Carnes Don Fernando abrirá cada año una tienda y un restaurante a partir del 2014

Tras 71 años del negocio, se preparan para heredar a la tercera generación de la familia

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

De la finca hasta su mesa. Es la consigna que acompaña a la marca de carnes premium Don Fernando.

Aunque el negocio inició como una carnicería en el Mercado Central de San José –en 1942–, con la iniciativa de Fernando Retana Chacón, hoy la diversificación caracteriza una cadena de producción completa.

La marca no solo se dedicó a producir en sus fincas carne de alta calidad, sino de llevar el corte de su preferencia hasta su mesa, por medio de la diversificación del negocio.

En el 2013 la marca alcanzó 71 años, 200 colaboradores y más de 10 puntos de venta.

Desde los 8 años, Fernando Retana León –hijo– se enamoró de la vida de agricultor, de ganadero y, poco a poco, se introdujo en la de empresario.

Hoy es la cabeza de un grupo empresarial que maneja dos marcas: Don Fernando (3 tiendas), Carnes Retana (6 puntos de venta), un servicio de catering service , 2 restaurantes y una finca de 600 hectáreas con la producción de unas 6.000 reses al año –solo para la marca Don Fernando–.

Abrir una tienda y un restaurante por año a partir del 2014, y analizar las posibilidades de exportar se convirtieron en nuevos planes de esta empresa 100% familiar, que está en proceso de pasar a manos de la tercera generación. Se trata de una descendencia femenina, pues la compañía recibe las directrices de sus hijas y de su esposa –quien administra el servicio de catering service –.

La empresa mantiene en agenda un proyecto de carbono neutral y de avanzar hacia la producción de carnes orgánicas.

¿Qué se necesita para sobrevivir en un negocio como este?

Estar a la vanguardia, seguir estándares internacionales. La calidad nunca debe bajarse, ni siquiera en tiempos de crisis.

¿Hay planes de exportar? ¿De nuevas aperturas?

Sí hay planes de exportar; sin embargo, todo lo que producimos actualmente es para consumo interno. Yo lo produzco, lo vendo y así puedo garantizar calidad en un 100%. Para exportar, necesitaríamos producir más y por el momento estamos en un punto de equilibrio.

“Tenemos planes a corto y mediano plazo de abrir más tiendas y restaurantes Don Fernando. Una tienda junto a un restaurante por año a partir del 2014”.

¿Cuál es la tienda Don Fernando de mayor venta?

La tienda de Pinares, en Curridabat. Es el punto más consolidado, de una zona más familiar y tradicional. La tienda más nueva es la de Santa Ana y ahí el perfil de consumidor es de profesionales que desean alimentos naturales y preguntan por la calidad de los productos que consumen. El perfil del consumidor de la tienda de Escazú es de tránsito.

¿Cómo diferenciarse en este tipo de mercados?

Siendo muy estrictos en el tema de inocuidad y de calidad –buena genética y estandarización–.

“Don Fernando quiere educar a sus clientes sobre cortes, recetas, calidad y productos. Enseñarles a comer carne natural”.

¿Cuál es el corte más consumido en carnes Don Fernando?

Los más vendidos son el Rib eye, New York y el Sirloin.

¿Qué viene para carnes Don Fernando?

Seguir innovando, mantenernos a la vanguardia del servicio al cliente, enfocarnos en el tema ambiental y continuar con el proyecto de carbono neutral.

¿Cuáles son los puntos críticos de que se trate de una empresa 100% familiar?

Cuando estamos en familia, es en familia. Y cuando estamos en la empresa se deben establecer límites y responsabilidades. Existe una línea delgada entre ambas y hay que saber manejarla.

El cordero, la oveja, el conejo y otras carnes poco usuales se han puesto de moda, ¿cómo responden ustedes?

Este tipo de carne no es nuestro fuerte y representa el 1% de nuestras ventas. Lo vendemos como complemento y el cordero, pato y conejo lo importamos.

¿Quién cocina mejor la carne en su casa?

Este sería uno de esos casos en el que el discípulo supera al maestro, pues mi hija María Fernanda Retana es chef y ahora hace unos asados deliciosos.

¿Es carnívoro el costarricense?

Las cifras dicen que en Costa Rica se consumen 18 kilogramos de carne per cápita; es decir, somos buenos consumidores de carne.

“Costa Rica produce al año 400.000 reses y aquí se consume prácticamente el 85%, el resto se exporta”.

¿Usted sobrepasa ese promedio de 18 kilogramos al año?

Sí, claro, yo soy como un argentino, que consume 60 kilogramos por año.

¿Los afecta las tendencias de vegetarianismo?

No han afectado las ventas ni representan una amenaza para el negocio.

La entrevista

Nombre: Fernando Retana León.

Formación: Agricultor, ganadero y empresario.

Edad: 61 años.

Estado civil: Casado.

Trayectoria profesional: Presidente y fundador de la marca de carnes Don Fernando.

Sostenbilidad y financiamiento