Empresarios aprovechan identidad costarricense para multiplicar sus tiendas

Concepto se impregna en diversos diseños de ropa, accesorios, arte y otros productos muy aceptados en negocios locales


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Pulpería, Arteria y "deaquí y deallá" son tres ejemplos de tiendas que impregnaron en sus marcas la identidad costarricense y están aprovechando la gran aceptación tanto del público nacional como extranjero.

Estas tres empresas destacan por utilizar productos hechos totalmente en el país o que tratan de fomentar la identidad nacional.

Gustavo González comenzó a comercializar alimentos, accesorios, adornos, pinturas y otros souvenir hechos totalmente en Costa Rica en abril de 2013 con su primer local de La Pulpería en INBioparque, en Santo Domingo de Heredia, y en cuestión de año y medio triplicó sus puntos de venta.

La Pulpería ahora también está en Perimercado de Terramall, en Tres Ríos, y en el local que abrió el mes pasado en Paseo Colón (Centro Colón, local 1-5).

    González dijo que empezó como una apuesta que ha resultado muy exitosa y aceptada por el público, la cual trabaja mediante el modelo de consignación, es decir, que comercializa los artículos de sus proveedores y a como se vende cada producto, así son las ganancias para la tienda y los artesanos, cocineros o diseñadores que posicionan sus productos mediante su negocio. 

    "En este momento, tenemos más de 100 proveedores desde pequeños y medianos empresarios que elaboran productos cien por ciento nacionales y de alta calidad, desde diseñadores con sus pinturas, esculturas, hasta recetas especiales de antaño que solo acá se consiguen y son de origen tico", comentó el gerente.

    Marcas puras

    La empresa Arteria Diseño S.A, dueña de las tiendas Arteria, es otra que experimentó un éxito no esperado, pero que ahora goza de buen posicionamiento con sus productos que destacan el diseño cultural y los costarriqueñismos.

    Carlos Mena, copropietario de la marca Arteria, manifestó que la idea surgió en el 2010 con la intención de resaltar de alguna manera mediante el diseño el valor de la identidad nacional, como por ejemplo, con el lenguaje popular. 

    No obstante, generó un gusto especial, primero con la presencia de frases populares en camisetas, y después la misma demanda les permitió  entrar en la comercialización de accesorios como bolsos, artículos protectores para teléfonos, sombrillas y una línea productos para el hogar como vasos, jarras, tazones, delantales y botellas.

    La primera tienda Arteria se abrió en el 2010 en San José centro, no obstante, la buena aceptación les permitió seguir invirtiendo. En el 2011, abrieron dos más -Heredia y Escazú- y la más reciente (2013) ubicada en San Pedro de Montes de Oca.

    "No comenzamos como un negocio, sino con la intención de valorizar nuestras raíces de alguna manera mediante el diseño, pero hemos tenido muy buenos resultados y eso nos ha permitido ir creciendo en un mercado muy interesante, en su mayoría tico", externó Mena.

    El empresario informó que entre el 2010 y el 2013 las ganancias del negocio crecieron en un 20% en promedio, y en lo que va de este año fiscal -octubre a julio- crecieron un 37%.

    Asimismo, aumentaron su producción, que solamente en camisetas pasó de producir de 5.000  a 60.000 en 2013 por año.

    En este caso, no toda la materia prima es costarricense, ya que mucho depende de la industria textil por lo que gran parte debe ser importada, pero, todo el concepto y la marca promueven al 100% la identidad costarricense.

    En los Yoses de San Pedro de Montes de Oca, "deaquí y deallá" es otra tienda que también aprovecha el talento y las ideas cosarricenses y que ha sentido una significativa aceptación en el mercado.

    Accesorios, ropa, productos para el hogar, libros, artículos de decoración de 80 diseñores costarricenses diferentes es parte de la mercadería que comercializa esta tienda de la diseñadora Daniela Terán.

    "Considero que el posicionamiento de los productos con identidad costarricense y hechos en Costa Rica ha tomado fuerza en los últimos tres años, pero es un mercado que está emergiendo y creo que pronto se va a volver más competitivo porque está en crecimiento", indicó Terán.

    La dueña de "deaquí y deallá" comentó que al menos el 70% de su público es nacional y que los mismos ticos se identifican mucho con este tipo de productos, por lo que es un nicho muy interesante que no solo depende de las ventas a extranjeros, como generalmente se visualiza. 

    Sostenbilidad y financiamiento