Expansión de tiendas de conveniencia reta a comercios detallistas

  • Vídeos
  • Imágenes

El súper y licorera Los Jardines, ubicado en Barva de Heredia, existe desde hace 35 años. Desde hace 9 años, lo administran Wendy Arias y su esposo, Wilson Carranza, quienes abren a las 5:30 a.m. y cierran hasta las 9:30 p.m.

Los vecinos –sus clientes y amigos– los conocen “desde siempre” y se preocuparon cuando el lote esquinero, a 100 metros de distancia, se convirtió en un AMPM el año pasado.

“En realidad, sí ha afectado un poco la apertura, aunque no ha sido tampoco lo que uno pensaba, pues esperamos que bajaran más las ventas del pan o del periódico, pero la clientela ya uno la tiene y solo hay que chinearlos un poquito más”, externó Arias.

Los comercios detallistas, como pulperías, minisúper y panaderías, se aferran a sus precios más bajos y al factor tradición para enfrentarse a la fuerte expansión que han tenido las cadenas de conveniencia los últimos dos años.

Aquellos que, incluso, tienen horarios extendidos similares a los de las tiendas de conveniencia, cuentan con esta ventaja.

“Mucha gente dice que es muy caro y que no tiene la variedad que uno tiene en muchos productos, porque ellos son más de snacks y no para compras de la casa”, agregó Arias.

EF ubicó todos los locales de las tres principales cadenas de conveniencia (Fresh Market, Vindi y AMPM). Con ayuda del Sistema de Información Geográfica (SIG) de Grupo Nación, localizó los comercios detallistas ubicados a 200 metros a la redonda de cada local.

Se ubicaron 79 comercios detallistas, de los cuales se entrevistaron 16 entre el 4 y el 8 de febrero, y se consultó a 5 Musmanni, propiedad de Fifco, que estaban dentro del radio de análisis.

El sondeo reveló que de los 16 locales, solo 6 afirmaron sentir un impacto por tener un local de conveniencia cerca.

El resto señaló que ha sentido choques bajos o nulos, pues dicen que tienen clientela fija desde hace años, manejan precios más bajos y tienen más variedad en su oferta.

Los que aseguraron verse afectados señalaron, entre las razones, una baja en las compras de productos de consumo rápido, como pan, natilla, jugo de naranja y helados.

Competencia indirecta

Algunos consultados recalcaron que las pulperías y los locales de conveniencia no son competencia directa, pues se dirigen a segmentos diferentes, sin embargo, admiten que existe un impacto.

“Es lógico que algo tiene que afectar las ventas, pero no como para preocuparse porque los precios de esa gente es para otro tipo de cliente, aquí atendemos el barrio, el de tres huevos o una tortilla. Y ahí son solo cosas empacadas”, opinó Asdrúbal Mendoza, dueño del Abastecedor Supereconómico, en Santa Ana.

Ana Teresa Vásquez, directora de la Cámara de Detallistas y Afines, consideró que los productos de una pulpería se enfocan en necesidades cotidianas, mientras que las tiendas de conveniencia se enfocan en rapidez y cosas de paso a deshoras.

Además, los locales de conveniencia normalmente se ubican en sectores de poder adquisitivo de medio alto a alto, mientras que las pulperías están en todo lugar.

“Si usted necesita algo y no le importa cuánto va a pagar, va a una de conveniencia. Si quiere comparar precios y conversar con los vecinos, elige la pulpería cercana”, aseguró Vásquez.

La directora de la Cámara afirmó que existe un impacto sobre el detallista, pero es menor al que representa, por ejemplo, el comercio ilegal.

Las cadenas de conveniencia lo confirman. Vindi –propiedad de Automercado– se enfoca en productos frescos, nacionales e internacionales, y de calidad para una ocasión específica.

“Somos el nuevo vecino del barrio, buscamos integrarnos a cada comunidad en donde nos ubicamos. Nuestro público es todo el que necesita realizar compras rápidas para satisfacer una necesidad del momento y específica”, manifestó Guillermo Alonso García, gerente de Vindi.

En las pulperías, por el contrario, tienen productos de uso diario, con un costo menor en varios casos y donde se pueden hacer las compras de la semana.

Se trató de obtener una opinión de Armando González, gerente general de Inversiones AMPM (dueños también de Fresh Market), pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

En una entrevista dada a EF, en marzo del 2012, González explicó que los AMPM se enfocaron en modernizar el concepto de los minisúper de barrio y ofrecer una variedad limitada de artículos de primera necesidad en zonas estratégicas.

Estos locales se ubican, por lo general, en intersecciones, carreteras y regiones de alto tránsito vehicular y peatonal, y abren de 6 a.m. a 12 medianoche.

En el caso de Fresh Market –que abre de 6 a.m. a 10:30 p.m.–, el foco son los hogares y, por eso, se ubica próximo a zonas residenciales.

La principal diferencia con su hermano AMPM es la variedad y cantidad en el surtido, pues en este último debe ser mayor.

Otra diferencia entre estos comercios y los detallistas es precisamente la venta al detalle, en unidades y no solo en paquete.

“Creo que este tipo de lugares (las pulperías) nunca van a desaparecer, la gente es como el huevo: lo parte y se lo come. Uno lo que debe tener es un poquito de todo”, consideró Jorge Jiménez, dueño del Abastecedor Puerto Jesús en Tibás.

Los pulperos consultados coinciden con la opinión de Arnoldo André Tinoco, presidente de la Cámara de Comercio, quien agregó, como diferencia, los menores costos operativos, dado que los locales de conveniencia son el doble o más grandes que un abastecedor promedio y requieren, además, contratar personal para abarcar todos los horarios.

Los detallistas suelen ser negocios familiares.

Se suma, también, la posibilidad que ofrecen algunos pulperos de vender fiado, dado la confianza con su cliente.

Afinando estrategia

Pese a que la mayoría de los comercios consultados aseguran tener un impacto bajo o nulo de las tiendas de conveniencia sobre sus ventas, todos coinciden en la necesidad de realizar cambios en su local o modelo de negocio para evitar impactos futuros.

El súper Los Jardines reacomodó el local y revisaron los precios que ofrecían. “Buscamos ofertas y nuevos productos para atraer al cliente”, comentó Arias.

Por su parte, el abastecedor La Puerta del Sol, en San Pedro de Montes de Oca, introdujo una máquina de café luego de que AMPM abrió un local a 100 metros, informó la administradora Maritza Hidalgo.

Rocío Angulo, administradora de La Elenita en Cartago centro, optó por diversificar marcas y ofrecer “un poquito de todo”.

Otros locales como Minisuper Diego en San Francisco de Dos Ríos, La Alameda en Tibás y Super Guantanamera en San Pedro optan por mejorar su servicio y sacar provecho del conocimiento que tienen del cliente.

De hecho, esta es una de las principales recomendaciones de la organización Fundes, que cuenta con un programa de capacitación para este segmento.

Otros negocios que han venido haciendo ajustes para continuar en la competencia son las panaderías Musmanni. Desde agosto del 2012, lanzaron el formato de minisúper.

Actualmente, cuentan con 174 panaderías y 14 tiendas con este formato, informó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice & Farm (Fifco), propietarios de la cadena de panaderías.

Sánchez comentó que se optó por este esquema con el objetivo de ampliar la oferta y que los clientes adquieran en un mismo lugar otros productos que complementen su compra.

Sobre la competencia con los locales de conveniencia, Sánchez consideró que el mercado costarricense es suficientemente amplio como para que cada empresa pueda desarrollarse de manera exitosa.

Vásquez, directora de la Cámara de Detallistas, comentó que se acordó con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) la creación de una carrera técnica en administración de comercio al detalle.

El programa dura un año y medio e incorpora 435 horas efectivas. La Cámara también da charlas cortas para este gremio.

“El detallista hoy por hoy se capacita más y se prepara mejor para enfrentar a la competencia. El que no se capacite es el que se va a quedar rezagado”, opinó Vásquez.

De los 6.500 afiliados a esta entidad, el 70% son tiendas de abarrotes.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
Reportajes