Normativa ambiental gana aceptación entre empresas ticas

Tras darle más peso a los sistemas de calidad, las empresas comienzan a optar por lo ambiental

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /negocios/Crece-implementacion-normas-ambientales_ELFINF20130124_0001_5.jpg
    326x204
    Crece la implementación de normas ambientales
    / 26 ENE 2013

index

En diez años, la cantidad de empresas que cuentan con la norma de gestión ambiental INTE-ISO 14001 se quintuplicó en el país.

De la mano con la mayor aceptación por parte de los empresarios por este tipo de certificaciones, creció también la variedad de las normas, permitiendo regular, no solo empresas, sino también procesos y productos.

Pese al alto costo, cada vez más compañías se apuntan con las regulaciones verdes pues, además de mejorar su imagen, generan ahorros económicos.

Proliferación de lo verde

Una de las más antiguas en este ámbito es la ISO 14001, implementada en Costa Rica desde 1996.

“Se esperaba que su impacto fuera más fuerte, pero no fue hasta hace unos cinco años que empezó a tomar fuerza”, comentó Eliécer Castro, director de Certificación de Sistemas de Gestión del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco).

Mientras que en el 2001 existían 14 empresas operando con los estándares de esta norma, para el 2011 aumentó a 73, según el Anuario Estadístico de la Cepal. El corte más reciente de Inteco indica que actualmente hay 44 compañías certificadas.

Las empresas, usualmente, se enfocan primero en la calidad antes que en las mejoras ambientales, por lo que la primera alternativa de certificación es la norma ISO 9000 de gestión de calidad, explicó Castro.

Sin embargo, en los últimos años se ha dado una tendencia a darle cada vez más importancia a los estándares ambientales.

Prueba de ello es la cantidad de certificaciones que se ha desarrollado a partir del 2005, relacionadas no solo con las compañías, sino también con procesos o productos.

Por ejemplo, la norma 12-01-06:2011 identifica a las empresas que son carbono-neutrales y desde su lanzamiento en el 2011, ha tenido gran aceptación por parte de las compañías, afirmó Castro.

“Hay un boom en gases de efecto invernadero. Apenas terminó la norma de difundirse, muchas iniciaron el proceso de certificación. Esto tiene que ver con la meta país de ser carbono-neutral en el 2021”, añadió.

Las que tienen en su proceso áreas más delicadas a nivel ambiental son las que más comúnmente se apuntan de primero, para evitar problemas con el Estado o las comunidades.

Castro destaca que lo más importante de estos procesos no es cuántas compañías obtuvieron la certificación, sino cuántas, a raíz de iniciar el proceso, incorporaron sistemas de gestión que les permitieron mejorar su línea de producción.

¿Por qué certificarse?

El costo de cualquier tipo de certificación varía según el tamaño de la empresa y lo que sea que se está certificando.

Por ejemplo, para optar por la ISO 14001, una firma de entre 46 y 65 empleados paga alrededor de $6.000; mientras que para una compañía de hasta 425 colaboradores cuesta hasta $9.000.

A estas cifras, hay que sumarle el costo de las mejoras que deben realizar las empresas y la incorporación de algunos procesos y sistemas de gestión.

Entonces, ¿por qué optar por este costoso proceso? Control, ahorro e imagen son las principales razones.

Luis Campos, presidente de Café de Altura, comentó que esta compañía de 85 empleados heredó la ISO 14001 de los dueños anteriores y decidieron mantenerla porque le permite llevar un control de todos los procesos.

“A nivel económico, nadie te paga más por tener esta norma, pero nos da una visión integrada de la empresa”, externó.

Con solo implementar medidas de control de agua y energía, han logrado reducir su consumo hasta en un 60%.

Similar caso el de Etipres, impresores de etiquetas, que redujeron sus residuos en un 60% pese a que aumentó su producción y su planilla, informó Leslie Vargas, gestor de calidad y ambiente.

En diez años su planilla pasó de 15 empleados a 105.

Prodex, fabricante de espuma, es otro caso en el que luego de la norma disminuyeron residuos en un 40,5% y sus ventas se quintuplicaron en dos años.

Al igual que Etipres, Prodex, decidió optar por la vía del ISO motivados por la responsabilidad social de producir manteniendo una buena relación con el ambiente.

Prodex cuenta con la ISO 14001 desde el 2008 y ahora apuntan a la norma de carbono-neutralidad.

Las tres empresas consultadas coinciden en que lo más difícil de implementar estas normas no es el costo, ni los equipos, ni los sistemas, sino cambiar la mentalidad de sus empleados y lograr su colaboración.

Nuevas opciones

Estas son algunas de las normas de más reciente incorporación en el país:

Reset (06-12-01:2012): Requisitos para Edificaciones Sostenibles en el Trópico, que permite que las casas y edificios sean certificados como sostenibles, no solo en su construcción, sino en su operación y mantenimiento. Se lanzó en diciembre del 2012.

Refrigeradoras (28-01-04-2012): Límites de eficiencia energética y su respectivo etiquetado. Se lanzó en enero del 2012.

C-Neutral (12-01-06:2011): Permite a las empresas crear un sistema de gestión para demostrar la carbono-neutralidad de su operación tras medir su huella y reducir y compensar las emisiones. Se lanzó en setiembre del 2011.

Fuente Elaboración propia.

INCLUYA SU COMENTARIO