MANUFACTURA A CARGO DE LABORATORIOS ZEPOL

Hospital Clínica Bíblica lanza línea de productos con su propia marca

Geles, cremas y bloqueadores solares son algunos de los productos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Hospital Clínica Bíblica (HCB) inició la comercialización de su línea de cosméticos y cremas faciales con su propio nombre (Hospital Bíblica) en varios puntos de venta, los cuales son manufacturados por Laboratorios Zepol pero bajo las fórmulas y recetas del centro hospitalario.

Se trata de una línea de cosméticos como cremas faciales para el día y la noche, exfoliantes, geles sin abrasivos ni arenas sino con enzimas de papaya y pronto saldrán los bloqueadores solares y una crema hidratante para el cuerpo con protección solar. Así lo confirmó Esteban Dodero, director de Operaciones del centro médico.

Este proceso de pasar a formular y preparar sus propios productos de manera manual y un tanto artesanal, a manufacturarlos bajo ciertos estándares, de manera industrial y para ser comercializados por los canales formales del mercado, se logró gracias al acuerdo que alcanzó con Laboratorios Zepol, una empresa costarricense presente en el sector farmacéutico nacional desde 1950 y fundada por el Dr. Alejandro López creador del famoso ungüento balsámico Zepol. Con los años, ha incorporado a su portafolio de productos otras cremas, vaselinas, antibacteriales y geles.

Esta alianza le permite al centro médico incrementar los volúmenes de producción y controlar la manufactura con procesos de calidad, dado que Zepol es un laboratorio certificado con la norma ISO9000 y a la vez, continuar su preparación bajo las mismas recetas y fórmulas registradas.

De acuerdo con personeros del hospital, unos articulos se pueden comprar en las farmacias del propio nosocomio y por el sistema exprés. La idea es que en un corto plazo puedan estar disponibles en otras farmacias y en las principales cadenas de supermercados. Otros en cambio se venden en la cadena Auto Mercado.

El HCB preparó durante 60 años estas cremas, en un momento en que enfermeros, médicos y farmacéuticos vieron la necesidad de desarrollar un producto que ayudara a los pacientes que permanecían mucho tiempo en cama, a curar sus úlceras.  Incluso se preparaban con mortero.

Ahora, en vista de la creciente demanda, el centro médico decidió industrializarlo y ampliar sus presentaciones. La Fórmula 3 (cremas para úlceras y para bebés) tiene en la actualidad varios componentes adicionales como manzanilla, aloe y multivitaminas.

Sostenbilidad y financiamiento