SE VENDEN O SE DAN EN PRÉSTAMO

Máquinas de café preparado incrementan presencia en comercios

Coca-Cola Femsa, Café Britt, Café Rey y Nestlé compiten en este segmento


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Cada vez son más las pulperías, sodas, oficinas, minimercados y hasta gimnasios que ofrecen en sus locales la posibilidad de comprar un café preparado al instante por una máquina.

Coca-Cola Femsa, Café Britt, Café Rey y Nestlé destacan entre los principales competidores de un segmento que hace un par de años empezó a crecer con fuerza en Costa Rica.

La primera empresa utiliza la marca Café Blak para comercializar máquinas que dispensan un aproximado de 250 tazas entre café americano, cappuccino, vainilla, moka y chocolate.

Blak empezó a penetrar el mercado tico en octubre del 2010 y ya ha colocado 600 unidades en diferentes comercios detallistas del Valle Central, informó Arturo Campos, director de asuntos corporativos de Coca-Cola Femsa para Centroamérica.

Según Campos, la instalación de máquinas ha aumentado en un 100% anualmente en los pasados 24 meses.

Por su parte, Pablo Vargas, gerente general de Café Britt, dijo que desde que la compañía inició en 1988 a comercializar este tipo de máquinas ha instalado unas 1.000 de espresso/capuccino y espera comercializar 500 más durante este 2013.

Hoteles, restaurantes, cafeterías, oficinas, cines, fábricas, hogares y hasta aviones o cruceros son parte de los lugares donde se han instalado los aparatos de Britt.

De acuerdo con Vargas, la empresa también vende máquinas para hacer café chorreado en restaurantes, hoteles y habitaciones de hoteles, y de estas se han distribuido unas 20.000.

EF intentó consultar datos similares sobre la colocación de las máquinas de Café Rey y Nestlé con su marca Nescafé, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Sin embargo, en agosto del 2011, un vocero de Café Rey indicó que se habían colocado 60 máquinas en el Valle Central en tiendas de conveniencia y que se esperaba crecer en un promedio de 20 máquinas al año.

¿Cómo funciona el trato?

Si usted tiene un negocio y desea contar con una de estas máquinas, tome en cuenta que en el caso de café Blak se dan en préstamo. El cliente las administra y la compañía le vende los insumos.

Coca-Cola Femsa asesora en la instalación eléctrica que sea necesaria por parte del negocio. Asimismo, ofrece al cliente la ayuda para que pueda ubicar el equipo en un zona de alto tráfico de personas, lo que le permitirá mejorar sus ingresos.

El precio final de las tazas lo fija el detallista pero, según Arturo Campos, suele oscilar entre los ¢600 y ¢800, para los dos tamaños de bebida que son de 8 y 12 onzas respectivamente.

En el caso de Café Britt, una máquina de uso casero cuesta cerca de $400, mientras que una superautomática profesional puede valer hasta $20.000.

Las máquinas de hogar pueden preparar unos 50 espressos por hora, mientras que las de uso intensivo que 200 o más espressos por hora.

«« « Anterior 1 | 2 | | | »»

INCLUYA SU COMENTARIO