ofrece este último servicio, pues representa en Costa Rica a la compañía internacional Chronotrack, dedicada a este nicho.

Además, según Rodolfo Villalobos, vocero de la organizadora, la compañía también invirtió en su propia imprenta para la elaboración del material de promoción de cada evento.

Entretanto, la Fábrica Nacional de Trofeos (FNT) y Grabados y Bordados S.A. son dos de las empresas beneficiadas y encadenadas por el boom de las carreras, pues ambas elaboran medallas, reconocimientos y trofeos.

Katty Selley, propietaria de Grabados y Bordados, afirmó que su negocio produce unas 120.000 medallas por año.

Para este 2012, alcanzó un crecimiento de entre 10% y 15% en lo que Selley califica como uno de sus mejores años en el mercado.

Sergio Fumero, director comercial de FNT, también habla de un importante dinamismo que la ha permitido a la empresa construir un nuevo edificio e invertir próximamente en tiendas propias para Costa Rica y Centroamérica.

El negocio también impacta la apertura de tiendas dedicadas a la venta de artículos deportivos.

Newton, Do Store, Runners, On the Road y Uno Sports son algunos ejemplos del nicho.

Mario Reifer, gerente de Uno Sports, anunció la apertura de al menos tres tiendas en los próximos diez años, lo cual los llevaría a tener 13 puntos de venta.

Por su parte, Víctor López, propietario de las cuatro tiendas Runners, también quiso sacar provecho de la organización de eventos y creó su empresa Global Sport que produce carreras como la concurrida San Silvestre, realizada a final de cada año.

Reto: la informalidad

La explosión de actividades atléticas no solo se ha convertido en un buen negocio, sino que provocó el surgimiento de carreras informales.

Los organizadores hablan de unas 85 más que Fecoa no registra debido a que no cumplen con los permisos legales necesarios.

“Hay fines de semana que hay hasta ocho carreras y esto afecta a todos los organizadores”, comenta Rodolfo Villalobos, de Grupo Publicitario.

Fecoa informó a La Nación , en setiembre pasado, que ya se elaboró un reglamento para carreras, con el cual se busca filtrar a los organizadores autorizados.

Las más famosas

Estas son algunas de las carreras con más afluencia en el país.

Maratón de Tamarindo: Se realiza en setiembre de cada año y reúne a más de 3.000 personas. Inscribirse cuesta entre $30 y $100.

Sol y Arena: Reúne a más de 7.000 atletas cada marzo. Para inscribirse se necesita $14.

Ana Ross: Se realizó por novena ocasión en octubre pasado y recolecta $14 por persona.

Fuente Abuenpaso.cr.

INCLUYA SU COMENTARIO