Empresas del Siglo XXI: ¿Está en la nube?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En el contexto actual, las empresas y organizaciones necesitan asegurar sus ventajas competitivas así como sobrevivir a la volatilidad y globalización de los mercados. Para eso, la gerencia debe considerar la Tecnología de la información (TI) como una herramienta para habilitar la estrategia de negocio; actualmente enfrentamos un cambio tecnológico en esta área: el cómputo en la nube conocido como cloud computing .

Consiste en recurrir a la tecnología conforme sea necesario y únicamente por el tiempo en que sea requerida. Este maximiza el uso de los recursos tecnológicos y permite escalabilidad virtualmente ilimitada así como una mayor flexibilidad conteniendo costos; por eso, su adopción representa una nueva oportunidad para las empresas y es el siguiente paso hacia el uso corporativo de las TI.

Al recurrir al cloud computing, las organizaciones pueden concentrarse en las actividades clave del negocio y despreocuparse del control operacional y la propiedad de los recursos de TI. La computación en la nube permite ajustar la inversión en TI mediante gastos operativos. Aunque no hay una ventaja en cambiar las inversiones de capital por gastos operativos, reducirlas permite pagar por lo que necesitan solo cuando lo necesitan.

Las infraestructuras de servicios administrados y el cloud computing resultan atractivos pues eliminan, en gran medida, la inversión inicial de capital y otros gastos preoperativos.

La nube tiene la ventaja agregada de ligar los costos exactamente a lo que se está utilizando, lo que significa que los costos de TI pueden ser cubiertos con los ingresos en lugar de ser manejados como gastos generales.

Eso sí, debe considerarse que enfrenta desafíos en materia de seguridad como el control del acceso, la centralización de los datos y la seguridad de la información.

Sostenbilidad y financiamiento