NEGOCIOS

Megatiendas irrumpen en el mercado para diversificar y generar más ingresos

Marcan diferencia en puntos de alta densidad poblacional y donde hay clientes que buscan mayor surtido y comodidad en la experiencia de compra

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las megatiendas se han convertido en un nuevo aire para los negocios con formatos tradicionales, maduros o saturados.

La estrategia consiste en marcar diferencia en puntos de alto tráfico, clientes más exigentes y que buscan una mejor experiencia de compra.

Este formato se ha visto con mayor interés en grandes almacenes del país, aunque no se quedan atrás otras como tiendas de ropa y zapatos, donde hay una fuerte competencia de locales de tamaño similar.

En línea blanca, cadenas como Gollo, Casa Blanca y Grupo Monge lo han aplicado; BestBrands y Ekono son algunos ejemplos de marcas que están trabajando en moda este formato.

¿Más ingresos?

El mercadólogo Antonio Jiménez explicó que es una opción acertada para diversificar y buscar cómo ampliar la oferta por parte de los negocios que han llegado a un tope de maduración.

El especialista explicó que el formato procura generar tráfico de consumidores, y con un surtido que da la oportunidad de generar un ingreso diferente. Es decir, pueden representar no solo un empujón para la imagen comercial, sino más ingresos.

“Hay una tendencia de apostarle a la estrategia que apunta a la administración de categoría, que consiste en que cada formato tiene que ser autosificiente económicamente, es decir, tiene que ser rentable”, indicó Jiménez.

Así lo reconoce Bernardo Fernández, gerente comercial de Gollo, quien comentó que una megatienda fortalece la presencia de marca y genera mayores ingresos en un solo punto de venta.

Esta empresa posee, en este momento, tres grandes tiendas en las que ha invertido al menos $3 millones en total.

La más grande está en Zapote, y consta de 3.200 metros cuadrados (m²); cuenta con 50 colaboradores. Este año abrió dos más: en julio, la de Guadalupe (2.800 m²) y el martes anterior la de Guachipelín, Escazú (2.000 m²).

Fernández aclaró que el formato de megatienda se debe a que Gollo identificó un nuevo nicho de mercado en el nivel de ingresos medio y medio alto, ubicado en los cantones con gran densidad de población, que requería mayor diversidad de productos, facilidad de acceso y una experiencia de compra más agradable.

La diferencia entre una megatienda Gollo en cuanto a cantidad de inventario, área de exhibición y cantidad de colaboradores es, en promedio, de un 100% con respecto a una de tamaño normal.

Por su parte, Casa Blanca ha visto buenos resultados desde noviembre de 2013, cuando arrancó su primera megatienda, en Zapote (3.000 m²), en la que invirtió $1 millón.

“Ya es el punto de venta con mayores ingresos en toda la cadena. Sus ingresos superan en más del 50% el segundo que le sigue en importancia”, manifestó Ricardo Arango, gerente de mercadeo de Casa Blanca.

Ropa y zapatos se apuntan

Jiménez añadió que tanto la línea blanca como la mercadería de tiendas de moda se adaptan bien al formato de megatiendas, porque funcionan para la exhibición y la decoración del espacio.

Tal es el caso de la reciente apertura de la tienda San José Raventós, de la marca BestBrands, ubicada en San José centro.

Este local abrió el pasado 8 de noviembre, es el más grande de la marca con 950 m².

William Fondevila, gerente general de Best Brands, aseguró que la representación de producto y marcas con más espacio y comodidad permitieron que desde el primer día de apertura la empresa viera los beneficios, aunque no se refirió a los ingresos.

Tiendas Ekono es otra de las cadenas que ha apostado a esta modalidad en varios puntos.

Esta cadena convirtió dos locales de tamaño normal a grande (Tibás y Guadalupe) y tiene planeado hacer lo mismo en Avenida Central, y establecer nuevas megatiendas en Escazú, Heredia y en un centro comercial.

La Ekono más grande opera en City Plaza, en el cruce entre Moravia y Coronado, desde el 29 de octubre del 2013. Mide 4.167 m², da empleo a 46 personas y la inversión fue de $500.000, informó Allan Cedeño, presidente de la cadena.

Además, abrirá este 21 de noviembre su tienda 34 en Cariari de Guápiles, donde invertirá $250.000 en remodelación y mobiliario, con un espacio de 1.270 m².

Cedeño comentó que el formato conceptualiza la experiencia de compra de “todo en un mismo lugar” y pueden incorporar socios estratégicos comerciales.

No obstante, aclaró que hay que tener cuidado con las megatiendas ya que no son la solución para un país tan pequeño y con una densidad poblacional regular. Por lo que, operar este formato dependerá, entre otros, de los datos que arroje el estudio de mercado.

Sostenbilidad y financiamiento