Empresas instaladas en Costa Rica importan 1.198 ejecutivos por año

En los últimos 8 años, el país aprobó 7.868 residencias temporales para profesionales extranjeros

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • /negocios/Talento-ejecutivo_ELFCHA20130723_0001_5.jpg
    326x204
    Talento ejecutivo
    / 23 JUL 2013

index

Cuando el mexicano Jorge Rodríguez llegó al país, en junio del 2010, a hacerse cargo de la operación local de la comercializadora norteamericana de gas Grupo Tomza, buscó por su cuenta casa y escuela para su esposa e hijo.

Hoy, Rodríguez reconoce que lo hizo por desconocimiento, pues en el país existen al menos cuatro compañías (Costa Rica Relocation, Grupo Mudanzas Mundiales, C&B Relocation Services e Inter-Moves) que ofrecen el servicio de reubicación o relocation de ejecutivos y profesionales extranjeros que llegan al país “importados” por empresas.

Como Rodríguez ya tenía el proceso adelantado, contrató a una de las firmas (Costa Rica Relocation) únicamente para el papeleo migratorio.

Sin embargo, el proceso de reubicación es un “arte” que va más allá de eso, e incluye desde la búsqueda de un nuevo hogar hasta escuela para los hijos del ejecutivo, dotación de automóvil, enseñanza del español (en caso necesario), reubicación de sus mascotas, tour por la nueva ciudad y empleadas domésticas bilingües.

Algunas compañías prefieren encargar el tema a su departamento de recursos humanos y subcontratar solo algunos servicios.

Así fue como Nestlé importó hace cuatro años a su actual gerente de país, Alejandro Moya, y como DHL Express posicionó, en mayo pasado, a Jacqueline da Silva, venezolana que ocupa la gerencia de recursos humanos.

Los tres ejemplos anteriores son parte de las 1.198 solicitudes de residencia temporal que el país aprueba cada año a empresas nacionales y transnacionales que desean incluir en sus planillas a profesionales foráneos; la cifra incluye los familiares.

Según la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), entre 2005 y 2013 se aprobaron 10.779 solicitudes de residencia temporal de este tipo, del cual un 27% (2.911) corresponde a dependientes familiares de los profesionales expatriados.

La entidad registra un repunte importante a partir del 2006, cuando toma el control de estos permisos –hasta ese momento manejados por el Consejo Nacional de Migración– y agiliza con ello el trámite.

Durante ese periodo, se inscribieron 794 de las 1.170 empresas registradas, ante la DGME, como reconocidas y calificadas para importar talento.

La mayoría se dedica a la exportación de bienes y servicios o tiene operación multinacional.

Las empresas encargadas del proceso de relocación afirman que cobran entre $2.000 y $2.500 por el paquete básico de servicios que ofrecen a un ejecutivo, por lo que, por año, el negocio generaría cerca de $3 millones.

¿A qué vienen?

El incremento de profesionales expatriados también se relaciona con la llegada de nuevas compañías transnacionales al país (hoy son más de 250), debido a que requieren de personal extranjero que lleve a cabo procesos de inducción del personal costarricense y pruebas de tecnología por utilizar en la operación.

Craig Adams es ejemplo de lo anterior, pues vive aquí, junto a su esposa e hijos, desde finales del 2012 , cuando la empresa estadounidense de cloud computing Akamai llegó a territorio tico.

“Mi trabajo es capacitar a los futuros gerentes locales y enseñarles cómo opera la compañía”, cuenta Adams.

Este gerente estará en el país apenas por dos años, misma duración de la residencia temporal en el país y estadía promedio de los expatriados.

De hecho, información de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) señala que de las 75.000 personas que trabajan actualmente para las empresas de inversión extranjera directa de alta tecnología, solo el 5% (3.750) es del extranjero.

Una vez instalada la compañía, la necesidad de personal foráneo puede surgir con el fin de desarrollar habilidades en colaboradores locales o por brechas de conocimiento de mercado, indica Gerardo Lizano, director de relaciones corporativas de la tabacalera Batcca.

Dicha multinacional ha expatriado en el último lustro a 35 personas por año.

Artistas de la reubicación

C&B es la firma de reubicación con mayor trayectoria (21 años) y según su gerenta, Cecilia Bonilla, atiende a cerca de 300 profesionales e, incluso, en el 40% de los casos traslada mascotas.

Por su parte, Mudanzas Mundiales detectó hace 18 años esa necesidad en sus clientes y decidió convertirla en una división aparte que actualmente reporta más de 400 asesorías anuales.

“Cada servicio es diseñado a la medida, no solo de la familia o ejecutivo que es trasladado, sino también de la política de compensación y beneficios que las empresas otorgan a sus empleados”, explicó Lorena Rodríguez, gerenta de la división.

Por ejemplo, al chileno Gustavo García, director de finanzas de Mondelez International (antes Kraft Foods), la empresa le brindó un paquete que incluye costos de traslado, dos bonos de transferencia para gastos imprevistos en pago de la casa, auto, y un bono por diferencia de costo de vida.

Además, una vez al año, tiene derecho a un pasaje para volver a su natal Chile por unos días.

El caso de García fue gestionado por Costa Rica Relocation, fundada por Raymundo Macís, abogado que encontró en este nicho una nueva oportunidad de ingresos cuando en el 2009 fue despedido del bufete para el que trabajaba, a causa de la crisis económica.

La firma ayuda a importar en promedio a 200 profesionales por año y entre sus clientes destacan Citibank, SC Johnson, Telefónica, Batcca y Abbot Vascular.

De acuerdo con Macís, un paquete básico (residencia temporal, búsqueda de residencia y tour por la ciudad) puede costar entre $2.000 y $2.500 por persona.

Si los más de 1.000 expatriados que entran al país por año utilizaran estos servicios, la industria generaría casi $3 millones.

Además, estimaciones de Costa Rica Relocation indican que una empresa puede invertir hasta $250.000 en la reubicación de una familia de cuatro personas, incluyendo casa, auto, colegiatura de los hijos y trámites de migración.

Otra firma del sector, Inter-Moves, reubica de 60 a 75 familias por año, de las cuales alrededor del 10% corresponde a gerentes o ejecutivos.

PriceSmart, StarTek, la Embajada de Colombia en Costa Rica, Banco Wells Fargo y Hotel Real Intercontinental forman parte de los clientes.

De acuerdo con la DGME, la mayor parte de expatriados proviene de naciones como Colombia, Estados Unidos, Venezuela, México y El Salvador .

El negocio parece que seguirá creciendo, pues Cinde espera contabilizar a finales del 2013, 40 nuevas empresas instaladas.

Adaptarse

El alto costo de la vida y las diferencias en las formas de trabajar son dos de las principales inquietudes de los ejecutivos foráneos instalados en el país.

“Hay un choque cultural cuando acá ves que se respira más un balance entre vida y trabajo”, dice Alejandro Moya, de Nestlé.

Para Jorge Rodríguez, nuestros país es incluso más caro que las zonas más costosas de México, como Cancún.

Por otro lado, la seguridad y tener a la familia cerca del trabajo son otros de los puntos que también preocupan a los profesionales.

Empero, los extranjeros destacan el buen trato de los ticos, la fácil adaptación y la calidad educativa de la mano de obra.

*Colaboró en este artículo la periodista Jéssica I. Montero.

Oferta especial

Algunos servicios especiales que brindan las empresas de relocation.

City Tour y seminario: Costa Rica Relocation ofrece un tour de cuatro horas por la ciudad y un seminario de choque cultural.

Temas sociales: Mudanzas Mundiales los asiste para ubicar grupos de atletas, clubes de residentes, actividades de voluntariado, etc.

Más solicitados: en C&B son vivienda, colegio, servicios bancarios, licencia de conducir, clases de español, entrenamiento cross-cultural, etc.

Fuente Consulta a empresas.

Sostenbilidad y financiamiento