LA EVALUACIÓN INCLUYE CUATRO FASES DEL CICLO DE VIDA DE LOS PRODUCTOS

Nueva norma técnica permite a empresas controlar consumo de agua

Florida Bebidas fue la primera empresa en recibir la certificación tras comprobar los esfuerzos que realizan en ahorro del agua y compensación


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco) presentó una nueva norma técnica denominada "Huella de Agua" con la que pretende evaluar el impacto ambiental de las organizaciones sobre el agua y así buscar una mejorara en la gestión de este recurso.

Mauricio Céspedes, director ejecutivo de Inteco, explicó que con esta nueva norma podrán identificar las oportunidades para reducir el desperdicio del agua asociado a la fabricación de los productos y a la prestación de sus servicios en sus distintas etapas del ciclo de vida.

Para su desarrollo, la Organización Internacional de Normalización (ISO) incluyó dentro de la normativa una evaluación detallada que considera todas las etapas del ciclo de vida de los bienes y servicios, desde la adquisición de la materia prima para su fabricación hasta su distribución final.

Ante esto, la evaluación de la Huella de Agua debe cumplir cuatro fases del ciclo de vida de los productos: definición del objetivo y campo de aplicación, análisis del inventario de la huella de agua, evaluación del impacto de la huella y la interpretación de los resultados obtenidos.

"Con la medición de la huella, se obtienen todos los datos del proceso que involucren su consumo, como por ejemplo dónde, cuándo y cuánto recurso hídrico se utiliza o se contamina durante la elaboración de cualquier producto. De igual forma, especifica cuál es el tipo de agua, de lluvia o subterránea, que se manipula en ese proceso permitiendo mejorar su uso", indicó Céspedes.

Florida Bebidas da el primer paso

En la actividad de presentación, Inteco entregó la certificación de Huella de Agua a Florida Bebidas, convirtiéndose así en la primera empresa costarricense en cumplir con la norma. 

Esta empresa logró en los últimos 10 años reducir un 47% en el consumo del líquido y la compensación mediante pagos por servicios ambiental, proyectos de agua comunitaria y cosecha de agua de lluvia. Florida Bebidas y Agua Cristal se hicieron acreedores de esta certificación en las categorías de empresa y producto.

"Esta certificación es una gran reconocimiento al esfuerzo que hemos venido realizando de forma sistemática desde el 2005 en medir y reducir nuestra huella de agua. Una vez más asumimos el liderazgo en materia ambiental que nos ha caracterizado para validar externamente nuestros compromisos ambientales", indicó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Bebidas.

La verificación realizada comprende la cuantificación de todos los consumos y vertidos generados en todas las instalaciones y actividades que componen la organización lo cual incluye la planta de cerveza, planta Pepsi, Planta Tropical, Centros de Distribución en Costa Rica, edificio corporativo, oficinas y tienda de Vinum en Tibás, instalaciones de servicios comerciales (rotulación, eventos especiales, refrigeración) y planta de reciclaje postconsumo.

Sostenbilidad y financiamiento