Negocios de la salud se expanden hacia nuevos nichos de mercado en Costa Rica

El turismo médico es ahora solo uno de las seis actividades de la creciente industria de la Salud Global

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Durante los últimos años, Costa Rica ha destacado por ser un destino ideal para el desarrollo del turismo médico y la manufactura de equipo médico.

Sin embargo, las empresas relacionadas con el sector salud ahora procuran expandir sus nichos de mercado por medio de la consolidación de lo que ellos denominan la industria de la salud global.

El Consejo para la Promoción Internacional de la Medicina (Promed) estima ingresos anuales cercanos a los $338 millones solo por el arribo de extranjeros que se someten a procedimientos médicos en el territorio nacional.

Por su parte, la Coalición Costarricense de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde) detalló que en el 2013 las exportaciones de equipo de precisión y médico superaban los $1.547 millones.

No obstante, de tener éxito, con el establecimiento de la salud global, los ingresos por los servicios de salud podrían subir considerablemente y llenar de vitalidad la economía nacional.

Massimo Manzi, director ejecutivo de Promed, explicó que este tipo de industria reúne las actividades económicas que se desarrollan entre actores de distintos países y que tienen como objetivo una transacción, compraventa, desarrollo de proyectos o apertura de nuevas operaciones relacionados con la salud.

Negocios en desarrollo

El esquema de la industria de salud global está compuesto por seis áreas: en unas el país ya tiene camino recorrido y en otras apenas da sus primeros pasos.

Inicialmente, está el movimiento internacional de pacientes y retirados. En esta área se incluye lo que hasta el momento se considera como turismo médico.

Sin embargo, ese concepto cambiaría por el de turismo de salud, el cual no solo comprende la atención a extranjeros por parte de médicos y dentistas, sino también programas de yoga, de alimentación saludable y otros.

“Es lo que más se conoce, y en donde la mayor parte de nuestras iniciativas han estado enfocadas. Son todas aquellas motivaciones de viaje que no solo tienen que ver con un procedimiento médico o dental; nos referimos a turismo de bienestar, que es una tendencia creciente”, mencionó Manzi.

En el área de retirados, se pretende promover la creación de más comunidades para esta población, en las que no solo se les brinda una solución habitacional sino un conjunto de servicios enfocados en la asistencia en salud.

Este es un concepto similar al empleado en el complejo Verdeza en Escazú, un edificio con 61 apartamentos, que posee áreas comunes donde se fomenta la interacción social y cultural.

Otra de las áreas que comprende la industria es la realización de investigaciones clínicas, una tarea que se detuvo en 2010 tras un fallo de la Sala Constitucional debido a que no existía una ley que asegurara la seguridad de los pacientes.

Sin embargo, en abril pasado, se aprobó la Ley Reguladora de la Investigación Biomédica , lo que da vía libre para que empresas extranjeras como las casas farmacéuticas puedan realizar sus procesos en Costa Rica.

“Aquí el tema son los costos, son protocolos y ensayos muy caros, por lo que ven con buenos ojos realizarlos en otro país y así reducir costos”, añadió Manzi.

Una de las instituciones involucradas en esta área es la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) por medio de su Instituto de Investigación en Ciencias Médicas (Icimed), el primer espacio privado para estudios biomédicos en seres humanos en el país.

Pablo Guzmán, rector de la Ucimed, mencionó que para llevar a cabo este proyecto fue necesario hacer una inversión de ¢200 millones. Actualmente se están estudiando seis factibilidades.

Un tercer componente por trabajar es la tercerización de servicios de salud, el cual consiste en que entidades médicas extranjeras puedan contar a través de call centers con personal especializado que pueda realizar, por ejemplo, lecturas de imágenes y transcripciones médicas.

“Se toman placas y se envían las imágenes a otro país donde hay un centro que las lee, así el hospital se ahorra los costos de tener un especialista disponible las 24 horas del día”, señaló el director ejecutivo de Promed.

Homewatch Caregivers es una empresa de capital nacional que está involucrada en esta área en crecimiento. Esta brinda un servicio de monitoreo de la salud de sus usuarios, los cuales pueden estar en alguno de los 228 lugares donde la firma tiene presencia.

Otras áreas en la mira

El brindar servicios de salud a distancia es uno de los grandes retos que tiene el sector para establecer la industria de salud global. Para esto existe lo que denominan telemedicina o telesalud.

¿En qué consiste? Los pacientes en el extranjero podrán recibir consultas generales con sus médicos en Costa Rica a través de videoconferencias o tener segundas opiniones sobre diagnósticos. Asimismo, con el uso de diferentes aparatos el usuario podrá transmitir imágenes a su doctor.

International Doctors Network (IDN), de origen estadounidense, es una de las firmas que está incursionando en este nuevo sistema de atención. Esta red cuenta con 61 médicos costarricenses que pueden crear vínculos con pacientes estadounidenses.

Militsa Ruiz, CEO de la compañía, explicó que ellos desean implementar la telesalud como un medio de comunicación posterior a la atención médica brindada en territorio nacional.

“Aunque tengamos un médico en Estados Unidos, el paciente puede dirigirse directamente a su médico de Costa Rica con alguno de los productos tecnológicos. Le puede decir que observe la herida, tomarle la temperatura, entre otras cosas”, explicó.

Otra de las prácticas dentro de la industria es la atracción de inversiones para el desarrollo de hospitales. En Estados Unidos, diversos grupos hospitalarios están extendiendo su presencia en países de la región ante la salida de pacientes a nuevos mercados.

Massimo Manzi mencionó que este no es un tema nuevo a nivel nacional ya que el Hospital Cima es parte de una corporación cuya base está en Dallas, Estados Unidos, y el Hospital Santa Rita fue comprado por el grupo estadounidense Nueterra.

Finalmente, la salud global incluye el desarrollo del turismo educativo. Este consiste en atraer un flujo importante de estudiantes de medicina que, por el tema de costos, deben buscar escuelas de medicina fuera de sus países al menos para cursar los primeros años de la carrera.

Sostenbilidad y financiamiento