Columna empresas: Contenidos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El nuevo contexto de la publicidad integral reanima una forma siempre latente en la relaciones entre las personas con similares intereses. Como es sabido, la pertenencia genera identidad y evolución porque ser parte de un grupo de referencia une a la gente en torno a temas afines y da una mayor satisfacción social a la vida cotidiana.

Hoy, esta verdad ayuda a promover aún más la interactividad de los medios y la publicidad que pretende llegar a un consumidor que ha demostrado ser más cauteloso, exigente y con cambios en sus hábitos de compra.

Por ello, las marcas que quieran seguir siendo preferidas tienen que saber convocar a las personas en sus grupos de referencia.

Los compradores aprendieron a poner más atención a donde va su dinero y también un gran número de ellos mide su decisión por factores externos a una necesidad inmediata; muchas veces en busca de esa satisfacción única que les brinda el pertenecer a un grupo o comunidad. Por eso, en estos tiempos también hay que buscar otras maneras de trasmitir valor al consumidor y conectarse con él.

Lo anterior nos remite a la necesidad de crear contenidos de buena calidad en los medios que están más allá de los medios masivos indispensables como base para informar.

Comienza allí un reto común de creatividad real y efectiva por crear contenidos positivos dirigidos a grupos específicos que se refugian en sus particularidades. Estos contenidos, por el posible seguimiento y continuidad a programas o publicaciones, pueden llegar a tener una certeza mayor de penetración dentro de la comunicación online.

El consumidor ahora no solo interpreta la realidad sino que la llena de sus contenidos propios, por ello la importancia de este insumo para transitar con optimismo los próximos años de la comunicación comercial.

Sostenbilidad y financiamiento