Columna Empresas: Dirigir o ser guiado


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Las juntas directivas juegan un papel importante ayudando a las organizaciones a descubrir la forma de responder y actuar en la nueva realidad de los negocios. Aquellas que logren adaptar estrategias que transformen los desafíos en oportunidades y que aprovechen los requisitos de cumplimiento para realizar desarrollos innovadores van a ser las que dirijan en lugar de ser guiadas. Hay varios temas por abordar:

1. En la gestión del capital, encontrar la mayor rentabilidad para el efectivo: Implica trazar un plan para alcanzar el máximo valor de su inversión; las oportunidades pueden incluir fusiones o adquisiciones, nuevas tecnologías y capacidades para mejorar la eficiencia y facilitar el crecimiento orgánico, etc.

2. Tomar la delantera ante la próxima oleada de regulación: Las empresas deben mantenerse al día en los cambios actuales en la regulación y también sobre los que pueden venir en el futuro. Algunas organizaciones se han vuelto más proactivas y van un paso más allá formulando propuestas de regulación y recomendando resolver los problemas corrigiendo las exigencias de regulación actual en lugar de poner parches con nuevas reglas.

3. Evitar la parálisis ante el análisis de riesgos: La participación de las juntas en la vigilancia de riesgos va más allá de los riesgos financieros y operacionales del día a día, para incluir además riesgos estratégicos y ambientales tales como el panorama competitivo, la economía global, los precios de los productos básicos, la sostenibilidad e, incluso, la posibilidad de deuda soberana.

4. Estrategia: Mantenga consistencia al largo plazo y flexibilidad en el corto plazo. Ante la volatilidad de los mercados, las juntas deben determinar si se puede optimizar la capacidad de su organización para conectar sus planes estratégicos con sus sistemas financieros y de elaboración de informes para ajustar mejor la estrategia al tiempo real.

Sostenbilidad y financiamiento