INSTRUMENTO YA LO HAN LOGRADO SUIZA, LA UNIÓN EUROPEA Y ESTADOS UNIDOS

Costa Rica y Canadá acuerdan equivalencia en normativa de productos orgánicos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La normativa que regirá la acreditación y certificación de productos agropecuarios orgánicos entre Canadá y Costa Rica ya fue acordada entre ambos países que aceptaron su equivalencia, lo cual deja el paso libre para que exportadores ticos, dedicados a este subsector, puedan exportar hacia ese mercado norteamericano. 

El proceso de equivalencia era el paso que faltaba para que Canadá pudiera abrir su mercado a las frutas y vegetales producidos en suelo tico bajo la modalidad orgánica. El documento que verifica la equivalencia eximirá a los exportadores de realizar trámites o solicitudes de certificación ante una entidad canadiense. Es un logro que solo han alcanzado la Unión Europea, Suiza y Estados Unidos.

De acuerdo con información suministrado por el Servicio Fitosanitario del Estado, órgano adscrito al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con este acuerdo los costos de exportación se reducirán. 

"En la búsqueda de alternativas de producción agropecuaria armónicas con el ambiente, que satisfaga los gustos de consumidores que aspiran al consumo de productos sin la intervención de sustancias o métodos ajenos al entorno ecológico, los productores costarricenses podrán ofrecer una amplia gama de productos orgánicos", dijo Gloria Abraham, ministra del MAG.

La jerarca enlistó algunos: arroz, banano, puré de banano, cacao, café, caña de azúcar, mora, naranja, noni, piña, sábila, legumbres, hortalizas, frutas y especies.  Ella admite que, si bien la mayor parte de las exportaciones de productos agrícolas orgánicos se dirige a la Unión Europea, región con la cual también se firmó en el 2008 un acuerdo similar al firmado el día de hoy con Canadá, este mercado norteamericano podría ver incrementadas las compras de productos orgánicos desde Costa Rica. 

Anabel González, ministra de Comercio Exterior, también recalcó el acuerdo como un avance en la administración de los Tratados de Libre Comercio que se encuentran vigentes. "Es un ejemplo concreto de un mecanismo de facilitación del comercio que permite maximizar los beneficios arancelarios adicionando esquemas de cooperación regulatoria que facilitan que nuestros productos cumplan con las regulaciones técnicas exigidas en mercados altamente competitivos", dijo.

Sostenbilidad y financiamiento