México abre ventana a avicultores

Granjas podrían exportar entre 40 y 60 toneladas de huevos; algunas lo harán  con certificaciones


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las granjas Avícolas Santa Marta, Avicultores Unidos y Ricura –esta última propiedad de Walmart– estarían en la capacidad de exportar huevos a México tras el desabastecimiento existente en ese mercado a causa del brote de gripe aviar.

Así lo confirmó Germán Rojas, director del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), quien reconoció, el 4 de setiembre, que a la fecha ninguna granja costarricense ha presentado los requisitos para que la entidad expida la autorización.

Pese a lo anterior, Luis Carlos Alvarado, gerente Avícola de Ricura, confirmó que la compañía analiza la posibilidad de exportar huevo al mercado mexicano y se está en el proceso de revisar detalles técnicos con Senasa.

“Con la exportación de huevo se estaría solucionando una parte del problema que tienen, sin embargo, sería insuficiente para solventarlo”, afirmó.

En efecto, México gestionó compras ante Chile, Colombia y reforzará las que vienen de Estados Unidos.

Se trata de un problema mayúsculo porque la gripe aviar viene afectando las granjas de Los Altos en Jalisco desde hace dos meses, zona responsable del 50% de la oferta de huevo a escala nacional.

Allí se debieron sacrificar al menos 11 millones de aves.

Ese país prácticamente no exporta, pues con solo el consumo local se satisface la oferta: es el mayor consumidor per cápita de huevo del mundo con 22,4 kilos por persona por año, unos 360 huevos anuales cada mexicano.

Aunque Alvarado declinó decir cuántos kilos produce Avícola Ricura por año, aseguró que todo lo que eventualmente se exportará, se colocaría en las cadenas de Walmart en esa nación.

“Ricura es la que más posibilidades tiene de exportar, por el tipo de huevo –blanco– y porque cumple con otras características”, explicó Rojas.

EF intentó conocer la posición de Ronald Arce, de Avicultores Unidos, y de Antori Miranda, de Avícola Santa Marta, pero tras varios mensajes dejados en su oficina, al cierre de esta edición no devolvieron las llamadas.

Las ventas de este producto al mercado azteca se prevén para los próximos 15 días y lo harán únicamente granjas certificadas.

¿Cuánto? Ilimitado

Una vez coordinada la logística de exportación, el país estaría vendiendo huevos a México a partir de octubre.

La autorización sanitaria enviada por el país del norte para permitir la importación no detalla cantidades, pues su esperanza es realizar compras por 211.000 toneladas por mes, explicó William Cardoza, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Avicultores (Canavi).

Tampoco se estipula plazo. No obstante, México confía en recuperar su producción entre 18 y 24 meses, lo cual podría significar que luego de ese tiempo ya no requeriría comprar en el exterior.

De todas maneras, el aporte que podría hacer el sector avícola nacional es pequeño porque la producción local es de 60.000 toneladas al año, es decir, 3,5 veces menos que lo que importará México por mes en esta crisis temporal, recordó Cardoza.

“Nuestras empresas pueden exportar el excedente de huevo que se genera. Puede significar la exportación de dos a tres contenedores por mes, es decir de 40 a 60 toneladas mensuales”, destacó el ejecutivo.

Es una ventana de oportunidad que no a todos los empresarios del sector les interesa.

Por ejemplo, Avícola Las Palmas apenas da abasto para atender el mercado interno.

Las exportaciones, al menos en el corto plazo, están descartadas, según su gerente administrativo, Ricardo Rojas.

Esta granja produce aproximadamente 17.000 kilos por semana y todo lo coloca en el mercado nacional, incluso una parte lo adquiere de avicultores independientes. Está situada en San Antonio de la Cueva, en Naranjo.

Sin embargo, en el mediano plazo podría optar por exportar.

Tanto para Rojas como para Cardoza, Costa Rica tiene ventajas competitivas como el estar libre de enfermedades (influenza aviar y la llamada Newcastle) , tener un reconocido sistema de vigilancia epidemiológica y de prevención, y el poder sacar relativamente rápido los certificados sanitarios.

Aunque desconoce qué precios pagará México, Rojas contó que, en el pasado, cuando se vendía a El Salvador, los precios eran tan bajos que no se salía con los costos.

Para granjas grandes como Santa Marta, Avicultores Unidos y Ricura que pueden manejar excedentes, la solicitud mexicana cayó como anillo al dedo.

Sobre todo si se toma en cuenta que desde hace cinco años no se registran exportaciones de huevo desde Costa Rica.

Antes se vendía al Istmo pero ese mercado está cerrado por motivos ajenos al sector productivo.

Para Canavi el permiso otorgado por México podría ser una buena señal para las autoridades centroamericanas de la alta calidad del sector avícola tico.

Solo falta esperar cómo se comportarán las ventas y por cuánto tiempo México le otorgará visa a las granjas costarricenses.

Gran consumidor

Frente al mayor consumidor del mundo, el aporte tico será pequeño.

-México estima importar unas 211.000 toneladas mensuales. Costa Rica aportará entre 40 y 60 toneladas al mes.

-La producción en México es un 3,8% de la producción mundial, solo por debajo de China, EE.UU., India y Japón.

-La tasa de crecimiento anual en la última década es de 2,7%. El año pasado se produjeron 2,46 millones de toneladas de huevo.

-Debido a la gripe aviar en Jalisco, se han sacrificado unas 11 millones de aves y registrado pérdidas cercanas a $350 millones.

-Al año, cada mexicano consume 360 huevos, es decir prácticamente uno diario. De ahí que el desabastecimiento es serio.

Fuente Canavi y El Economista de México.

Sostenbilidad y financiamiento