Los quioscos muestran su versatilidad en beneficio de los negocios

Empresas costarricenses eligen el modelo por ser más accesible en temas de operación y rentabilidad

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los quioscos son una opción versátil para los comerciantes que quieren posicionar sus marcas y crecer en el mercado nacional.

Las pymes costarricenses están entre los sectores que comprueban lo amigable del concepto, el cual les permite crear propuestas para expandir la marca y llegar, inclusive, a franquiciar.

Life Photo, Pipos Dog, rice & smile, Pupy ID, Incoco (Gama Innovation), Bee Sweet y Crepissima son ejemplos de las empresas nacionales que prosperan mediante un local de este tipo.

Facilidad de operación, precios de alquiler más accesibles, mayor agilidad en control de inventario y mercadería, son aspectos que los comerciantes resaltan entre los beneficios del quiosco.

Uno de los elementos que favorecen este modelo es que son puntos de venta muy atractivos para los visitantes, ubicados en zonas de alto tránsito y con muy buena exposición de marca.

Asimismo, en algunos casos, las pymes se ahorran hasta un 50% de lo que podrían gastar en un local comercial más grande.

Precisamente, la demanda de estos locales –cuyo espacio oscila entre los 6 y los 10 metros cuadrados– es muy significativa para algunos centros comerciales, tales como Paseo de las Flores, en Heredia, y Multiplaza Escazú y Multiplaza Curridabat.

Ventajas y crecimiento

Pipos Dog opera en el país con quioscos desde el 2002 y según su propietario, José Roberto Velásquez, hasta el momento les va muy bien con el modelo.

Ahora cuentan con ocho puntos diseñados estilo casita, y dos tipo isla, sumado a que están en proceso de negociación para vender dos microfranquicias.

“Los quioscos son fáciles de instalar y de operar, lo que nos permite una mayor cobertura con una inversión razonable y, por ende, mayor exposición de nuestra marca en lugares de alto tránsito”, manifestó Velásquez.

Pupy ID, que existe hace cuatro años (y tres meses de ser franquicia), optó por los quioscos con el fin de entregar un producto personalizado, de alta calidad, en menos de una hora.

“Se buscaba entregar calidad, inmediatez y precio accesible, y los quioscos, por estar en medio del pasillo, por ser pequeños y por su conveniencia, tienen esas cualidades”, dijo José Luis López, propietario del negocio.

López resaltó que evidentemente este modelo requiere de menor inversión, tanto en decoración como en inventario y eso permite llegar a un punto de equilibrio mas rápido que en un local, así como mejorar el retorno de la inversión. “Un quiosco tiende a ser un 66% más barato que un local pequeño en un centro comercial capitalino”, comentó.

Este emprendimiento ha logrado mantener al menos un 12% de crecimiento en sus ingresos en los últimos tres años y proyecta un 15% para el cierre de este año.

La empresa nacional Gama Innovation –que maneja la marca Incoco– comenzó con un quiosco en el 2014 y ahora tiene cinco.

La firma tuvo un crecimiento de ingresos exponencial en su primer año, pero ya se estabilizó con un promedio anual de 11,9%.

Gabriel Calvo, gerente de la empresa, resaltó que uno de los principales beneficios es el costo de alquiler y mantenimiento.

Aunado a una mayor rentabilidad por metro cuadrado, mayor exhibición de marca, menores costos de mobiliario, menos personal necesario para operar y un contacto directo con el cliente.

Empero, algunas limitantes son son los pocos espacios disponibles en centros comerciales, dificultad para obtener autorizaciones para personalizarlos, la seguridad y poca privacidad, meniconó Fonseca.

Respecto a las limitantes, López puso como ejemplo si se presentan probelmas con el abastacimiento de mercadería en caso de que la venta sea buena y se pierda la oportunidad de no poder cumplir con la demanda por falta de una bodega, aspecto que favorece a los locales más grandes.

Crepissima, franquicia tica que inició este año su operación, ya cuenta con cinco quioscos, y es otra marca que coincide en los beneficios respecto del costo.

“Es una relación de costo beneficio optimizado que puede bajar el costo aproximado en un 50% en relación con un local”, exteriorizó su chef, Daniel Poledo.

También concuerda Gabriela Aguilar, dueña de Life Photo, estudio que nació hace 10 años, pero vio la necesidad de expandir la opción de entrega rápida y personalizada. Por eso, ahora maneja su estudio en Avenida Escazú, y tres quioscos en malls , donde imprime fotos y toma instantáneas tipo pasaporte.

“Otra diferencia es como la inversión inicial para montar el negocio en tema de remodelación es menor que en un punto de venta más grande”, comentó.

Para Marta Blanco, dueña de Bee Sweet, la inversión inicial es hasta de una tercera parte de la que sería en un local grande y eso le facilita su recuperación.

“Tenemos seis años de operar y con grandes esfuerzos hemos logrado estabilizar los ingresos en los últimos dos años”, dijo.

No obstante, destaca que el kiosco es un un concepto muy agradecido, y atractivo para los inversionistas en la modalidad de auto-trabajo.

Por su parte, rice & smile que existe desde 2008, y en los próximos meses empezará comercialización como franquicia, ya cuenta con cuatro puntos de venta.

Adolfo Wiernik, gerente de la marca, informó que desde un inicio previó ser un quiosco con el fin de ser una tienda de antojo, y de acceso fácil y rápido.

Destacó el provecho que se logra en el nivel de servicio, ya que el formato les permite estar dentro del área de paso de los clientes y trabajar en cómo atraerlos.

Mayor demanda

Elisa Rojas, gerente de Mercadeo y Ventas de Grupo Roble, comentó que muchas veces este formato sirve para apoyar iniciativas de pymes que luego se convierten en conceptos más poderosos. “Siempre hemos tenido buena demanda por lo mismo”, dijo.

En Multiplaza, el promedio del costo de alquiler de un quiosco es de $2.000 mensuales, dependiendo del tamaño.

En Paseo de las Flores, siempre se ha mantenido una demanda muy constante de este formato, aseguró Juan Carlos Zúñiga, gerente del mall .

“Al mantener una misma cantidad de espacios durante tantos años no se ha sufrido de gran variedad”, externó .

En este centro comercial hay más de 50 quioscos, de gran variedad respecto del segmento de mercado, servicio o productos que ofrecen.

Las opciones en estos malls, van desde puntos para venta de accesorios de diversos tipos, cosméticos, joyería, alimentos rápidos, principalmente postres, regalos y envolturas.

Sostenbilidad y financiamiento