Empresa chilena se convierte en accionista mayoritario en concesión de Puerto Caldera


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

La firma multinacional de origen chileno SAAM dedicada a servicios portuarios, de remolcadores y logística, materializó la adquisición de las dos concesiones de Puerto Caldera, el mayor terminal de la costa pacífica del país y el segundo en términos de carga movilizada.

El movimiento, que supone la compra del 51% de Puerto Caldera, fue aprobado según comunciado de la firma por el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP), la Comisión para Promover la Competencia y la Contraloría General de la República.   

El anuncio de este acuerdo privado ya se había dado a conocer en el mes de setiembre anterior, y se esperaba la aprobación de las autoridades locales.  

LEA TAMBIÉN: Multinacional chilena adquiere 51% de las acciones de firma concesionaria de Puerto Caldera

Los otros socios vinculados a la operación del puerto son las compañías costarricenses Saret (que se queda con un 21% de la operación) y Logística de Granos (19%), así como por la empresa colombiana Grupo Empresarial del Pacífico (9%).

Caldera sería el doceavo puerto operado por SAAM. (SAAM para EF)

Con el cierre de la transacción, SAAM quedó con el control mayorotario de la Sociedad Portuaria de Caldera (SPC) y de la Sociedad Portuaria Granelera de Caldera (SPGC), cuyo volumen anual transferido totaliza 5,5 millones de toneladas. La operación significó un desembolso de parte de SAAM de $48,5 millones.

Las sociedades adquiridas en conjunto registraron en eñ 2016 ingresos por cerca de $55,5 millones.

Con este movimiento la firma SAAM totaliza un portafolio de negocios portuarios con 12 terminales en siete países de América y concreta la entrada a su primer terminal en Centroamérica.

"La adquisición del 51% de Puerto Caldera nos permite crecer en un país en el que hemos tenido buenos resultados, a través de una empresa bien gestionada a la que podemos agregar valor" dijo el gerente general de SAAM, Macario Valdés.

Sostenbilidad y financiamiento