China abrirá industrias estatales a la participación privada

El gobierno no mencionó si permitiría asumir el control en los sectores como el petrolero y el de la generación hidroeléctrica


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

China anunció el miércoles que abrirá a la inversión privada y extranjera 80 proyectos en ocho sectores dominados por empresas estatales dentro de los esfuerzos para hacer más productiva a la economía ante la desaceleración del país.

La decisión es la más reciente dentro de un conjunto de cambios políticos orientados al cumplimiento del compromiso que el gobernante Partido Comunista asumió en noviembre de permitir a la iniciativa privada y la inversión extranjera una mayor participación en la economía dominada por el estado.

El gobierno se abstuvo de mencionar el tema políticamente volátil de si se permitiría a la iniciativa privada asumir el control de entidades en los sectores abiertos recientemente, como el petrolero y el de la generación hidroeléctrica, considerados previamente como estratégicos.

Otros sectores fueron la energía eólica, almacenamiento y distribución de gas natural, producción de equipo fotovoltaico para generación de energía solar, carbón, vías férreas y operaciones portuarias.

El primer ministro Li Keqiang dijo que el Gabinete "decidió emprender un número de proyectos para alentar la participación de 'capital social' en un número de áreas como infraestructura a fin de promover la competencia justa" , según el comunicado.

Li, el principal funcionario económico del país, dijo que las guías para la participación de los inversionistas privados y extranjeros serán difundidas lo más pronto posible.

Las autoridades chinas pretenden reemplazar un modelo de crecimiento basado en las exportaciones y la inversión que ya redituó tres décadas de expansión explosiva pero que ha comenzado a perder impulso.

El gobierno desea impulsar un crecimiento autosostenible basado en el consumo interno.

Al mismo tiempo, el partido gobernante desea retener el control de la economía aun si se concede mayor participación a los empresarios.

Cualquier intento para que se permita a ajenos opinar sobre la manera como deben funcionar los sectores económicos estatales puede enfrentar la oposición de facciones del partido que dependen de esos sectores como una fuente de recursos y de empleos para los partidarios.

El crecimiento económico ha tenido una constante desaceleración en los últimos dos años y las autoridades chinas intentan impulsar un consumo doméstico más autosostenible.

En 2013 declinó a 7,7%, la tasa más baja para un año en dos décadas, y se desaceleró a 7,4% en los primeros tres meses de 2014.

Li se comprometió en marzo en un discurso a conceder a los mercados "una participación decisiva" en la asignación de recursos. Para esta medida, Beijing necesitaría cancelar un sistema en el que se apoya a compañías estatales con monopolios y créditos, energía y tierras, todo de bajo costo, así como con otros recursos.

En una referencia a una posible oposición, Li declaró en su discurso que Beijing necesitará "romper grilletes mentales e intereses creados".

Sostenbilidad y financiamiento