Tiendas costarricenses compiten de frente por el nicho de lujo

Cadenas de accesorios y zapatos exclusivos hechos en Costa Rica mantienen un buen crecimiento

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Invertir en un enfoque estratégico de productos premium , brindando un excelente servicio al cliente, es un factor clave para mantener el posicionamiento de una marca de lujo.

En el sector de accesorios, hay empresas costarricenses que han logrado entrar y crecer en este nicho de mercado sin intimidarse ante la presencia de prestigiosas marcas internacionales.

Del Río, S&J y Cueropapel&tijera son tres negocios que comercializan productos (principalmente de cuero) hechos en Costa Rica y trabajan estrategias de calidad, tecnología e innovación, con el fin de vestir con exclusividad y competir en un mercado muy exigente.

“Estas marcas han trabajado muy bien el sentimiento interno del consumidor y fortalecieron la calidad y la experiencia de compra, que son factores importantísimos en el nicho de lujo”, dijo el mercadólogo Antonio Jiménez.

Aunque estas empresas consideran importante la expansión, prefieren llevarla “despacio y con buena letra”. Es decir, no están dispuestas a sacrificar la calidad de su producción por el apuro de abrir locales.

No obstante, en los últimos tres años han logrado aumentar presencia en puntos estratégicos, y todas estiman abrir al menos un local nuevo para este 2016.

Además, el cuero se convierte cada vez más en un buen enganche como oferta comercial.

A enero del 2016, se registraron 76 negocios más de venta al detalle de artículos de cuero que los que había en enero del 2010, lo que significa un 75% de crecimiento en este tipo de locales, según datos de la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda.

A buen paso

La competencia con marcas internacionales de lujo como, por ejemplo, Carolina Herrera, Louis Vuitton, Michael Kors y Calvin Klein, entre otras (que incluyen en su oferta accesorios como bolsos, billeteras, zapatos y otros), se ha sentido más fuerte en el último quinquenio.

“Los cambios más importantes se han dado en los últimos cinco años y eso nos ha obligado a las empresas costarricenses a reinventarnos constantemente y mejorar en todos los ámbitos, ya que de otra manera no podríamos competir con las grandes cadenas multinacionales”, dijo Juan Alfaro, gerente general de S&J.

“Por otro lado, los consumidores valoran hoy más que antes a las marcas costarricenses que ofrecen una buena propuesta de valor”, agregó Alfaro.

Esta empresa cuenta con nueve puntos de venta y, en los últimos tres años, se enfocó en abrir mínimo una tienda por año, además realizó la renovación de imagen de marca y cambios en los puntos de venta existentes.

La inversión más significativa fue la adquisición de un sistema de información que les permite analizar y conocer mejor a sus clientes para poder reaccionar a los cambios en el mercado.

Asimismo, en su fábrica, ubicada en Cartago, están realizando una ampliación del área de bodega de materia prima y producto terminado para poder reaccionar mejor a sus distribuidores en las temporadas altas.

El vocero añadió que para este 2016 podrían abrir una tienda al este de San José.

Por otra parte, la mayor inversión en los últimos tres años de la marca Del Río se realizó en la apertura de dos nuevos locales comerciales: uno en Plaza Lincoln y el otro en el hotel Four Seasons, en la Península Papagayo.

“También se realizaron remodelaciones tanto de los establecimientos comerciales como mejoras en la planta de fabricación (en Heredia)”, aseguró Ana Fonseca de Investigación y Desarrollo.

La vocera explicó que desarrollaron un nuevo sistema productivo limpio y en armonía con el ambiente. También renovaron por completo el sitio web para mejorar la experiencia de compra y ampliaron la línea de productos.

La firma proyecta la apertura de nuevos puntos de venta con inversiones aproximadas de $200.000.

Del Río cuenta con ocho tiendas y ha mantenido un crecimiento constante de ventas y participación de mercado en los últimos años, afirmó Fonseca.

Mejor productividad

La estrategia de Cueropapel&tijera está enfocada principalmente en la productividad.

“En el año 2013, producimos 300 piezas mensuales y para finales del 2015 fabricamos un promedio de 1.190 piezas mensuales”, comentó la propietaria de la marca, Sofía Protti.

En este momento, tienen un punto de venta propio en San José, una tienda en línea y más de 27 puntos de distribución en el territorio nacional.

Además, están iniciando un proceso de expansión en Estados Unidos, donde empezaron la distribución en tiendas de diseño, boutiques y, recientemente, la cadena de tiendas Anthropologie.

En el plazo inmediato, buscan afianzar la tienda y trabajan en el desarrollo de un estudio de diseño y ampliación de las oficinas y la bodega.

“Estimamos, en término de dos años, la apertura de un nuevo local propio con una inversión aproximada de $500.000”, externó la propietaria.

Sostenbilidad y financiamiento