ISTMO

Honduras: Turismo mueve economía

Este año se esperan inversiones privadas cercanas a los $300 millones en obras físicas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En 2012, el sector turismo generó cerca de $700 millones en divisas y movió millones de dólares en la construcción de importantes obras de infraestructura en los principales sitios turísticos de Honduras.

La apuesta continúa en 2013. La cartera de proyectos en este campo incluye la construcción de hoteles, muelles, campos de golf y villas residenciales en los principales puntos turísticos de Honduras, resaltando que todas las inversiones son de capital privado extranjero.

Las inversiones privadas en el campo de la construcción superarán, según lo proyectado, los $300 millones, el doble de las proyecciones de inversión pública, estimada por el Gobierno para este año en $110 millones.

“Nosotros cerramos el 2012 con un leve crecimiento y con muchas deudas del Gobierno en proyectos públicos. Esperamos que el turismo nos permita crecer este 2013”, dijo Alejandro Álvarez, presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico).

Proyectos

En la carpeta de obras a ejecutar este año resalta la construcción de la segunda etapa del hotel Pristine Bay, a un costo de $22 millones, en Roatán, Islas de la Bahía. En esa isla también está en ejecución la construcción de los condominios el Gran Roatán, los que se venden a particulares y posteriormente son administrados como hoteles, con una inversión de $80 millones.

En Trujillo, Colón, siempre en el mar Caribe de Honduras, se proyecta la construcción de un muelle para cruceros, con una importante inversión de capital canadiense. Otra obra es el complejo turístico “Villa Paraíso Escondido”, ubicado en Balfate, Colón, en el norte del país, financiado con capital hondureño-canadiense. El proyecto es impulsado por la empresa My Caribbean Paradise.

La compañía ha invertido unos $18 millones en el desarrollo de la tierra y la construcción de las primeras viviendas, que son vendidas a ciudadanos canadienses que desean vacacionar durante una parte del año.

Al inaugurar el año pasado la primera parte de la obra, Espedal dijo que esta es una forma de generar inversiones en el país “y que los ciudadanos canadienses pueda venir a disfrutar de la belleza natural que tenemos”.

De las 158 viviendas con que contará el complejo turístico, ya se han construido 70. El resto se construirá a lo largo de este año.

Sostenbilidad y financiamiento