DICEN LOS ENCARGADOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA VÍA INTEROCEÁNICA

Consorcio no tiene argumentos con sustento legal para detener obras en Canal de Panamá

Empresa envió a la ACP una carta el 30 de diciembre en la que amenaza con suspender las obras si en un plazo de 21 días no se resolvía el pago de sobrecostos en las obras, que estimó en $1.600 millones


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La administración del Canal de Panamá afirmó este domingo que los argumentos con los que el consorcio encargado de la ampliación de la vía amenaza con suspender las obras, carecen de sustento y que recurrirá a las acciones necesarias para asegurar que se completen.

"Los argumentos planteados por el contratista en la misma carecen de sustento legal y no son claros, por lo que no dan al contratista motivos para suspender la obra", subrayó la Autoridad del Canal de Panamá, al referirse al Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que tiene como socio mayoritario la constructora española Sacyr.

El consorcio envió a la ACP una carta el 30 de diciembre en la que amenaza con suspender las obras si en un plazo de 21 días no se resolvía el pago de sobrecostos en las obras, que estimó en $1.600 millones.

La ACP dijo confiar en que GUPC "tenga la capacidad de cumplir los compromisos pactados". "De no ser así, la ACP pondrá en acción los mecanismos del contrato que le permiten completar la obra", subrayó, sin ampliar detalles.

Los trabajos, que cuestan $5.200 millones comenzaron en el 2009 y estaba previsto que terminaran este año, en el que la vía interoceánica cumple 100 años.

El contrato establece seguros y fianzas a las que la ACP podría recurrir para culminar las ampliación de la vía –que debía de haber concluido en octubre del 2014, pero cuyo fin está previsto ahora para junio del 2015– pues, precisó, tienen un avance de un 72% en total y de un 65% en la construcción de las nuevas esclusas.

José Peláez, jefe de proyecto de la construcción de un tercer juego de esclusas, afirmó el sábado que los problemas que originaron los sobrecostos surgieron por problemas en la geología del terreno donde se adelanta la obra, que según dijo no fueron detectados por la ACP.

La administración del Canal recordó al consorcio (integrado también por la firma italiana Impreglio; la belga, Jan de Nul; y la panameña, Constructora Urbana) que el 13 de diciembre le exigió que respondiera sobre "varias faltas y presiones ilegítimas para retrasar la ejecución del proyecto", pero indicó que no obtuvo respuesta.

La ACP le había preguntado a GUPC por la reducción de personal en los sitios de construcción, "la falta de progreso" en tres represas y en la rectificación de obras defectuosas y "retrasos significativos en la entrega de las compuertas de las esclusas".

"En definitiva, la falta del contratista con el progreso de las obras de acuerdo con sus obligaciones contractuales", aseveró la ACP.

La ministra española de Fomento, Ana Pastor, llegará la noche de este domingo a Panamá para mediar en el conflicto. Se reunirá con el presidente Ricardo Martinelli, directivos de GUPC y de la ACP.

Por el Canal pasa el 5% del comercio marítimo mundial y tiene a Estados Unidos y China como sus dos principales usuarios.

Sostenbilidad y financiamiento