La evolución de la filantropía a la triple utilidad: caso de Fifco

Fifco sigue apuntalando estrategia sostenible y ahora quiere ser positivo en agua, residuos y carbono

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Todas las empresas generan huellas ambientales y sociales, por lo que no queda más para los empresarios costarricenses que reconocerlas, tomar consciencia y hacer algo al respecto.

Esa es la visión de Ramón Mendiola, director general de Florida Ice & Farm (Fifco), firma que decidió, hace nueve años, hacer más que filantropía al convertirse en un grupo empresarial triple utilidad.

LEA:Fifco hará que siete de sus marcas no generen ninguna huella ambiental o social

¿Qué significa esto? La empresa comenzó a medir las dimensiones sociales y ambientales con la misma rigurosidad que lo hacían con su desempeño económico.

Esta decisión involucra que la firma asuma grandes retos, algunos ya alcanzados (como no generar desechos sólidos o ser agua neutral) y otros que aún quieren conquistar (la carbono neutralidad y que siete de sus marcas sean carbono positivo).

Justo esa fusión de las estrategias de negocios y de responsabilidad social es reconocida también por el Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social (CCNRS) y la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED), los cuales destacan que esta manera de operar no se limita a grandes empresas.

La transformación de Fifco

Desde antes del 2008, Fifco implementaba varias acciones, algunas de tipo filantrópico enfocadas, en su mayoría, en apoyar a las comunidades en las que operaba, y otras más estratégicas, como la creación del Programa de Reciclaje en 1995, cuando iniciaron la comercialización de productos en lata.

“En el 2008, se crea la estrategia de triple utilidad que, con mayor rigurosidad y de forma más estratégica, se definen programas, acciones e indicadores claves para las dimensiones. Además, se empieza a remunerar a los colaboradores no solo por cumplir con las metas económicas sino también las ambientales y sociales”, explicó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco.

Con cuatro años de estar operando bajo la nueva estrategia, la compañía dejó de generar desechos sólidos y, un año después, se declaró como agua neutral.

Sin embargo, el 2014 fue un año determinante para la empresa, al pasar por un proceso rápido de expansión (incursionó en el mercado estadounidense) y de incorporación de nuevas categorías.

“En un espacio de 18 meses, hicimos varias adquisiciones, agregando a más de 2.000 empleados. Eso nos hizo perder un poco de conexión con nuestros colaboradores”, explicó Mendiola.

Fue en ese año cuando los líderes iniciaron un proceso de escucha e intercambio con sus equipos y colaboradores, teniendo como principal resultado la identificación del propósito de la compañía: compartir con el mundo una forma de vivir. Esto unificó las diversas unidades de negocio y creó sentido de permanencia.

Relacionado con este objetivo, el año pasado, la compañía detectó que para enfrentar los grandes temas a futuro, tenían que empezar a liderar a la organización de una forma diferente.

Gisela Sánchez señaló que lo que han hecho es trabajar más en equipos no jerárquicos sino multidisciplinarios que integran personas de diferentes edades, géneros y área de trabajo.

Sin embargo, ¿cuáles son los desafíos que enfrentará la empresa al 2020 y que robustecerán esa estrategia de triple utilidad?

Son siete los compromisos que la compañía dice tener con la sociedad, entre ellos, concretar más de un millón de horas de voluntariado (al 2016 tenían 400.000), ser una de las mejores empresas para trabajar, ser referente en consumo inteligente en su portafolio de productos y erradicar la pobreza entre sus colaboradores.

Asimismo, ser una firma agua, residuos y carbono positivo a través de sus marcas, lograr el 100% de reciclaje de sus envases, y finalmente, que siete de sus marcas no generen ninguna huella ambiental o social con su estratega llamada Fifco Air Brands, anunciada el 6 de marzo anterior.

Se prevé ejecutar estos propósitos de la dimensión social y ambiental mientras que se pretende duplicar el tamaño del negocio.

Todos pueden

Para Luis Mastroeni, vicepresidente del CCNRS, Fifco ha llevado al tema de la responsabilidad social a un nivel que evidencia que gestionar el negocio de manera responsable es la mejor decisión que una firma puede tomar al traer beneficios para todos.

Agregó que cree que la gestión de negocios responsables es para todas las compañías que quieran cambiar el modelo tradicional de solo agregar valor económico sin importar tamaño.

Por su parte, Olga Sauma, directora de Gestión Integral para la Sostenibilidad de AED, destacó que Fifco se ha diferenciado por diversos factores, entre ellos, porque alineó la estrategia de negocios a la sostenibilidad e incorporó compromisos y metas de mediano y largo plazo.

LEA:Conozca cómo opera un hotel carbono positivo

Aunado a esto, la representante reforzó la tesis de que ser una empresa responsable y sostenible no es algo exclusivo de firmas grandes, de multinacionales o de un sector particular.

Pasos trascendentales

Fifo se ha impuesto una serie de metas para tener operaciones positivas.

Antes del 2008

En 1995 se creó el programa de reciclaje. Empezaron a apoyar comunidades en las que operaban.

2008

Fifco fusionó su estrategia de negocios con la de responsabilidad social empresarial, y se convirtió, así, en una empresa triple utilidad.

2011

En el 2008 la empresa anunció sus intenciones de convertirse en una firma cero desechos sólidos, meta que cumplieron en el 2011.

2012

Fifco se convierte en una empresa agua neutral tras implementar diversas medidas para disminuir al mínimo el consumo de dicho líquido.

2014

Reforzaron el sentido de pertenencia e identificación de los colaboradores tras una rápida expansión.

2016

Gana importancia trabajar con equipos multidisciplinarios (con gente de diferentes edades, género y área de trabajo) y no jerárquicos.

2017

Este año se declararía carbono neutral, después de reducir y compensar las emisiones de dióxido de carbono que genera su operación.

2020

En cuatro años esperan haber cumplido siete objetivos, entre ellos, aumentar sus horas de voluntariado y el reciclaje del 100% de sus envases.

Fuente Fifco.

Sostenbilidad y financiamiento