AGENCIAS CERTIFICADORAS Y MAG VELARÁ POR SU CUMPLIMIENTO

Nueva normativa de la Unión Europea para certificar productos orgánicos rige en enero del 2014

Desde el 2008, la UE reconoce las certificaciones otorgadas por Costa Rica, facilitando las gestiones de comercio y baja en los costos arancelarios


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las Agencias Certificadoras de productos orgánicos y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), deberán cumplir desde enero del 2014 la nueva normativa establecida por la Unión Europea (UE).

El nuevo método tiene como objetivo asegurar el cumplimiento de los requisitos que definen a un producto vegetal como orgánico.

En el país, Eco-Lógica, BCS Öko Garantie, Control Unión, PrimusLabCR y Certificaciones Internacionales de Calidad Ltda., son las agencias que procurarán que se cumpla esa reglamentación.

A través de un comunicado de prensa, el MAG señaló que entre las principales medidas destacan "el aumento de la cantidad de inspecciones en campo y el incremento de muestras que se toman para realizar análisis de residuos de sustancias no permitidas en este sistema de producción".

Las Agencias Certificadores verifican el cumplimiento de las normas en 2.273 productores, 68 procesadores, unos 62 comercializadores y 14 inspectores, indicó el MAG.

"Esto es un nuevo reto para el país. El SFE brindará apoyo a las Agencias para que, por medio del trabajo conjunto, se pueda cumplir con las nuevas exigencias del mercado", indicó Karla Morales, jefe de la Unidad de Acreditación de Agencias Certificadoras de Productos Orgánicos (ARAO) del SFE.

Las nuevas regulaciones están contenidas en el Reglamento Ejecutivo UE N°. 392/2013 del 29 de abril del 2013.

Entre algunos de los productos orgánicos que exporta Costa Rica a la UE están el banano, café, cacao, noni, piña y sábila.

En el 2008, ese organismo otorgó a Costa Rica el reconocimiento de País Tercero; es decir, reconoció las certificaciones otorgadas por Costa Rica, facilitando las gestiones de comercio y baja en los costos arancelarios.

Sostenbilidad y financiamiento