Industria local recupera residuos de PVC para nuevos usos

Es una alternativa para disminuir impacto ambiental de plástico en rellenos sanitarios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Lo que para algunos se ha convertido en un problema –entre ellos, los gestores ambientales– para otros significa una industria creciente y 100% local.

El plástico PVC es fuente de preocupación para quienes luchan por su adecuada recuperación, tratamiento y reutilización, y evitar que termine en rellenos sanitarios.

Sin embargo, para algunas empresas costarricenses, su recuperación y reprocesamiento no solo es posible sino fuente de ganancias y de apertura de nuevos mercados.

Una de ellas es Resintech –único exportador en su categoría registrado–, con más de 30 años en la producción de componentes de PVC. La compañía recupera del mercado, plástico posconsumo y, bajo formulaciones establecidas y certificadas, prepara mezclas para convertir aquel residuo en nuevo PVC para usos industriales.

“El PVC tiene la mayor cantidad de aplicaciones y una extraordinaria versatilidad”, detalló Manuel Murillo, gerente general de Resintech.

Incluso, obtienen desechos de grandes fabricantes, como Durman Esquivel, o empresas de zonas francas.

A lo interno

No obstante lo anterior, empresas como Amanco, Conducen y Durman Esquivel han aumentado su capacidad para reprocesar sus propios desechos y aprovecharlos de nuevo en la cadena de producción.

Al menos así lo corroboró Francis Durman, presidente de Durman Esquivel, filial de la brasileña Aliaxis.

Resintech también compra en los mercados externos.

En los últimos siete años, ha logrado reciclar 6,8 millones de kilos de PVC. Actualmente, está entre 80 y 100 toneladas al mes.

Cuando el plástico está completamente degradado, contó Murillo, la tendencia es a botarlo como basura convencional, pero “nosotros nunca llevamos material al relleno sanitario”, dijo.

Internamente, uno de los compradores de los componentes de PVC es Molduras & Perfiles S.A., ubicada en Heredia.

La firma elabora al menos 600 productos diferentes; desde perfiles y moldes para ventanería, escaleras, cubetas, hasta empaques para refrigeradores.

Con una planilla de entre 25 y 30 colaboradores y cinco líneas de producción, Molduras & Perfiles exporta el 25% de su producción pero la expectativa es terminar el 2013 con el 40% en mercado externos y en un mediano plazo alcanzar la meta del 70%.

De los insumos que requiere, el 98% es compuesto virgen y el 2% reciclado.

Su gerente, Juan Pablo Marino, explicó que crecerán en mercados donde ya tienen presencia como Centroamérica y el Caribe y generarán nuevos clientes en Estados Unidos y México.

Tanto Murillo como Marino creen que con el ingreso de manufactura médica y de otras industrias instaladas en zona franca, se ha incrementado el volumen de residuos de PVC, un fenómeno que se une a la incapacidad de las municipalidades de recoger, disponer y buscarle adecuado tratamiento a ese material tal y como lo exige la ley.

Asimismo, persiste un mercado informal que saca provecho del plástico tipo PET pero no gestiona el PVC y, si lo hace, cobra elevados precios. El mercado cobra más de $1.200 la tonelada.

Se estima que apenas se logra reprocesar el 40%.

Murillo calcula que el país genera unas 50 toneladas mensuales de PVC flexible y otras 20 toneladas de material rígido al año.

“Nosotros sí podemos certificar una adecuada gestión, pero no todos lo hacen porque se dedican solo a moler o extrusar sin el conocimiento técnico para modificarlo”, acotó.

Es justamente lo que organizaciones como Aliarse procuran lograr: que se reglamente el concepto de responsabilidad extendida y se incorpore a la ley 8839 sobre gestión de residuos.

Mauricio Blandino, director de proyectos ambientales de Aliarse, especificó que tanto el fabricante, el que recicla e importa, como el consumidor, deben asumir su cuota de responsabilidad de los desechos que generan.

Valorizar residuos

Mercado: Desde hace dos años, la ley 8839 estableció el marco jurídico-institucional para gestionar de manera adecuada los desechos.

Temor: Ambientalistas y especialistas en el tema de reciclaje han externado su preocupación por la dificultad que tiene el plástico PVC de coprocesarse dado su contenido de ácido clorhídrico. Sus defensores creen que es un plástico con alto potencial de reciclaje y reutilización.

Actores: Aparte de Resintech y Molduras & Perfiles, hay otras empresas que se dedican a la industria del PVC; entre ellas, Petroplastic, La Serena, Plastiland y Polycom. Muchas industrias han cambiado el PVC por PET.

Fuente Archivo EF y entrevistas.

Sostenbilidad y financiamiento