Crece negocio alrededor de la práctica del surf

En Costa Rica operan entre 100 y 150 academias; país es centro de preparación para la región

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

De las cuatro divisiones de la empresa turística Aventuras Bajo el Sol, Sessions –unidad proveedora de clases de surf– es la que más está creciendo, pues solo en el último año registró un incremento del 30% en ventas.

Contrario a lo que muchos pensarían, entre un 40% y 45% de esos ingresos provienen de servicios brindados a clientes costarricenses, según informa Melida Barbee, propietaria de la empresa que ofrece, desde San José, tours a la medida para aprender la disciplina.

El caso de Sessions ilustra lo que ha pasado con este mercado en los últimos años. Estos negocios empezaron como toldos de playa informales, operados por surfistas californianos que vinieron al país a impartir lecciones de este deporte desde los años 80.

Actualmente, en las playas más buscadas para practicar el surf, como Hermosa (Jacó), Santa Teresa (Cóbano) o Tamarindo (Guanacaste), visitantes nacionales y extranjeros pueden encontrar hasta 20 academias por sitio, según reporta la Federación de Surf de Costa Rica (FSC).

Aunque no hay una cifra oficial, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) estima que estarían operando entre 100 y 150 de estos negocios.

“Hoy, los clientes que vienen al país específicamente para aprender a surfear, se les ofrece transporte desde el aeropuerto, hospedaje en alianzas con hoteles, alimentación y hasta tours ”, confirma Randall Chaves, presidente de esa organización.

Estos encadenamientos han generado paquetes por cinco días, a precios que parten de los $1.500.

Asimismo, el modelo ha evolucionado en los llamados surf camps , complejos que, además de lecciones, proveen hospedaje y amenidades en sus mismas instalaciones, tal como es el caso de Del Mar Surf Camp, presente en Playa Hermosa, Jacó y Nosara, Guanacaste.

“Desde hace 10 años, el surf se ha convertido en una actividad con una audiencia muy variada. Lo practican personas de todas clases sociales y nacionalidades; se convirtió en un must do para muchas personas a nivel mundial”, reconoció Pablo Abarca, presidente de Canatur.

¡A competir!

De acuerdo con datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en el 2013, 249.086 personas indicaron, en encuestas realizadas en aeropuertos, al surf como una actividad realizada en tierras ticas. Eso correspondió a un 15,4% de los turistas que ingresaron al país, un promedio similar al de los últimos años.

El ICT reporta que un 52% de ellos viene de Estados Unidos y un 11% de Canadá. Se trata de turistas que se hospedaron cerca de 16 noches en el país y gastaron $1.329 en promedio.

En el caso de academias como Waves, en Tamarindo, y Buenas Olas, en Jacó, más del 60% de sus clientes contactan a la academia a través de Internet.

Uno de los principales atractivos de la actividad es su costo. El precio de una lección básica de surf usualmente oscila entre los $30 y $45, dependiendo de la cantidad de alumnos y de lo que incluya el paquete ofrecido.

Esa accesibilidad y su bajo costo de inversión inicial ha hecho que cada vez surjan más competidores. Andrea Díaz, surfista profesional y fundadora de Waves, indica que la cantidad de escuelas aumentó estrepitosamente.

“El problema es que hay muchas escuelas informales y sin permisos. Hay extranjeros que vienen con clientes de su país de origen y sin autorización imparten lecciones”, explica Díaz.

Randall Chaves, de la FSC, explicó que, por el momento, el único requisito que necesitan estas para dar su lección es el permiso municipal.

Entretanto, la Federación trabaja para que las municipalidades aprueben el aval de la FSC para estandarizar métodos de enseñanza y primeros auxilios.

Cuna del surf

Otra de las razones por las que los negocios de surf se han incrementado tiene que ver con la presencia de una sede de la Asociación Internacional de Surf (ISA), cuya licencia para certificaciones fue obtenida por la FSC para la región.

Solo FSC ha capacitado a alrededor de 150 instructores de surf en Costa Rica, Centroamérica, México y Puerto Rico.

Juan Carlos Flores, uno de los propietarios de Buenas Olas en Jacó, es uno de los instructores capacitados; eso le permitió comenzar su propio negocio.

Como consecuencia, Costa Rica se ha posicionado junto a lugares como Hawái, Australia, California e Indonesia como una de las mecas de este deporte. De hecho, en 2009 se celebró aquí el Mundial de Surf y, en el 2011, un campeonato centroamericano.

“Gran número de participantes extranjeros vienen acompañados de amigos, familiares o equipo que, por lo general, amplían su visita para disfrutar de los atractivos turísticos del país”, explicó Alejandro Castro, director de mercadeo del ICT.

Clases para locales y extranjeros

Estas son algunas opciones para quienes buscan practicar el deporte.

Escuela Localización Servicios Precio Contacto
Waves Costa RicaPlaya Tamarindo, GuanacasteClases de surf y contactos con hoteles y transporte$30-$45 por lecciónwavescr.com
Sessions de Aventuras Bajo el SolSan JoséDiseño de clases personalizadas, transporte y hospedaje$45 clase de surf con transporte incluido.sessionsunderthesun.com
Buenas OlasPlaya Hermosa, JacóClases de surf$30 por lecciónfacebook.com/BuenasOlasSurfClub
Del Mar Surf CampPlaya Hermosa, Jacó y Playa Nosara, GuanacasteClases y hospedajePaquete con transporte, hospedaje, comida y lecciones por 7 días desde $2.495delmarsurfcamp.com
Jacó Surf SchoolPlaya Hermosa, JacóClases y hospedajePaquete con transporte, hospedaje, comida y lecciones por 5 días desde $1.500. jacosurfschool.com
Sostenbilidad y financiamiento